Mes de la enfermedad reumática

Con el Dr.:Carlos Ambrosoni. Reumatólogo.
n la pasada semana el Hotel Los Cedros, fue el punto de reunión para todos aquellos que anhelan encontrar una solución a su problema de dolores reumatológicos.
Estuvieron allí presentes, como anfitrión, el Dr. Carlos Ambrosoni, junto a un grupo de profesionales de CL.A.M.A.R., una asociación dedicada a pacientes con artritis reumatoidea, llegados desde Montevideo.
Esta asociación de profesionales, se formó como grupo de apoyo con el solo propósito de estar presente proporcionando toda la ayuda posible a estas personas que tanto lo necesitan, y de promocionar este tipo de reuniones.
En esta oportunidad, nos recibió el Dr. Carlos Ambrossoni y así dialogamos:
-¿Cuál es el fin de esta reunión?
“Antes que nada, porque Octubre fue declarado por la organización de la salud, como el mes de la enfermedad reumática. Y dentro de este mes, el 12, Día de la Reumatoidea y el 20 el Día de la Osteoporosis. Es por ello que se realizan este tipo de actividades, para concientizar a la gente de este padecimiento.
Dentro de artritis reumática existe un grupo de autoayuda que hace muchos años que trabaja en todo el país, aunque se lo conozca mas en Montevideo, y aprovecha este día con el fin de ayudar a este tipo de enfermo. Más que nada es difundir la existencia de grupos de autoayuda en artritis reumatoidea para ver si en Salto se puede formar un grupo.
-¿Por quién está compuesto este grupo que hoy llega?
Por psicólogos, médicos, con reuniones y actividades en conjunto para trasmitir, e informar al público en general, pacientes y familiares sobre el tema. Sabemos que la artritis reumatoidea es una enfermedad crónica, pero hoy por hoy y por suerte, se la puede tratar con medicamentos que responden a la enfermedad, tratando de detenerla o “curarla”, y que no produzca los trastornos de deformación e incapacidad, como a veces suele producir en personas jóvenes, mediana y mayor edad, hombre o mujer, más mujer, que hombre.
-Cuando nos habla de “curarla” ¿A qué se refiere?
Como toda enfermedad autoinmune, tiene empujes y remisiones.
Como también existen algunas que se auto limitan o desaparecen con el tratamiento, o por lo menos, no se le permite a la enfermedad que destruya las articulaciones.
-¿Hay personas que responden de distinta forma a la medicación?
Sí. Pero hoy, existen medicamentos que producen la remisión de la enfermedad, que no permita llegar a un estado que antes se llegaba con la destrucción de la articulación, incluso con la invalidez de la persona. Pasa que la medicación como todo en la medicina, ha sufrido una evolución de medicamentos antiinflamatorios y calmantes analgésicos.
Luego han aparecido medicamentos de primera línea que tratan de que no avance la enfermedad, como medicamentos oncológicos, que se usan a bajas dosis.
-¿Cómo cuáles?
Como el Metrotexate y lógicamente han aparecido los biológicos que son de última generación que se usan en muchas enfermedades, y que atacan la alteración inmunológica y los anticuerpos ante la enfermedad, que son los que producen la destrucción. O sea son medicamentos con una tecnología mucho más avanzada y un costo mucho mayor, pero por suerte, casi todos están en el Fondo Nacional de Recursos, o sea que esto le permite a toda la población a tener acceso.
-¿Cómo se promociona este tipo de encuentros?
Estamos en Salto con la visita de profesionales de CL.A.M.A.R (Grupo de ayuda de la artritis reumatoidea), venidos desde Montevideo, y estamos promocionando y que todos los enfermos sepan que ellos están a las órdenes para cuando deseen formar un grupo de autoayuda.
-¿Cómo se sobrelleva padecer de artritis reumatoidea?
Requiere de psicólogos, fisioterapeutas, de un grupo interdisciplinario de atención, con sus respectivos análisis y controles. También requiere de ejercicios, de la parte emocional, y tratamientos que por supuesto son crónicos y hay que cumplir las pautas.
Viene épocas de empujes y remisiones, pero por supuesto lo que se busca es que los periodos de remisiones sean más largos y menores los de los empujes. Y buscar si es posible conseguirlo, que se remita la enfermedad, definitivamente o por lo menos por muchos años. En muchos casos se lo consigue.
-¿Por qué se da un empuje?
Puede ser por muchas razones. Por estrés, por infecciones, o puede ser por la misma enfermedad, que por más que se hagan todas las indicaciones que se le de sobre cuidados, tratamientos o ejercicios, pero si el genio evolutivo de cada uno está agresivo, no cede. Igualmente hay factores que uno debe evitarlo. Como en la osteoporosis, el cigarrillo, todo tipo de drogas. Hay que hacer ejercicios, bajar de peso, entre otros. El climático tiene mucho que ver, pero este como la genética, no depende de nosotros.
-¿Habrá pronto una próxima reunión de estas características?
La idea es, después de esta primera, seguir con otras. Ojalá la gente acompañe.
CL.A.M.A.R
En esta oportunidad EL PUEBLO pudo recoger la palabra de una integrante del grupo CL.A.M.A.R, la psicóloga Dinora Beitler, que al preguntarle sobre cómo respondía la población a este tipo de iniciativas, nos dijo:
“Lo que se busca es que los pacientes comiencen a acercarse a este tipo de charlas, y se nucleen. Los que estamos hoy aquí, son los pacientes del grupo CL.A.M.A.R, que funciona desde hace 18 años y la idea es poder trasmitir la experiencia de estar unidos en grupo, compartir las vivencias, hablando desde la propia experiencia de vida.
Es tratar de trasmitir lo que significa vivir con la enfermedad, afrontarla, no permitiendo que esa enfermedad se haga cargo de la vida de uno y cada paciente deje de llamarse por su nombre y se llame poliartrítico. Cómo poder aceptarla y poder llevar adelante la vida.
El nuestro es un grupo muy lindo y nuestro mayor deseo es que la gente comience a agruparse y no haya solamente CL.A.M.A.R Montevideo, sino que haya muchos CL.A.M.A.R en todo el país. Tengo conocimiento de que en Paysandú, existe un grupo de los nuestros, solamente tiene otra dinámica, se trabaja de otra manera.
-¿Cómo es la dinámica del grupo?
Es muy buena. Se comienzan a apoyar entre los pacientes, y realmente los empujes empiezan a ser menores. Porque la parte emocional, tiene muchísimo que ver en todo esto, ya que es autoinmune. Entonces es el lugar donde tienen para abrirse y comunicarse. Porque puede que aunque esté con sus familiares, tenga mucha contención, pero no es lo mismo, no alcanza.
Es un espacio que tiene el paciente para estar con sus pares. El que padece el mismo dolor es que el que te puede entender desde ese mismo lugar. Uno de afuera lo puede llegar a ver, pero quien lo vive de la misma forma, sabe de lo que le está hablando. Por eso es tan importante que realmente la gente se junte, dejando de ser paciente de esperar.
Es empezar a hacerse cargo y ocupar otro lugar. Pudiendo verlo así, en forma distinta y participativa”.
maryssabel11@hotmail.com. Mary Olivera.







Recepción de Avisos Clasificados