Navidad al estilo Hollywood, una comedia con “La navidad con los Cooper” y una de miedo con “Krampus”

Es la mañana del día de Nochebuena y ninguno de los Cooper está teniendo un buen día. Sam (John Goodman) y Charlotte (Diane Keaton) Cooper quieren pasar una última Navidad feliz antes de informarle a su familia que se van a divorciar. Emma (Marisa Tomei), la tía solterona, es arrestada por robar en una tienda. Hank (Ed Helms), el hijo mayor de los Cooper y recién divorciado, se encuentra desesperado por encontrar un trabajo y lidiar con sus tres hijos. Bucky (Alan Arkin), el solitario papá de Charlotte, se hace amigo de una mesera (Amanda Seyfried), quien le informa que es su último día en la ciudad. Y por último, la hija menor Eleanor (Olivia Wilde), ha decidido traer a un soldado a la cena de navidad y fingir que es su novio para no decepcionar a sus padres.
Cada vez que la temporada navideña se acerca, se ha convertido en “tradición” esperar aquella película en donde un elenco con grandes nombres conforma personajes cotidianos y cuyas historias disfuncionales son presentadas a la audiencia en la víspera de Navidad. Después, nos damos cuenta de que todos se conectan de alguna forma y, por último, todo culmina en una perfecta y deliciosa cena navideña. Además de ser esto la trama de la cinta, es uno de los clichés más grandes al que Hollywood, año con año, nunca se puede resistir.
KRAMPUS
Krampus cuenta la historia de Max, un joven que está muy triste y desilusionado viendo que su peculiar familia ha decidido no celebrar este año la Navidad. Sin embargo, esa falta de espíritu navideño provoca la llegada del Krampus, un ser antiguo y demoníaco que castiga a los que no creen en estas fechas.
Todo ello se complicará más cuando los populares íconos navideños adquieren vida propia convirtiendo el hogar de la familia en toda una pesadilla, haciendo que la familia vuelva a unirse para tratar de sobrevivir.
Esta película termina dando una vuelta de tuerca a las clásicas producciones de estas fechas, para brindarle algo más de adrenalina y emoción. Es que una navidad no es igual si no aparece una comedia y una de terror o de suspenso donde los motivos navideños sean la escenografía esencial que nutre del correspondiente espíritu.
LOS HUÉSPEDES
Se trata de la historia de una familia rota, donde unos niños se reencuentran con sus abuelos, que después de muchos años de haber perdido contacto con su hijo, deciden reencontrarse con ella e integrar en su vida a sus nietos.
Así que después de un ansiado encuentro, los niños salen rumbo a casa de sus abuelos en Pensilvania (EEUU), para conocerlos y convivir con ellos de una forma normal, para recibir todo el amor y regalos que un niño merece de sus abuelos.
Pero algo extraño parece suceder con ellos, que si bien son gentiles y los cuidan, algo extraño les pasa, algo más allá de los problemas que conlleva envejecer, algo siniestro, malvado y preocupante sucede por las noches en la casa.
JUEGOS DEL HAMBRE: SINSAJO 2
“Sinsajo: parte 2” comienza con Katniss recuperándose del ataque que sufrió por parte de Peeta, quien tras su período como prisionero del Capitolio ha regresado confundido, sin saber qué es real o no. Tratar de matar a Katniss es solo una pequeña muestra de su demencia.
El caso es que el estado de Peeta golpea duro el corazón de Katniss. Eso resulta ser el empujón que necesita la heroína para terminar de ponerse al frente de la rebelión e irse contra el Capitolio con todas sus fuerzas.
Ya Katniss no es la solidaria niña que, en “Los Juegos del Hambre” (2012), se ofreció como tributo para salvar a su hermana. Ahora tiene rencor en su alma y tiene claro que es la esperanza de todos los distritos de Panem.
HOTEL TRANSYLVANIA 2
En la primera “Hotel Transylvania”, Drácula montaba un resort para que los monstruos pudieran descansar sin ser molestados. Hasta allí llegaba sin querer, ni saber dónde se metía, un humano (Jonathan), donde se mostraba la contraposición entre dos mundos, siendo el resultado divertido.
La vuelta de tuerca para Hotel Transylvania 2 es que Jonathan y Mavis (la hija de Drácula) tienen un hijo, y el quid de la cuestión es si será humano o vampiro.
Permanecen los personajes secundarios (Frankenstein, La Momia, el Hombre Lobo, etc.) que acompañan a Drácula, Jonathan, Mavis y ahora el pequeño Dennis, y el deseo del Conde de que le salgan los colmillos al nene, y de su madre por dejarlo ser lo que tenga que ser.
n