Mientras continúa la gran ganadora de los Oscar, “Birdman”, llega lo último de Will Smith, “Focus”

Para empezar, no se trata de una película con la historia de la encuestadora salteña, pero no dudamos que la comparación del título de la película y su temática no le caiga demasiado bien al titular de la misma pues como subtitulo adquirido en la traducción, debemos incorporar “Maestros de la estafa”.
En realidad se trata de de la historia de Nicky (Will Smith), un maestro de la estafa, quien se ve involucrado sentimentalmente con la novata estafadora Jess (Margot Robbie, a quien conocimos en el 2013 con lujo de detalles en la película “Lobo de Wall Street” junto a Leonardo Di Caprio).
Mientras que él le enseña los trucos del oficio, ella se acerca demasiado al área de confort y él rompe abruptamente la relación. Tres años más tarde, la anterior novata ahora convertida en una mujer fatal, aparece en Buenos Aires en el medio del circuito de carreras de autos de altas apuestas. En medio del último peligroso plan de Nicky, ella tirará sus planes por la borda y pondrá al consumado estafador fuera de juego.
Como hecho anecdótico, la pareja inicial pensada por la producción para protagonizar esta película no estaba integrada ni por Smith ni por Robbie pues se planeó involucrar desde el principio a Ryan Gosling y a Emma Stone quienes habían trabajado juntos en “Crazy, Stupid, Love”. Después que Gosling descartó el papel, el mismo le fue ofrecido a Brad Pitt pero se negó y Ben Affleck, que dejó el papel por conflictos con sus horarios. Kristen Stewart también fue seleccionada pero luego se negó.
BIRDMAN
“Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)”, cuenta la historia de un actor que busca por primera vez en su carrera el reconocimiento de sus pares y de la crítica. Ese actor es Micheal Keaton. En la ficción y en la vida real, porque uno sabe que en 1989 Keaton fue el Batman de Tim Burton, en dos ocasiones (a diferencia del personaje que recrea en esta película que interpretó en el cine al superhéroe Birdman en tres oportunidades), tras lo cual su carrera quedó opacada en un sin número de desaciertos. No es otra cosa que una ironía en paralelo que tiene como común denominador a Keaton.
Algún despistado podría llegar a pensar que el mexicano Alejandro González Inárritu se inspiró en la vida de Keaton para hacer esta película, pero si luego de escribir el guión no se le hubiese ocurrido que Keaton debía ser el actor para interpretarla a modo de exorcismo de su propia vida, hubiese sido un desperdicio. No es otra cosa que una giñada que Keaton se hace a sí mismo.
La cuestión es que a sus 63 años, Keaton, al igual que el personaje que interpreta, ve resurgir su carrera cuando ya se convencía que había perdido todos los trenes que lo condujesen al reconocimiento de sus pares y de la crítica. Tarea que logró gracias a su ductilidad actoral (de pasar del drama a la -
comedia y viceversa de manera magistral), así como también por haber sido muy bien dirigido y contenido por González Inárritu.
Pero la maestría de esta película no está en la buena actuación de todos, no solo de Keaton, sino en la dirección y en la edición de la misma, donde se propone al espectador ver esta película de un solo tirón, como si se tratase de una sola toma, como ya hiciera el gran e inigualable (aunque bastante plagiado) Alfred Hitchcock en su película “La soga” (1948).
Algo que terminó siendo reconocido por la industria del cine yanqui, al ser proclamada como la gran ganadora de la 87º edición de los premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, más conocidos como los Oscar. No solo se alzó con la estatuilla de la mejor película, sino que además se llevó la mejor dirección para González Iñárritu, el mejor guión original y fotografía para el trabajo soberbio de Emmanuel Lubelzki.
BOB ESPONJA: UN HÉROE FUERA DEL AGUA
Bob Esponja y sus amigos regresan a la pantalla grande con una nueva película. ¿Quién no recuerda la clásica serie de Nickelodeon “Bob Esponja pantalones cuadrados”? La divertida historia de una esponja cuadrada que vive debajo del mar que continúa cautivando a cientos de miles de niños alrededor del mundo.
En el año 2004 se estrenó la primera película basada en la serie. En esta nueva cinta se mezcla el mundo real y animado, donde los habitantes de Fondo de Bikini tendrán que enfrentarse al pirata Barba Burger (Antonio Banderas).
Bob Esponja, Patricio, Don Cangrejo, Calamardo y Arenita, deberán salir de las profundidades del mar para recuperar la receta de las  “cangreburgers” que ha sido robada a Don Cangrejo, pasando a nuestro mundo e interactuando con personas de carne y hueso mientras ellos se transforman en “bujos” 3D (parafraseando a la película “¿Quién engañó a Roger Rabbit?” de 1988).

