Mientras estén dadas estas condiciones, Uruguay seguirá exportando ganado en pie hacia Turquía

Ministro Tabaré Aguerre

Hace pocos días estuvimos dialogando con el Ministro de Ganadería Agricultura y Pesca, Ing. Agr. Tabaré Aguerre, al cual concretamente le peguntamos que está pasando con las exportaciones de ganado en pie, concretamente en este caso a Turquía. De alguna manera en el Congreso “Del Campo al Plato” en Montevideo, el Ministro graficó claramente los pormenores de las faenas y exportaciones de ganado en pie en los últimos años, su impacto y hasta la posibilidad que existen de futuro. El Ministro analizó con mucha claridad las circunstancias que llevaron a varios comentarios sobre el tema, y a la posición que finalmente se adoptó en este sentido.

LA POSICIÓN DEL GOBIERNO

Preguntamos cuál es su posición frente a esta situación, a lo que señaló «La visión del Ministro es la visión del Gobierno, porque formamos parte del mismo. Para quienes pueden no entender los detalles del tema de la exportación de ganado en pie. En el año 1991 a 1993, quedó abierta la posibilidad de exportación de ganado en pie. Como bien dijo el Presidente, en realidad eso lo que pretende es darle la tranquilidad o seguridad al productor, de que en el momento de la comercialización, no quedará de  rehén de un posible acuerdo, yo no digo que exista, pero puede existir, cuando se da una circunstancia donde hay 10, 12 o 15 frigoríficos, y 50 mil productores ganaderos.

Todos sabemos que la producción de carne en el Uruguay tiene variables que son determinantes, los mercados internacionales, pero también el clima, juegan un rol muy importante.

POSICIÓN VENDEDORA

La posición más vendedora o menos vendedora del ganadero, tiene que ver con si tiene o no tiene pasto. Pero cuando no tiene pasto, obviamente aumenta la oferta y los precios caen. En ese momento de aumento de oferta, son circunstancias donde es importante que el productor tenga una alternativa comercial. Obviamente que ha habido posiciones discordantes a lo largo de la historia, sobre todo en la industria frigorífica, con respecto a este tema, y con argumentos de distinto tipo, proteger la inversión nacional, proteger el trabajo nacional, nadie puede discutir que lo mejor para un país es vender los productos con valor agregado, y no venderlos sin valor agregado…, pero también hay que atender las circunstancias de cada momento.

PERSPECTIVA HISTÓRICA

Lo que me parece importante es hacer una perspectiva histórica. Desde que se liberalizó la exportación de ganado, nunca se exportó más del 5% de las faenas anuales, que fue el año pasado. Históricamente ha estado entre el 3, el 1, hubo un año del 4% y el año pasado el 6,7%. Esto quiere decir que de 2.400.000 cabezas faenables, se faenaron 2.250.000 y se exportaron 170 mil. Primera cosa.

Segunda cosa, si analizamos cuanto se faena hoy con respecto a lo que se faenaba antes de que se liberalizara la faena, es mucho más. Alguien podría decir que esa medida entre otras ha incidido en la decisión de inversiones y de toma de riesgos de los productores, al sentirse protegidos de que no quedan en ningún caso, rehenes de una situación comercial. Por lo tanto suplementan mejor a los animales, hacen más praderas o invernan mejor. Esta es una explicación, tratando de encontrar una relación de causalidad, entre una medida tomada en el año 1993, y los resultados de hoy.

Alguien puede discutir lo que yo estoy diciendo. Lo que nadie puede discutir es que hoy se vende mucho más carne, que lo que se vendía hace años. Lo que se quiere decir con esto, la posibilidad de vender ganado en pie, hasta ahora, no ha sido una limitante para la producción nacional.

LO QUE OCURRE HOY

En ese sentido veamos lo que ocurre hoy. Hoy ocurre que hay una capacidad industrial instalada, mucho más importante que la que había antes. Debería haber un buen nivel de competencias entre las industrias frigoríficas entre ellas por una hacienda que es escasa. Pero también sabemos que hay un alto grado de concentración, de muchas plantas frigoríficas en algunas firmas. El otro elemento que hay hoy, es que este año, el país, destino de nuestras exportaciones en pie, ha sido Turquía, que es un país que tuvo hasta el 19 de setiembre, un régimen arancelario, diferente para la carne que para el ganado en pie.

La carne pagaba 225%  de arancel. Es decir si enviábamos una tonelada de carne de 3.000 dólares, entraba al mercado Turco a un valor de 10 mil dólares.

GANADO EN PIE

En cambio el ganado en pie, tenía un nivel de arancel del 135%, es decir había 90% de diferencia, entre un producto carne o el producto ganado en pie. Agravando eso, en el mes de mayo lo que ocurrió, fue que Turquía estableció cuotas para el ganado en pie, sin arancel, por lo tanto la diferencia entre llevar carne o llevar ganado en pie, parecería ilógico, pensado desde el punto de vista de la lógica de un país productor de carne de toda la cadena, permitir que una cantidad importante de su ganado, se fuera a un país que tiene, políticas arancelarias que distorsionan de esa manera.

LOS CAMBIOS

Porque digo que eso cambió, porque el 19 de setiembre, Turquía, estableció aranceles del 30% tanto para la carne como para el ganado en pie. Cuando el Presidente dice debemos revisar esta situación, es eso, debemos revisarla. Yo le pregunto a la audiencia «si mañana tuviéramos un país de un tamaño tan grande que fuera capaz de llevarse el 50% de nuestro rodeo, y estableciera un régimen de diferencia arancelaria entre carne y ganado en pie, como este tendríamos que permanecer, totalmente permisivos a que, el 50% del rodeo nacional se fuera.

Esa es una decisión correcta. Es una decisión correcta permitir que en una situación de corto plazo distorsionada por la tesorería del país importador, nos desbalanceara una cadena que lleva el esfuerzo de décadas.

LA INDUSTRIA

Pero después de muchas décadas, y ahora voy a quebrar una lanza por la industria frigorífica, que normalmente digo que tiene que haber más integración y que tiene que haber la mayor transferencia posible entre la industria y los productores. Después de muchisimos años este país, cuenta hoy, con una capacidad industrial frigorífica instalada del más alto nivel, con la última tecnología a nivel mundial, y basada en inversión genuina. A veces, algunos ejemplos que uno pone, podrían parecer poco simpáticos. Pero a riesgo de ello. Cuál era la historia de la industria frigorífica en la década del 50 al 80. Como era el negocio de un frigorífico.

El negocio de un frigorífico empezaba, comprando una deuda del dueño anterior que se había fundido, por el 20% del valor en el Banco y terminaba dejando 30 o 40 jaulas sin pagar con aquellos famosos bolsones, que acá en el norte muchos productores conocen, y si me están escuchando se acordarán bien.

Cuál era el negocio de esa industria. Para comprar por la cuarta parte de lo que valía, una deuda, y terminaba dando quiebra cinco o seis años después. Hoy no, hoy tenemos una industria frigorífica, algunas de ellas han invertido hasta 100 millones de dólares en los últimos años. Yo interpreto que la visión que esos empresarios tienen, se basa que en el mundo va a faltar carne.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...