No a las imposiciones: villa Constitución cierra filas en defensa de “El Espinillar”

4“Que se haga cualquier cosa, un  proyecto turístico o un quilombo igual” (pero no una cárcel…)

- “Yo no sé si existo para (el ministro del interior, Eduardo) Bonomi”

– “Nosotros vamos a salir a juntar firmas, pero no queremos que venga nadie de afuera para decir después ‘mire vecina que yo también luché por esto, acá le traigo una lista’”.

- “El Espinillar es algo muy sensible para nosotros”

– “(el ex presidente Julio) Sanguinetti lo quiso cerrar (a El Espinillar) pero no se animó por el costo político”.

- “Bonomi no debe saber ni quien soy”, refiriéndose al “centralismo” que según García da Rosa aplica el gobierno central.

- “El ministro nunca habló con nosotros, mandó a unos maestros secuaces que dijeron que la información se había filtrado”, en referencia a lo publicado en la prensa capitalina por la cual tomó conocimiento de lo sucedido el Alcalde de Constitución.

El viernes se realizaba un contacto con Federación, abrigando un proyecto turístico

En vez de gastar 10 mil dólares por mes el Ministerio del Interior debería de poner al menos un policía en el destacamento de Saucedo que se está cayendo y en desuso

Nos estaba esperando en su despacho. Temprano en la mañana, ya que minutos después partiría hacia Federación, una pequeña localidad argentina, que vive la misma situación que Constitución, la falta de oportunidades para su gente. Enojado con la manera que tiene “el centralismo montevideano gobierne quien gobierne de imponer las cosas”, aunque el proyecto en sí, no le parece “malo”, el Alcalde del Municipio de Constitución, Sergio García Da Rosa, un salteño afincado desde chico en el lugar, siente que en esta situación operó lo “inconsulto” y la manía de imponer las cosas que tienen los gobiernos nacionales, opinando que le hace mal a la imagen de éste.

Su padre fue Juez de Paz de Constitución durante muchos años y él se afincó en el lugar cuando a los 17 años de edad, comenzó a trabajar en El Espinillar como peón. Desde entonces vivió todo el proceso de estancamiento, cierre y posterior desmantelamiento del lugar que García da Rosa atribuye a la “idea de eliminar a la industria azucarera y no solo El Espinillar”, por parte de una “oligarquía” que buscó con esto “hacer sus propios negocios”.

Entrevistado por EL PUEBLO para el presente informe, el Alcalde de Constitución, Sergio García Da Rosa (electo por el Frente Amplio), contó su visión de un proyecto que a su juicio burló la ilusión de volver a ver algún día un emprendimiento productivo o turístico, donde una vez hubo una industria estatal que supo ser orgullo del Uruguay y que generó alrededor el crecimiento y la caída de un pueblo.

NO A LA IMPOSICIÓN

“Este no es un mal proyecto, sino que como tantos otros es un proyecto inconsulto y después que lo tenían hecho, vinieron a informarnos sobre el mismo y encima, lo hicieron a raíz de las manifestaciones públicas que vieron en los medios cuando nosotros nos enteramos por la prensa y salimos a protestar, si bien vienen con mucha cortesía, ya vienen con la posición tomada y eso no nos gusta. No fue tenida en cuenta la opinión de nuestro municipio y ni siquiera se respetó la ley de descentralización que habla de desarrollar una descentralización política y de participación ciudadana”, comentó García da Rosa.

PROYECTO CON FEDERACIÓN

Contó que actualmente están embarcados en un proyecto “donde tenemos la ilusión que se desarrolle un emprendimiento turístico en la zona y hoy vamos a estar mirando con un técnico algunos proyectos en Federación (Argentina)”.

Sobre el lugar donde está apostado el ingenio azucarero de El Espinillar, el gobernante local dijo que allí  quedan 11 casas y a esas “las precisamos para el proyecto” turístico que pretenden generar. Porque de un lugar del cual se pueden sacar recursos para Constitución y se puede generar empleo, va a haber un gasto bastante elevado, entre 10 y 11 mil dólares mensuales mínimo de costo fijo”, según estimó el Alcalde.

Criticó que “en vez de” embarcarse en un gasto de esta índole, con un proyecto que burla la promesa que guarda ese lugar desde hace años de incorporar un emprendimiento productivo para sustituir el cierre de El Espinillar, el Ministerio del Interior debería “por ejemplo, pagar un policía para Pueblo Saucedo, porque el destacamento del lugar no tiene policía, porque el funcionario se jubiló y el destacamento se esta cayendo al suelo”. Refiriéndose a la Seccional Séptima de Constitución, la comisaría local tiene carencias básicas, la impresora no anda y encima esa que tienen la compró la Comisión de Apoyo y no el Ministerio del Interior.

