NJU promueve encuesta nacional que consulta a 8.000 jóvenes y por primera vez a quienes viven en zonas rurales

«Esta será la primera vez que una Encuesta Nacional de Adolescencia y Juventud llegue a las juventudes rurales», dijo el director del Instituto Nacional de la Juventud (INJU), Federico Barreto. La encuesta es realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) hasta el 14 de abril a 8.000 jóvenes de entre 12 y 35 años que fueron seleccionados en forma aleatoria y que viven en zonas urbanas y rurales de Uruguay.
Pie de foto:Actividad en la Casa de la Juventud, en Montevideo
«La persona a entrevistar se seleccionó en forma aleatoria, es decir, por sorteo entre las personas que forman parte de los hogares que han respondido la Encuesta Continua de Hogares (ECH) durante 2017 y comienzo del año 2018″, explicó Barreto a la Secretaría de Comunicación Institucional.
Las anteriores encuestas nacionales de este tipo se realizaron en 1990, 2008 y 2013. La investigación consta de 15 módulos vinculados con protección social, empleo juvenil, educación formal y no formal, predisposición migratoria, situación socioeconómica, participación, tiempo libre e intereses, victimización, conflictos con la ley, discriminación, realización de actividades deportivas, tareas de cuidado, salud sexual y reproductiva o consumo de sustancias psicoactivas.
También se realizan encuestas de tipo panel (entrevistas de larga duración a varios participantes), instrumento que informará sobre la transición a la vida adulta. «El panel será el primer estudio de estas características en materia de juventud y adolescencia en toda América Latina, lo que despertó el interés de organismos como la Organización de Naciones Unidas y otras instituciones de juventud de la región», aseguró Barreto.
«Será también la primera ola de un estudio longitudinal que nos permitirá ver la foto cada cinco años y empezar a ver la película de los jóvenes y poder seguirlos en cuatro o seis años y ver cómo las políticas públicas y las situaciones culturales y socioeconómica afectan su trayectoria de vida», dijo Barreto respecto a este estudio que comenzó en noviembre del año pasado.
El director destacó que la encuesta es parte de la articulación interinstitucional que realiza el INJU a nivel estatal, lo que calificó como un diferencial con respecto a los procesos de décadas anteriores. «La integración al Ministerio de Desarrollo Social (Mides) en 2005 posibilitó consolidar una mirada conceptual con una perspectiva de diversidad que atraviesa todo el ciclo de vida donde confluyen diferentes programas como Uruguay Crece Contigo o el Sistema de Cuidados con la creación de centros para niños en los horarios en que sus padres estudian o trabajan, lo que es un avance significativo para los jóvenes», subrayó.
También hizo referencia a la articulación con el Instituto Nacional de Colonización y la Dirección de Desarrollo Rural del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, con el que trabajan en las áreas de participación, vivienda, educación o acceso a la cultura en zonas rurales; y a labor realizada con el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social en el marco de la ley de empleo juvenil.