Néstor Martínez Vital: «ya basta de insultos y amenazas» «No voy más al fútbol y dejaré de ser el presidente del Colegio de Jueces»

-¿Que pasó el sábado a la noche en el Dickinson, con vos en particular?
«Llegué a la conclusión que no puedo ir más al fútbol. No puede ser que no pueda disfrutar de un partido que es lo que me gusta, porque los insultos, agresiones verbales y amenazas no dejan de faltar. Por eso ya digo: basta de amenazas e insultos».
-¿Podes relatar más concretamente lo que te pasó?
«Fueron actitudes de algunas personas claramente identificadas con Ferro Carril. De los que individualicé, Walter Macchiavello, exjugador de fútbol. Por supuesto, no solo él».
-¿Qué actitud pensas asumir?
«Ya lo hablé con mis compañeros. Continuaré en el Colegio de Jueces hasta el final de la temporada y después me iré. Uno puede aceptar algunas situaciones, porque además las puede entender. Pero el hecho es que hay quienes se pasan de la raya. Me siento en un lado de la tribuna y aparecen los insultos. Me cambio de lugar….y otra vez. Entonces me pregunto: ¿yo soy el culpable de todo? Algunos hinchas hablan de mafia….¿De que mafia hablan? ¿Cuál es la mafia?»
-Pero esos hinchas, ¿qué aspectos manejan? ¿Hacia dónde apuntan?
«Por ejemplo, que se busca perjudicar a Ferro Carril en beneficio de Universitario. Cuando voy al estadio o a la cancha que fuese, no veo que nadie tenga intencionalidad a nivel de jueces. Se puede ser parte de un error, pero la confianza nuestra hacia quienes designamos, sabiendo que el fin es responder sin afanes como los que se apuntan».
**********
El mediodía del domingo, con EL PUEBLO tendiendo el puente con NÉSTOR MARTÍNEZ VITAL. El presidente del Colegio de Jueces, confirmó la especie.
Le dio crédito a lo que fuera algo más que una especulación: ausentarse de la función a fin de año. Pero en tanto, optar por no acudir al Parque Dickinson donde se juegan partidos, «porque si esto es parte del fútbol, yo no quiero ser uno más. Siempre lo he dicho que el fútbol debe juntarnos, para la búsqueda de soluciones que necesitamos compartir.
Caer en lo bajo es lamentable y me duele porque soy hombre de fútbol. Seguiré participando de las designaciones, no quiero abandonar ahora porque tengo un compromiso con La Liga, con mis compañeros. De aquí en más escucharé tranquilo los partidos en mi casa. Pongo la radio y punto. Allá los intolerantes, pero yo lejos de ellos. No interpretan lo que significa el fútbol y como el respeto está en crisis, no tolero más lo que no debo tolerar. Los que me conocen saben como actúo y cual es mi proceder y que en todo el año no acepté presión o sugerencia alguna con respecto a designaciones. Por lo tanto cuando pasan estas cosas que pasan, se llega a la conclusión, que hay quienes nunca sabrán lo que es estar en determinada función y hacerlo desde la honestidad misma».