El combustible que consume la camioneta de la policía para hacer sus patrullajes la mayoría de las veces, es suministrada por los productores de la zona, ya que la Séptima “es una Seccional muy grande que llega hasta la Colonia Rubio”, comentó.

EL PROYECTO, EL ESPINILLAR Y EL NEGOCIO

Para García da Rosa, el proyecto que tiene el gobierno nacional de realizar en el local donde funcionó el ingenio de El Espinillar, un centro de rehabilitación para reclusos de escasa peligrosidad, “es bueno”. Y por eso aclara “no es un acto de discriminación, lo que sí entendemos es que el individuo que está recluido, tiene que salir distinto a como ingresó, porque también sabemos que con una situación de esa naturaleza son muchas las familias que sufren y además sabemos que la persona que sale debe tener oportunidades para defenderse en la vida”.

Admitió que “nosotros vemos que El Espinillar no es el lugar para hacerlo”, porque allí “podemos alojar emprendimientos productivos importantes, como por ejemplo proyectos turísticos. Y el turismo genera mucha mano de obra femenina. Si ustedes pasan ahora por las paradas de ómnibus van a ver a muchas mujeres que se están yendo a trabajar con este frío a arrancar naranjas y en verano con 42 grados de calor, se van a arrancar arándanos. Para eso, dejan a sus hijos solos o con un extraño, niños que se crían como pueden, porque ambos padres, en caso de tenerlos, están trabajando en esas condiciones”, dijo.

Y se preguntó “¿y a éstos políticos, les gustaría que su esposa fuera a trabajar al rayo del sol o con heladas en ómnibus y dejando solos a sus hijos? Estoy seguro que no”. Entonces reclamó que “nos den la chance de generar un emprendimiento digno para nuestra gente”.

Aseguró por otra parte, que “la sensibilidad de El Espinillar y de Constitución viene siendo agredida por el centralismo de Montevideo desde 1979. Primero, nos dejaron a 55 kilómetros de Salto cuando estábamos a 37, cuando construyeron la nueva ruta porque con el Lago por la represa se inundaron un montón de lugares de nuestras costas”.

Dijo que el agua tapaba casas y como el Estado les pagaba un dinero por las mismas, “se fue muchísima gente del Pueblo. Porque antes éramos 6 mil personas viviendo acá y cuando la gente se fue, que muchos se largaron a Montevideo a vivir en los cinturones de la ciudad, quedaron apenas unas 2800. Para que tengan una idea, la escuela 7 tenía unos 965 alumnos en el año 1971”, narró el Alcalde.

Según el Alcalde

“Lo cerró el herrerismo con la complicidad del Foro Batllista”

LOS CULPABLES

El Alcalde dijo que a El Espinillar “lo cerró el herrerismo con la complicidad de todo el Foro Batllista, y fue por eso que éstos no levantaron un dedo para que no lo cerraran porque creían en la reconversión citrícola, ya que llegaron a hablar hasta de plantar frutillas en tierras negras sin drenaje”.

García da Rosa dijo que quiere “dejar claro esto porque ahora seguro que van a aparecer varios salvadores”.

Criticó que cuando se anunció el proyecto Alur en Bella Unión con una inversión de 120 millones de dólares y de otra en Paysandú por 200 millones, les dijeron a los representantes de la entonces Villa Constitución que “esperen” porque “cuando nos consolidemos acá en Bella Unión nos venimos para acá (Constitución) y aún estamos esperando”, dijo el gobernante.

El Alcalde del lugar afirma que “quiero que entiendan entonces que lo que tenemos es una amargura total”,

Comentó que a Eduardo Bonomi lo conoció el 1 de mayo del 1991 cuando llegó junto a una marcha a pie que hicieron los entonces trabajadores de El Espinillar desde Constitución a Montevideo para el acto del Día de los Trabajadores.

 “Allí también chocamos con el centralismo porque en el PIT CNT no querían que hablara un representante de El Espinillar, al final, amenazamos con que nos veníamos y dejaron que uno de nosotros pudiera hablar”.

Contó que quien “estaba en la organización de una comida que nos organizó el sindicato de la pesca, se llamaba Eduardo Bonomi. Allí también conocí a Tabaré Vázquez, entonces intendente de Montevideo, de quien recordó “que dijo que iba a venir acá para comer una boga y a reabrir  El Espinillar. Pero la boga de él sigue en el río y debe pesar como 6 kilos ya”.

FIRMAS Y NO  MÁS MENTIRAS

En Constitución han comenzado una juntada de firmas para que el pueblo entero se exprese en repudio a la concreción de ese proyecto en la zona.

“Queremos que todo el pueblo registre su adhesión, pero toda la gente de la localidad. Porque no queremos que venga alguien después a decir ‘se acuerda vecina que yo vine a ayudarla, ahora le traigo la lista. No quiero eso, quiero que trascienda a los partidos porque esto no es un hecho político partidario sino que es algo de todos”.

