Nacional de Mdeo., la fiesta, la selección, las pasiones

n grande de la historia jugando, es un acontecimiento. Es una celebración en si mismo. Pero también una pasión liberándose. Lo bueno es que Nacional de Montevideo llega con su plantilla mayor. En proceso de pre-temporada, es el primer juego de los tricolores ahora en manos de Gustavo “Chavo” Díaz, tras el final de ciclo de Marcelo Gallardo.
Pero también para la selección salteña, es día especial. La primera vez en que funcionará bajo el mando técnico de Gabriel Paique. Un combinado “naranjero”, al que no le faltan futbolistas juveniles, que fueron campeones en Sub 15 y Sub 18, también con el mismo DT para liderar los procesos. Los casos de Dos Santos, Trinidad, José Rodríguez, De Souza, Dalmao y Martín González son concretos. Paique va depositando credibilidad en ellos. Saben lo que valen. Saben del caudal disponible.
Pero también, chance para otras piezas que justifican esta primera excursión. Lo de José Píriz, Domingo Volpi y Luis Faccio, no deja de transformarse en cuestión de lógica pura.
EL NACIONAL
QUE HAY QUE VER
Será un amistoso para el Nacional de Gustavo Díaz. Pero a la cuenta de sus futbolistas, el interés de comenzar a germinar en la pretensión de titularidad. Después de todo, cada partido es una prueba. La llegada del Campeón Uruguayo al Dickinson, es acontecimiento además, porque un salteño será parte de la acción: Alexander Medina. El “Cacique” naranjero en acción. Pero no será el único eje de distinción, porque a este Nacional no le falta fuego individual: por algo lo tiene a Recoba y tantos más.
El primer partido a las 13.30’. El segundo a las 15.30’. Gabriel Paique conformará dos equipos. Uno para cada juego. Gustavo Díaz, seguro movilizará a todos. A todos para verlos. Y a no pocos para disfrutarlos. En este tarde de 21 de julio, cuando el fútbol se vuelve ráfaga de sensaciones. De sendas a favor de una pasión indisimulable.
Es el fútbol. Es Nacional. Es Salto. Son los dos. A plena ráfaga. Una ráfaga real.
Un grande de la historia jugando, es un acontecimiento. Es una celebración en si mismo. Pero también una pasión liberándose. Lo bueno es que Nacional de Montevideo llega con su plantilla mayor. En proceso de pre-temporada, es el primer juego de los tricolores ahora en manos de Gustavo “Chavo” Díaz, tras el final de ciclo de Marcelo Gallardo.
Pero también para la selección salteña, es día especial. La primera vez en que funcionará bajo el mando técnico de Gabriel Paique. Un combinado “naranjero”, al que no le faltan futbolistas juveniles, que fueron campeones en Sub 15 y Sub 18, también con el mismo DT para liderar los procesos. Los casos de Dos Santos, Trinidad, José Rodríguez, De Souza, Dalmao y Martín González son concretos. Paique va depositando credibilidad en ellos. Saben lo que valen. Saben del caudal disponible.
Pero también, chance para otras piezas que justifican esta primera excursión. Lo de José Píriz, Domingo Volpi y Luis Faccio, no deja de transformarse en cuestión de lógica pura.
EL NACIONAL
QUE HAY QUE VER
Será un amistoso para el Nacional de Gustavo Díaz. Pero a la cuenta de sus futbolistas, el interés de comenzar a germinar en la pretensión de titularidad. Después de todo, cada partido es una prueba. La llegada del Campeón Uruguayo al Dickinson, es acontecimiento además, porque un salteño será parte de la acción: Alexander Medina. El “Cacique” naranjero en acción. Pero no será el único eje de distinción, porque a este Nacional no le falta fuego individual: por algo lo tiene a Recoba y tantos más.
El primer partido a las 13.30’. El segundo a las 15.30’. Gabriel Paique conformará dos equipos. Uno para cada juego. Gustavo Díaz, seguro movilizará a todos. A todos para verlos. Y a no pocos para disfrutarlos. En este tarde de 21 de julio, cuando el fútbol se vuelve ráfaga de sensaciones. De sendas a favor de una pasión indisimulable.
Es el fútbol. Es Nacional. Es Salto. Son los dos. A plena ráfaga. Una ráfaga real.