Mujer denunció que su concubino la tomó del cuello para asfixiarla, teniendo que darle una patada para zafarse de él

Los casos de violencia doméstica en perjuicio de las mujeres no tienen fin. Algunos de ellos, incluso, llegan a ser tan violentos, que ponen en riesgo la vida de la mujer.
Para ejemplificar el asunto alcanza con reproducir la denuncia que en la jornada de ayer efectuó una fémina en perjuicio de su concubino, en la Unidad Especializada en Violencia Doméstica.
La dama comentó que la relación con el denunciado “venía mal” desde hacía días, por lo que en la noche del viernes “discutieron una vez más”. El hombre comenzó a insultar a su pareja, como era costumbre y en determinado momento “tomó una actitud agresiva”, de acuerdo a la declaración textual de la mujer, a quien tomó del cuello y comenzó a apretar con fuerza con claras intenciones de asfixiarla. La dama, que ya no podía respirar, le pegó una patada al agresor, con lo que logró soltarse y fugarse de la vivienda.
La denunciada, quien está decidida a abandonar el domicilio que comparte con el violento sujeto, solicitó la prestación de garantía para sacar sus pertenencias y también solicitó la prohibición de acercamiento, relacionamiento y comunicación del sujeto hacia su persona.
DOS CASOS DE AMENAZAS
Un hombre denunció que hace algunos días comenzó a recibir mensajes de texto en su celular con “insultos y amenazas” por parte de una dama, quien le reclama una deuda que no existe, según el denunciante. El sujeto dio cuenta del hecho en la Seccional Segunda, donde se investigan los motivos de la reacción de la denunciada.
En tanto, una femenina, por su parte, denunció que desde hace dos semanas una mujer la insulta “con un bajo vocabulario”, mediante mensajes de texto y llamadas a su celular y también la amenaza con agredirla físicamente. La damnificada se presentó en la Seccional Quinta, donde aseveró que teme por su integridad física, ya que la denunciada “es muy agresiva”.

MOTONETISTA CHOCÓ CONTRA AUTO ESTACIONADO
Un motonetista resultó politraumatizado, luego de chocar su motocicleta contra un automóvil que estaba estacionado.
Al ser indagado al respecto, el motonetista “manifestó incoherencias debido a su estado alcohólico”, de acuerdo a lo que informó oficialmente la Jefatura de Policía, basándose en el informe que redactó la Brigada de Tránsito, quien intervino en el hecho.
El hombre en cuestión circulaba en una motocicleta Yumbo -matrícula HIG 175- por la calle Varela hacia el oeste, y por motivos que se desconocen chocó contra un auto que estaba estacionado en esa misma arteria, sobre el cordón norte, entre las calles Rincón y 18 de Julio.
El motonetista fue asistido en el lugar por el médico de una emergencia móvil, quien constató que no había sufrido lesiones graves.
ACCIDENTE SIN LESIONADOS
El conductor de una camioneta perdió el dominio del vehículo, por circunstancias que se investigan y terminó llevándose por delante varios mojones de la ruta 31, sobre el kilómetro 36.
Afortunadamente no hubo que lamentar lesionados, dado que el conductor resultó ileso accidente. El vehículo, en cambio, sufrió varios daños a causa de los golpes sufridos.
DAÑO EN CASA DE FAMILIA
Un hombre mayor de edad denunció en la Seccional Tercera que un grupo de jóvenes rompió el vidrio de una ventana de su vivienda mediante apedreo.
El damnificado admitió haber mantenido “una discusión” con los agresores, quienes se retiraron del lugar y aparecieron momentos más tarde frente a su domicilio lanzando las piedras que provocaron el daño comentado.
OTRO MOTONETISTA LESIONADO
Otro motonetista resultó politraumatizado, luego de chocar su vehículo contra un automóvil. El hecho ocurrió en Avenida Solari entre las calles Guaviyú y Catalán, donde un Chevrolet Vectra -matrícula HAX 070- que se encontraba estacionado, ingresó a la circulación y fue colisionado por una motocicleta Vital -matrícula HKR 254-, que circulaba por la calle Solari hacia el norte. El conductor del birrodado sufrió heridas leves, que no requirieron mayor atención.
El juez penal de turno se dio por enterado del caso, disponiendo que se lo vuelva a enterar de existir denuncia.
HURTO DE COMERCIO
El dueño de un comercio se encontró con una desagradable sorpresa, cuando procedió a abrir el mismo en la mañana de ayer. El susodicho descubrió que personas extrañas habían ingresado al interior del lugar, tras forzar una reja y romper los candados de una puerta de dos hojas de madera.
Los ladrones se llevaron cuatro botellas de litro de vino marca “D’ La Colonia”, cuatro botellas de litro de whisky “Jhonnie Walker”; dos barras de chocolates “Milka”, cinco tortas de fiambre, 500 pesos en billetes y $300 en monedas, seis cajas de cigarrillos “Coronado” y cuatro cajas de cigarrillos “Nevada”, todas de 20 unidades cada una. El hecho fue denunciado en la Seccional Primera, donde se realiza la investigación de rigor.
HURTO DE PANEL SOLAR
El arrendatario de un establecimiento rural sito en Pueblo Lavalleja denunció el robo de un panel solar. Un grupo indefinido de malvivientes se llevó el equipamiento del lugar, pero dejó la batería, el electrificador de energía y el armazón del panel.
El hurto es investigado por los efectivos de la Seccional Décima de la localidad en cuestión.
HURTO DEL BAÚL DE UNA MOTO
Un hombre hizo algunas compras en un comercio céntrico y guardó los productos adquiridos en el baúl de su motocicleta, para ir a realizar otra diligencia.
Al llegar al segundo lugar, el sujeto se bajó del birrodado y lo dejó estacionado por algunos minutos. Cuando retornó a ocuparlo, descubrió que alguien había abierto el baúl y se había llevado las tres botellas de aceite, los dos kilos de mortadela y los tres kilos de arroz que había colocado allí. El hecho fue denunciado en la Seccional Segunda, donde se practican las averiguaciones del caso.