Para empezar, no se trata de una película con la historia de la encuestadora salteña, pero no dudamos que la comparación del título de la película y su temática no le caiga demasiado bien al titular de la misma pues como subtitulo adquirido en la traducción, debemos incorporar “Maestros de la estafa”.

En realidad se trata de de la historia de Nicky (Will Smith), un maestro de la estafa, quien se ve involucrado sentimentalmente con la novata estafadora Jess (Margot Robbie, a quien conocimos en el 2013 con lujo de detalles en la película “Lobo de Wall Street” junto a Leonardo Di Caprio).

Mientras que él le enseña los trucos del oficio, ella se acerca demasiado al área de confort y él rompe abruptamente la relación. Tres años más tarde, la anterior novata ahora convertida en una mujer fatal, aparece en Buenos Aires en el medio del circuito de carreras de autos de altas apuestas. En medio del último peligroso plan de Nicky, ella tirará sus planes por la borda y pondrá al consumado estafador fuera de juego.

Como hecho anecdótico, la pareja inicial pensada por la producción para protagonizar esta película no estaba integrada ni por Smith ni por Robbie pues se planeó involucrar desde el principio a Ryan Gosling y a Emma Stone quienes habían trabajado juntos en “Crazy, Stupid, Love”. Después que Gosling descartó el papel, el mismo le fue ofrecido a Brad Pitt pero se negó y Ben Affleck, que dejó el papel por conflictos con sus horarios. Kristen Stewart también fue seleccionada pero luego se negó.

BIRDMAN

“Birdman o (la inesperada virtud de la ignorancia)”, cuenta la historia de un actor que busca por primera vez en su carrera el reconocimiento de sus pares y de la crítica. Ese actor es Micheal Keaton. En la ficción y en la vida real, porque uno sabe que en 1989 Keaton fue el Batman de Tim Burton, en dos ocasiones (a diferencia del personaje que recrea en esta película que interpretó en el cine al superhéroe Birdman en tres oportunidades), tras lo cual su carrera quedó opacada en un sin número de desaciertos. No es otra cosa que una ironía en paralelo que tiene como común denominador a Keaton.

Algún despistado podría llegar a pensar que el mexicano Alejandro González Inárritu se inspiró en la vida de Keaton para hacer esta película, pero si luego de escribir el guión no se le hubiese ocurrido que Keaton debía ser el actor para interpretarla a modo de exorcismo de su propia vida, hubiese sido un desperdicio. No es otra cosa que una giñada que Keaton se hace a sí mismo.

La cuestión es que a sus 63 años, Keaton, al igual que el personaje que interpreta, ve resurgir su carrera cuando ya se convencía que había perdido todos los trenes que lo condujesen al reconocimiento de sus pares y de la crítica. Tarea que logró gracias a su ductilidad actoral (de pasar del drama a la –

comedia y viceversa de manera magistral), así como también por haber sido muy bien dirigido y contenido por González Inárritu.

Pero la maestría de esta película no está en la buena actuación de todos, no solo de Keaton, sino en la dirección y en la edición de la misma, donde se propone al espectador ver esta película de un solo tirón, como si se tratase de una sola toma, como ya hiciera el gran e inigualable (aunque bastante plagiado) Alfred Hitchcock en su película “La soga” (1948).

Algo que terminó siendo reconocido por la industria del cine yanqui, al ser proclamada como la gran ganadora de la 87º edición de los premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, más conocidos como los Oscar. No solo se alzó con la estatuilla de la mejor película, sino que además se llevó la mejor dirección para González Iñárritu, el mejor guión original y fotografía para el trabajo soberbio de Emmanuel Lubelzki.

BOB ESPONJA: UN HÉROE FUERA DEL AGUA

Bob Esponja y sus amigos regresan a la pantalla grande con una nueva película. ¿Quién no recuerda la clásica serie de Nickelodeon “Bob Esponja pantalones cuadrados”? La divertida historia de una esponja cuadrada que vive debajo del mar que continúa cautivando a cientos de miles de niños alrededor del mundo.

En el año 2004 se estrenó la primera película basada en la serie. En esta nueva cinta se mezcla el mundo real y animado, donde los habitantes de Fondo de Bikini tendrán que enfrentarse al pirata Barba Burger (Antonio Banderas).

Bob Esponja, Patricio, Don Cangrejo, Calamardo y Arenita, deberán salir de las profundidades del mar para recuperar la receta de las  “cangreburgers” que ha sido robada a Don Cangrejo, pasando a nuestro mundo e interactuando con personas de carne y hueso mientras ellos se transforman en “bujos” 3D (parafraseando a la película “¿Quién engañó a Roger Rabbit?” de 1988).