Mujica firmó proyecto de ley que rebaja al cargo fijo de UTE, Antel y a las frutas y verduras

El presidente José Mujica firmó el proyecto de ley que rebaja el IVA al cargo fijo de UTE, Antel y a las frutas y verduras. La iniciativa será enviada en las próximas horas al Parlamento. Además habrá una rebaja que no se esperaba en el precio de la apuesta del Cinco de Oro, juego que tendrá algunos cambios.
El mandatario aseguró la causa principal de la inflación a la conducta consumista de la población. «La gente compra y compra, y si no tiene plata pide para seguir comprando», señaló.
El lunes, en tanto, comenzará a regir el acuerdo entre el Ministerio de Economía y varias cámaras comerciales para congelar por dos meses el precio de 300 artículos de la canasta básica.
Habrá otra rebaja un tanto inesperada: el precio de la apuesta del Cinco de Oro. El juego será reformado por la caída en sus ventas en los últimos dos años.
El Poder Ejecutivo terminó de definir en las últimas horas los detalles generales de la batería de medidas que aplicará para contener la inflación, luego que el alza de precios llegara a este mes a 9,82% interanual, encendiendo todas las alarmas en el Gobierno.
Por un lado está pronto el proyecto de ley para que el Parlamento apruebe una rebaja en el IVA a las tarifas de determinados organismos públicos y ciertos productos de consumo básico.
En concreto, se trata de la baja en ese tributo a los cargos fijos en la factura de UTE y de ANTEL, y la exoneración cuanto se trate de importación de frutas y verduras.
El proyecto de ley, que se espera sea aprobado rápidamente, fue firmado este viernes, según confirmó el presidente José Mujica. El mandatario visitó el Gregorio Aznárez.
En ese pueblo del departamento de Maldonado el Estado recuperó unas 4000 hectáreas para instalar un proyecto socioeducativo que incluirá una sede UTU, un tambo, un centro MEC y un centro CAIF, así como un complejo de Mevir.
En ese marco consultado en rueda de prensa, Mujica dijo que «firmó» varias cosas para paliar la suba de precios, y planteó su visión de porqué se produce esta alza.
«Es difícil porque hay mucho pode adquisitivo en la gente, la gente compra, compra y compra. Y si no puede, pide crédito pero sigue comprado. Es bravo», dijo Mujica.
La segunda «pata» de esta política del Gobierno contra el alza del IPC es al acuerdo, ratificado este viernes, para «congelar» los precios de 300 artículos que conforman la canasta básica.
Así se confirmó en una reunión entre el Ministerio de Economía con las autoridades de Cambadu, la Cámara de la Industria Frigrorífica, la Cámara de Importadores y la Asociación de Supermercados.
Comenzará a regir el próximo lunes, en principio por un lapso de sesenta días. El acuerdo no contempla frutas y verduras porque justamente estos productos estarán comprendidos en el proyecto de ley del Gobierno.
En el mes de mayo, las partes volverán a reunirse para evaluar la situación y definirán si es conveniente extender el acuerdo o si se requieren otro tipo de medidas. Por ahora el Poder Ejecutivo descarta de plano recurrir a un «control de precios» como sucede en otros países.

El presidente José Mujica firmó el proyecto de ley que rebaja el IVA al cargo fijo de UTE, Antel y a las frutas y verduras. La iniciativa será enviada en las próximas horas al Parlamento. Además habrá una rebaja que no se esperaba en el precio de la apuesta del Cinco de Oro, juego que tendrá algunos cambios.

El mandatario aseguró la causa principal de la inflación a la conducta consumista de la población. «La gente compra y compra, y si no tiene plata pide para seguir comprando», señaló.

El lunes, en tanto, comenzará a regir el acuerdo entre el Ministerio de Economía y varias cámaras comerciales para congelar por dos meses el precio de 300 artículos de la canasta básica.

Habrá otra rebaja un tanto inesperada: el precio de la apuesta del Cinco de Oro. El juego será reformado por la caída en sus ventas en los últimos dos años.

El Poder Ejecutivo terminó de definir en las últimas horas los detalles generales de la batería de medidas que aplicará para contener la inflación, luego que el alza de precios llegara a este mes a 9,82% interanual, encendiendo todas las alarmas en el Gobierno.

Por un lado está pronto el proyecto de ley para que el Parlamento apruebe una rebaja en el IVA a las tarifas de determinados organismos públicos y ciertos productos de consumo básico.

En concreto, se trata de la baja en ese tributo a los cargos fijos en la factura de UTE y de ANTEL, y la exoneración cuanto se trate de importación de frutas y verduras.

El proyecto de ley, que se espera sea aprobado rápidamente, fue firmado este viernes, según confirmó el presidente José Mujica. El mandatario visitó el Gregorio Aznárez.

En ese pueblo del departamento de Maldonado el Estado recuperó unas 4000 hectáreas para instalar un proyecto socioeducativo que incluirá una sede UTU, un tambo, un centro MEC y un centro CAIF, así como un complejo de Mevir.

En ese marco consultado en rueda de prensa, Mujica dijo que «firmó» varias cosas para paliar la suba de precios, y planteó su visión de porqué se produce esta alza.

«Es difícil porque hay mucho pode adquisitivo en la gente, la gente compra, compra y compra. Y si no puede, pide crédito pero sigue comprado. Es bravo», dijo Mujica.

La segunda «pata» de esta política del Gobierno contra el alza del IPC es al acuerdo, ratificado este viernes, para «congelar» los precios de 300 artículos que conforman la canasta básica.

Así se confirmó en una reunión entre el Ministerio de Economía con las autoridades de Cambadu, la Cámara de la Industria Frigrorífica, la Cámara de Importadores y la Asociación de Supermercados.

Comenzará a regir el próximo lunes, en principio por un lapso de sesenta días. El acuerdo no contempla frutas y verduras porque justamente estos productos estarán comprendidos en el proyecto de ley del Gobierno.

En el mes de mayo, las partes volverán a reunirse para evaluar la situación y definirán si es conveniente extender el acuerdo o si se requieren otro tipo de medidas. Por ahora el Poder Ejecutivo descarta de plano recurrir a un «control de precios» como sucede en otros países.