«Necesitamos mujeres sin complejos, que se posicionen por sus cerebros no por sus escotes»

Magister – Lic. Jimena Silva – Directora de la Universidad Católica Campus Salto

La Directora de la Universidad Católica Campus Salto Jimena Silva comparte su historia de vida y las claves que han sido determinantes en su crecimiento integral.

Acérrima defensora de las capacidades y espíritu de lucha femeninas, afirma que cada vez más es necesario que la mujer se plante sin complejos, ni ataduras frente a una sociedad que demanda talento y fortaleza.jimena 001

Recuérdenos cómo fue su historia personal de crecimiento profesional
-«Mi historia personal es de alguien que se recuerda siempre estudiando, leyendo, pero no solo de temas específicos sino de todo, de diferentes disciplinas, soy muy curiosa y me gusta ser libre, tener pensamiento crítico, saber responder, conocer desde filosofías milenarias chinas hasta de lo que salió en el ministerio de economía hoy.
Es como ansiedad de saber…y bueno me entusiasmé, pasé por dos carreras, dos universidades, un postgrado y actualmente estoy maestrando en la UCU Business la escuela de negocios de la Universidad Católica del Uruguay.
Creo que lo llevo en el ADN, mi abuelo paterno fue uno de los primeros abogados de Salto, profesor de literatura, a la vez…lo que se hereda no se roba.
Yo lo que recomiendo es que estudien, un título no te lo saca nadie, la plata va y viene, pero salvo que le erres feo y te retiren el protocolo y no puedas ejercer, el título es tuyo para siempre. Aunque lo termines colgando y no ejerciendo lo tienes.
Si me siento con un libro lo termino en unas horas. Me encanta estudiar y eso te da seguridad, te permite manejarte en cualquier ámbito.
– ¿Qué lectura hace del posicionamiento de la mujer en la actualidad en los diferentes espacios?
-«La mujer ya está posicionada. Entiendo que debemos complementarnos, no estoy de acuerdo con las mujeres extremistas que pintan iglesias y se desnudan en público en manifestaciones. Nuestra energía femenina debe manifestarse desde el amor, desde la femeneidad, desde otro lugar, no desde la violencia sino desde el afecto y el cariño, si somos madres es porque nuestras capacidades son infinitas.
Debemos manifestar todo eso en las instituciones donde trabajamos, en las diferentes organizaciones donde nos manejamos. De ese modo dejaremos una huella diferente a los varones, ni mejor ni peor, complementaria.
Nos falta mucho camino pero también depende de nosotras.
Yo siempre me posicioné sin complejos frente a los varones, muchas de nosotras crecimos en hogares machistas por cultura, sin embargo en esos lugares había mujeres brillantes que nos transmitieron todo ese potencial.
Hay que potenciar y empoderar a las hijas mujeres porque a los hijos varones la misma sociedad los fortalece, por lo tanto a poner la energía en dar seguridad a las niñas.
Hoy las mujeres somos vicepresidente de la República, vicerrectoras o decanas de una Universidad, asumimos la presidencia de una asociación, de un club, de un sindicato, de un hospital, hoy ya estamos al frente de diferentes instituciones, ya llegamos en el poder político, social, etc.
¿Quién es la presidente del Hospital Salto?, una mujer, ¿De la Asociación Agropecuaria de Salto?, otra mujer, ¿del Sindicato Médico?, otra mujer, ¿de la Dirección de la Universidad Católica? otra mujer.
– Desde su experiencia ¿Cuál ha sido la clave de su éxito?
-«Ser muy metódica, estructurada en algunas cosas y disciplinada en otras. También creativa y abierta. Independiente en la forma de ser y de pensar. Sobre todo soy muy auténtica, trato de alinear el discurso con la acción, y trabajo internamente donde veo que puede haber una contradicción.
Siempre tuve mucha fe y acepte todo lo que me fue pasando, tomando todo como parte de un aprendizaje.
Soy muy positiva, siempre veo el vaso medio lleno y nunca medio vacío. Creo que ser frontal te hace caminar sin mochilas y eso evita pesos, te hace ir más liviano.
He aprendido a separar el ser del cargo, Jimena es un ser, y el cargo no es la persona…es importante tener esto claro.
Otra cosa importante es ponerle amor y pasión a lo que uno hace, yo dejo todo en la cancha, le pongo lo que sea necesario, aunque deje los «pedazos» en el intento, eso no te lo saca nadie, además te da autoridad moral.
– ¿Qué nuevas metas se ha trazado?
_«Terminar el MBA, terminar mi maestría, yo me pongo metas cortas y alcanzables en un plazo determinado, mientras estoy con algo hago foco en eso y no estoy en muchos frentes sino en uno solo. A penas lo termino busco como crecer nuevamente, no puedo estar quieta, ni estancada.
– ¿Cómo ve a las mujeres de la nueva generación?
-«No se puede generalizar, hay mujeres fuertes y mujeres débiles. Yo creo que la madre marca, que depende lo que nos transmitieron a nosotros, lo que nuestro linaje femenino nos dejó. En mi caso me marcaron tres mujeres, mi mamá que ya no está, mi abuela materna y mi bisabuela, una inglesa con todo lo que eso implica, me dejaban a su cuidado y eso fue una gracia en mi vida».
– Una reflexión final…
-«Necesitamos mujeres sin complejos, que se posicionen por sus cerebros no por sus escotes, no digo no ser femeninas, no arreglarse o no cuidarse, digo ser fuertes de cabeza, de personalidad. Avanzar por lo que decimos, por lo que pensamos y no por lo que mostramos».