La bronca parte sobre todas las cosas para García da Rosa porque contó que el 4 de noviembre del 2010, “fuimos a Montevideo porque ya andaba el comentario de que esto iba a pasar. Y preguntamos a Ivonne Pasada (diputada del MPP, entonces presidenta de la Cámara de Diputados) y a Lucía Topolansky (primera dama del Uruguay y primera senadora de la República ) y nadie nos contestó nada, porque sabían que si lo hacían nos íbamos a oponer y no iban a poder firmar el comodato, entre la Corporación Nacional para el Desarrollo y el Ministerio el Interior para que esto saliera”.

DESMANTELADA Y VENDIDA COMO CHATARRA

“Como si fuera hoy”, dice García da Rosa que se acuerda del día que cerraron El Espinillar. “Ese día salimos todos llorando de ahí, mientras Lacalle mandó a un pituco de Montevideo para hacer un inventario, hubo gente que quedó loca, que sufrió picos de estrés, que tuvo enfermedades, hubo personas que se murieron por esta situación, y eso nos duele y nos seguirá doliendo”

Denunció además que “el ingenio fue vendido luego como chatarra, y esa chatarra está funcionando hoy en Argentina y Paraguay, ANCAP vendió un turbo generador que había en la usina y que funcionaba con el bagazo de la caña de azúcar en 6 mil dólares y el chatarrero lo vendió después a una empresa en Tucumán en 60 mil dólares. Toda esto fue propiciado por el entonces presidente de ANCAP, Andrés Tierno Abreu y que cometió el delito de “vilipiendio a la propiedad publica”.

“ESTÁ MAL PERO TODO ES LEGAL”

García da Rosa sostuvo que la idea era “destruir la industria azucarera toda y no solo El Espinillar, Uruguay consumía en aquel momento (1993) 110 mil toneladas de azúcar, entonces importarlo era un buen negocio. Elías Bluth (entonces secretario de la presidencia de Sanguinetti), era el principal representante de la compañía Trans que importaba el crudo de la caña de azúcar, lo manufacturaba en Calnu y luego la distribución era de la Trans y le devolvía chirolas a Calnu, porque primero estaban ellos para cobrar que era los que hacían todo el negocio. En aquel momento cuando fue consultado por nosotros por hacer eso Bluth nos dijo sí es cierto, está mal, pero todo es legal”.

Cárcel en El Espinillar: nostalgia de un ingenio que sigue doliendo

4-2

Sergio García da Rosa

Villa Constitución a media mañana estaba vacía. Las vacaciones de invierno y la cantidad de gente que trabaja en el medio rural pero que vive en ese lugar, hacía  sentir la ausencia de movimiento, pese a que había una jornada fría con un sol espléndido.

En la calle frente a la entrada principal del Municipio y a la Plaza Joaquín Suárez, había pintadas en las calles que decían “NO a la Cárcel”. Según el diálogo que mantuvo EL PUEBLO con diferentes personas de esa localidad, ese parece ser el sentir común de la gente del lugar.

Mientras tanto, el Alcalde, Sergio García da Rosa, insistió en que el proyecto “no es malo”, pero que la gente del lugar sigue esperando un emprendimiento productivo o un proyecto turístico” y no que el emprendimiento considerado por el Gobierno Nacional para el lugar, sea un centreo de rehabilitación para presos.

BELLA UNIÓN, PAYSANDÚ Y LA VILLA

Hay varias cosas por la que estamos en contra de este proyecto y esta es la gota que derramó el vaso. Constitución esperó, esperó y esperó que alguien se ocupara de nosotros.

García da Rosa ironizó expresando “que vio el proyecto por escrito en el diario Últimas Noticias del 29 de mayo de 2011, y luego el maestro (Alberto) Brusa (asesor del ministerio) nos lo explicó en el Municipio. El proyecto me parece bárbaro y me parece que está bien que el Estado esté pensando en ello. Pero creo que no es prioritario y que hay otras cosas de la que deberíamos preocuparnos.

PROYECTO TURÍSTICO

La idea de recoger firmas procura demostrar que “este es un tema de Constitución, por encima de los colores políticos. Es un tema de orgullo de la villa. No queremos partidizar la situación y que se utilice para ello.

El alcalde expresa que “el centro de rehabilitación no será un barrio más de la villa porque las viviendas están a unos 20 kilómetros y no creo que se den problemas de seguridad. Pero entiendo que el proyecto no es viable en la zona, porque hay que hacer algo que le dé trabajó a la gente. Hay que buscar generar otras fuentes de trabajo y mejorar la calidad del empleo, especialmente para las mujeres que se dedican hoy al citrus o al arándano. Por eso creemos en un proyecto turístico para ese lugar que se aspira sea una cárcel, en conjunto con la Federación Ancap, con el propio Ministerio del Interior.

