Ministro boliviano dice que embajador argentino hace política con venta de gas

La Paz, 7 may (EFE).
El ministro de Hidrocarburos de Bolivia, Luis Alberto Sánchez, acusó hoy al embajador argentino en La Paz, Normando Álvarez, de hacer política con el tema de los envíos de gas natural boliviano al país vecino y sostuvo que la prioridad de la nación andina es su mercado interno.
Sánchez replicó así a declaraciones hechas en los últimos días por Álvarez, quien ha señalado que su país comprará gas natural a Chile para el invierno si Bolivia no informa en 15 días por escrito si está en condiciones de ofrecer mayores volúmenes para esa época.
«He visto las declaraciones de un embajador que ha hecho política. Él tiene que tener la claridad de que tenemos un contrato», sostuvo Sánchez en una entrevista con el canal estatal.
A su juicio, fue un acto «irresponsable» por parte del diplomático porque, según dijo, poco después de que hizo esas declaraciones se conoció que su país «había llegado a un acuerdo» para comprar gas natural licuado (GNL) a Chile.
«Lo que quiere hacer el embajador es justificar su compra, eso no tiene que mezclar aquí en Bolivia. Un embajador es para tener buenas relaciones, para tener armonía entre los dos países, pero que no venga a hacer política aquí», insistió.
El acuerdo vigente establece que Bolivia debería enviar actualmente al menos 20 millones de metros cúbicos diarios, pero el mes pasado hubo caídas hasta los 14 millones de metros cúbicos.
El ministro boliviano aseguró hoy que en lo que va de año, su país ha estado cumpliendo «al 100 por ciento» con los envíos de gas al mercado argentino.
Sánchez sostuvo, además, que la prioridad para Bolivia es atender la demanda interna, que actualmente llega a 16 millones de metros cúbicos diarios de gas, y que los «excedentes» van a los «mercados secundarios», que son Argentina y Brasil.