Mujica: Latinoamérica queda «malherida» tras el «golpe de Estado» a Rousseff

Montevideo, 31 ago (EFE).- El expresidente y senador uruguayo José Mujica dijo hoy que América Latina ha quedado «malherida» tras la destitución de la ahora expresidente brasileña Dilma Rousseff en un proceso que calificó como una «pantomima» con «toda la apariencia de un juicio» y que tildó de «golpe de Estado».
«Toda esa discusión del Senado fue una gigantesca pantomima para tapar el rabo. Esto estaba decidido y en otra parte. Se montó un escenario, a los efectos de embaucar a la opinión publica, (…) con toda la apariencia de un juicio, pero desde el primer momento esto estaba decidido», opinó Mujica en un acto en Montevideo.
El expresidente participó en la capital uruguaya en una conferencia organizada por la principal central sindical del país suramericano, el Pit-Cnt, para condenar la destitución de Rousseff.
«Lo que ha pasado en Brasil considero que es dramático por la forma que tomó y por la repercusión que tiene Brasil dadas sus dimensiones», dijo a la prensa tras el acto.
En ese sentido, Mujica considera que la región «queda malherida» y «pierde capacidad diplomática de incidir en el peso del mundo». «Lo mejor para ser dominados es estar bien divididos, esta es una ley vieja», manifestó.
Preguntado acerca de si considera que hay una falta de movilización por parte de los votantes de la formación política a la que pertenece Rousseff, el Partido de los Trabajadores (PT), el expresidente uruguayo considera que sí y la atribuye a varios factores. Por un lado, considera que, en el marco de la crisis económica brasileña, Rousseff tomó algunas decisiones «que la gente no entendió». «La compañera Dilma no tuvo cancha para negociar y sobre todo desconcertó a mucha gente de su propia fila porque quiso frenar el peso de la crisis económica con algún tipo de medida relativamente conservadora en el seno de su economía, un poco sin discutirla con su propia gente», dijo Mujica.