Mujica: entiende que los Estados Unidos “están en retirada”

El presidente de Uruguay, José Mujica, dijo que Estados Unidos «está en retirada» y consideró que ese país «ya no es el patrón absoluto», en una entrevista publicada este domingo por un nuevo diario argentino.
«A los Estados Unidos tenemos que ayudarlo a ver que está en retirada, que debe administrar la retirada. Empezó a perder, tiene que darse cuenta de que hay otros, ya no es el patrón absoluto», sostuvo Mujica a «Tiempo Argentino», un periódico de alcance nacional lanzado este domingo. Para el mandatario uruguayo, su homólogo Barack Obama «representa una necesidad histórica de los Estados Unidos de adaptarse» a «ser alguien importante, pero entre otros importantes».
«Es toda una crisis para la sociedad norteamericana esto. Porque produce licencias, la aparente falta de poder en el mundo», subrayó el ex guerrillero tupamaro. El jefe de Estado uruguayo, que asumió su cargo en marzo pasado, también se refirió a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), organismo del que desconoce «hasta dónde» llegará y en el que Brasil «juega un partido con su hegemonía real, como aprendió Alemania después de dos guerras».
«No sé qué va a ser la Unasur todavía. Por algo tenemos nuestro origen hispano, profundamente castellano: somos especialistas en obedecer sin cumplir, entonces inventamos organismos y no funcionan», enfatizó Mujica, quien manifestó que si Brasil se mantiene «un poco al margen, no sirve para nada».
También defendió su apoyo a la designación del ex presidente argentino Néstor Kirchner (2003-2007) como secretario general de la Unasur durante la cumbre del bloque, celebrada a comienzos de este mes a las afueras de Buenos Aires.
«Andar bien con los vecinos es el principio», sentenció Mujica en alusión al Gobierno argentino de Cristina Fernández, que en los últimos meses había lanzado una ofensiva política en la región para lograr el apoyo unánime al nombramiento de su esposo y antecesor. El respaldo de Uruguay a la designación de Kirchner sirvió además para descomprimir el conflicto que afrontaron los dos países en los últimos años por la instalación de una papelera de la finlandesa Botnia en la uruguaya Fray Bentos y a la vera de un río de administración compartida.
«Llevamos cinco años (de conflicto) y se amontonaron problemas en la agenda (bilateral), que vistos en su conjunto son más importantes que el puente» que une Fray Bentos y la argentina Gualeguaychú, bloqueado desde hace más de tres años por ecologistas que rechazan la fábrica de celulosa, dijo el presidente uruguayo.
«Vivimos 200 años sin puente. Podemos vivir otros 200 así», añadió.
La Asamblea Ambiental de Gualeguaychú, que bloquea el paso, se reunió ayer para definir el futuro del corte tras el reciente fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya que habilitó que la papelera mantenga su funcionamiento.
«Menos mal que los movimientos ecologistas existen y han llamado la atención sobre problemas que son muy importantes. El problema que tienen es que suelen evolucionar hacia un fundamentalismo en el que, en el fondo, ni ellos mismos creen», afirmó el mandatario uruguayo.