La idea es luchar para detener el proyecto de la cárcel, y a su vez ir elaborando uno propio que seguramente va a estar ligado al termalismo.

4-3

Municipio de Constitución.

Hoy el propio alcalde saldrá casa por casa a recoger firmas

La mayoría de la población de la Villa no está de acuerdo con el proyecto del Ministerio del Interior

El Alcalde de Constitución, Sergio García da Rosa, expresó a este diario que “vino un representante del Ministerio del Interior a explicarnos el proyecto, pero en ningún momento nos preguntan si está bien el proyecto, si nos gusta, ver nuestro parecer para su concreción en el municipio”. Según la autoridad se presentaron con mucha cortesía y amabilidad y les dijeron “ – Vamos a hacer este proyecto ahí, ya con la resolución y la posición tomada por parte del ministerio, y eso no nos gusta. No fue tenido en cuenta el municipio y no se respetó la ley de descentralización política y participación ciudadana (nº 18567)”.

OPERACIÓN SECRETA

Relató García da Rosa, electo como alcalde hace poco más de un año y perteneciente al Frente Amplio, que en noviembre de 2010 averiguaron de la existencia del proyecto “y nadie nos contestó nada”. Pero el “run run del proyecto sonaba desde la mitad del año pasado”. Catalogó como de “operación secreta la firma del comodato (préstamo de uso) entre la Corporación Nacional para el Desarrollo (titular de los predios del ex Espinillar) y el Ministerio del Interior, encargado del proyecto, ignorando el municipio”.

4-4

Papeleta en la que se recogerán las firmas solicitando que se dé marcha atrás con el proyecto.

CUANDO SE SUPO YA ESTABA TODO RESUELTO

En ocasión de la visita a Constitución diario EL PUEBLO pudo dialogar con algunos vecinos. En las afueras de la sede de la Asociación de Jubilados (AJUPENSAL) encontramos a Ebodio Dagoberto Píriz, de 78 años, que colabora con dicha asociación, que tiene unos 150 socios en dicha localidad. Consultado sobre su opinión respecto de la posibilidad de que se instale una cárcel en lo que era el ingenio de El Espinillar expresó que “si bien hay distintas opiniones, yo digo que no es viable. Si se hubiese consultado al pueblo y a sus autoridades la cosa era distinta, se hubiera buscado una solución alternativa. Pero ocurrió que cuando se supo ya estaba todo resuelto. Si no se dialoga estamos en una dictadura”. Nos asevera que “casi todo el pueblo está en contra de la idea de la cárcel” aunque aún no ha firmado la papeleta. Píriz es nativo de Constitución, “siempre viví en la villa”. Trabajó en la construcción toda su vida.

Otro vecino manifestó que “se estaba hablando de llevar adelante un proyecto turístico, pero lo importante es que todo el pueblo esté unido, para buscar las soluciones entre todos”. Expresó que “no hay trabajo para le gente del pueblo y la instalación de la cárcel no suma nada, más bien resta”.

CASA A CASA, FIRMA A FIRMA

El 1º de julio se lanzó una campaña de recolección de firmas por la que se pretende entregar al presidente de la República, José Mujica, la adhesión a los efectos de que “se de un paso atrás en el proyecto que se piensa llevar adelante por el Ministerio del Interior en el ex establecimiento de El Espinillar denominado Centro de Rehabilitacióin”, según reza en la papeleta que lucía encima del escritorio del alcalde la pasada semana. El propio alcalde manifestó que hoy domingo saldría casa por casa, junto a otros concejales del municipio, en búsqueda de las firmas de los vecinos de la localidad. Esas firmas, consideró muestran  “la verdadera participación popular”. La idea es que gente de todos los partidos salga a recoger firmas, pero solo en Constitución, que “no venga nadie de afuera”. Quizá se dejen algunas papeletas para los visitantes de la localidad, pero se aclarará tal carácter.

PROYECTO ALTERNATIVO SE VIENE REFINANDO: ¿POZO TERMAL?

A través de la red social Facebook el propio alcalde convocó a la recolección de firmas y manifestó que “nosotros tenemos un mejor proyecto”, que estaría pronto en un mes, “porque hasta ahora lo que hay es un ensayo que venimos refinando”.  En ese sentido el pasado viernes el alcalde se trasladó junto al doctor Danilo Antón a la ciudad de Federación, en donde se reuniría con autoridades, para seguir avanzando en la idea de un proyecto ambicioso para la villa que podría culminar con la creación de un pozo termal, como objetivo final. Antón, que ha concurrido a la Villa por otros temas, como la realidad del basurero, ha mostrado interés en colaborar en lo que el municipio considera debe ser un proyecto de desarrollo.