Ministerio de Defensa concreta primera compra directa a CONAFPU, como organización registrada y habilitada

La Cooperativa Nacional de la Asociación deFaçonerosde Pollos Unidos (CONAFPU) conquistó su primera venta como organización habilitada en el Registro Nacional de Organizaciones Habilitadas (RENAOH). Se trata de una compra directa por parte del Ministerio de Defensa, que implicará la entrega de 14.000 kilos de pollo entero, 4.400 kilos de suprema y 2.400 kilos de muslos por año. “Es un volumen interesante y es una especie de prueba. Vamos a arrancar con esto y veremos cómo andamos. Ellos van a monitorear las condiciones de entrega, los plazos, las condiciones de la mercadería y, en función del buen cumplimiento, la idea será ir ampliando a otras áreas del Ministerio”, expresa el secretario de CONAFPU, Daniel Pereyra.
EL MENSAJE ES QUE SE PUEDE
CONAFPU fue la primera organización en quedar habilitada en el RENAOH. Ya tenía una experiencia previa de venta, con el Ministerio del Interior, a través de un convenio con la Intendencia de Canelones: “Ya teníamos los papeles en orden; ese ejercicio ya lo teníamos hecho, entonces, cuando sale la reglamentación, pudimos ser la primera organización en quedar habilitada y ahora somos la primera venta a través de la ley de compras públicas. Eso nos enorgullece”. “Nosotros siempre estamos tratando de transmitir a las otras organizaciones que se puede.
Que las cosas llevan trabajo, nada es fácil, pero hay que moverse y tener esperanza. Se puede y se está demostrando, somos varias cooperativas: la cooperativa de productores de cerdos, los horticultores de San Antonio, otra cooperativa de Canelón Chico que está terminando los trámites para quedar registrada… y todo gracias a la perseverancia, al esfuerzo”, sostiene Pereyra. Según el secretario de CONAFPU, muchas cosas han cambiado: “Ahora es más fácil, hay más apoyo: apoyo de la Dirección de Desarrollo para que las organizaciones se pudieran registrar; hubo apoyo financiero… Las herramientas están y hay que aprovecharlas, es el mensaje que queremos transmitir”. Esta compra directa en particular, para la cooperativa defaçoneros, tiene un gran significado: “primero, que la ley está funcionando; segundo, la esperanza de seguir golpeando otras puertas; y tercero, nos empieza a dar el volumen de masa crítica que vamos a precisar en la planta de faena”, dice Pereyra. Como se recordará, losfaçonerospresentaron un proyecto de planta de faena a instalar en San Jacinto, que está a estudio de INAC, que ya solicitó algunas modificaciones. Una vez que la planta esté operativa, podrán vender pollo trozado”.