México: hallan fosas comunes y sospechan que se trata de los 43 estudiantes desaparecidos

Las autoridades sospechan que la Policía colaboró en la desaparición, ocurrida después de unos ataques conjuntos de agentes y presuntos criminales.

Estas calles y montañas «son territorio de los malos» (miembros del crimen organizado), dice el mexicano José García sobre la zona donde el sábado fueron halladas fosas clandestinas con cadáveres que se teme que sean de los 43 estudiantes desaparecidos hace una semana.

García, vecino de la comunidad de Pueblo Viejo del municipio de Iguala, explica a la AFP que por las noches las camionetas de los criminales son las dueñas de estos caminos y que los delincuentes suelen ocultarse en cuevas de los cerros próximos. A veces se detecta su presencia cuando encienden fogatas.

La Policía nunca venía por aquí «hasta esta semana, que estuvieron pase y pase para allá arriba», dice García mientras señala el punto donde se unen dos montañas y en cuyas faldas se hallaron las fosas clandestinas.

Las autoridades sospechan que policías municipales de Iguala colaboraron en la desaparición de los 43 estudiantes ocurrida después de unos ataques conjuntos de agentes y presuntos criminales en esa localidad de la convulsa región de Guerrero.

Una treintena de personas han sido detenidas, incluidos al menos 22 policías municipales que balearon a los estudiantes y también presuntos miembros del grupo criminal Guerreros Unidos, para el que se cree que trabajan los agentes.

Nada se sabe de las 43 personas que sobrevivieron a los tiroteos. Testigos dijeron haber visto cómo, tras los disparos, decenas de ellos eran trasladados en patrullas policiales hacia algún lugar desconocido.

Mientras las autoridades mantienen su hermetismo sobre el número de cadáveres hallados el sábado y sus identidades, policías en el lugar dijeron a la AFP que serían al menos 15 los cuerpos hallados en seis fosas.

Equipos forenses especiales continuaban este domingo las tareas de búsqueda de cadáveres en las fosas, situadas en un lugar montañoso de díficil acceso, cercano a Pueblo Viejo.

as autoridades sospechan que la Policía colaboró en la desaparición, ocurrida después de unos ataques conjuntos de agentes y presuntos criminales.
Estas calles y montañas «son territorio de los malos» (miembros del crimen organizado), dice el mexicano José García sobre la zona donde el sábado fueron halladas fosas clandestinas con cadáveres que se teme que sean de los 43 estudiantes desaparecidos hace una semana.
García, vecino de la comunidad de Pueblo Viejo del municipio de Iguala, explica a la AFP que por las noches las camionetas de los criminales son las dueñas de estos caminos y que los delincuentes suelen ocultarse en cuevas de los cerros próximos. A veces se detecta su presencia cuando encienden fogatas.
La Policía nunca venía por aquí «hasta esta semana, que estuvieron pase y pase para allá arriba», dice García mientras señala el punto donde se unen dos montañas y en cuyas faldas se hallaron las fosas clandestinas.
Las autoridades sospechan que policías municipales de Iguala colaboraron en la desaparición de los 43 estudiantes ocurrida después de unos ataques conjuntos de agentes y presuntos criminales en esa localidad de la convulsa región de Guerrero.
Una treintena de personas han sido detenidas, incluidos al menos 22 policías municipales que balearon a los estudiantes y también presuntos miembros del grupo criminal Guerreros Unidos, para el que se cree que trabajan los agentes.
Nada se sabe de las 43 personas que sobrevivieron a los tiroteos. Testigos dijeron haber visto cómo, tras los disparos, decenas de ellos eran trasladados en patrullas policiales hacia algún lugar desconocido.
Mientras las autoridades mantienen su hermetismo sobre el número de cadáveres hallados el sábado y sus identidades, policías en el lugar dijeron a la AFP que serían al menos 15 los cuerpos hallados en seis fosas.
Equipos forenses especiales continuaban este domingo las tareas de búsqueda de cadáveres en las fosas, situadas en un lugar montañoso de díficil acceso, cercano a Pueblo Viejo.