“No dejo de creer que esta selección de Salto es posible”

Sucedió frente a Paysandú el pasado fin de semana, cuando Salto debía recomponer la imagen en la tierra sanducera. Por eso, de arranque nomás, el peso de una actitud frontal. De entrega. Fusionando temperamento y variable de estrategia. Lo bueno es que el equipo en manos de JORGE ARIEL NOBOA no se repitió. Fue exponiendo razones. No solo la verdad del refrescante 2 a 1 ganador, sino la aptitud a partir del contenido. Salto expulsó el quiste de no jugar. Y jugó.
**********
«Hubo que hablarlo mucho. La reacción no llegó por llegar. Incluso en la semana anterior, frente al plantel, dijimos lo que teníamos que decir. La categoría Sub 18 es una categoría especial. Es una edad especial. Y entonces, fue clave el no repetir distracciones y quizás lo más importante: ser eficaces. No solo para ser mejores en el trámite, sino para resolver en el gol».
-De arranque, la actitud fue otra.
«Claro, porque al equipo no le faltó presión y por eso Paysandú se vio sorprendido. El gol prematuro, nos dio serenidad. Es la serenidad que buscamos».
-¿Apostabas a los tres puntos?
«No pasaba por apostar o no. Había que tener más equilibrio, más orden, y sobre todo definir mejor. Era necesario ganar, por una cuestión de confianza. Si habíamos jugado dos partidos de local y no habíamos podido ganar y además no llegamos una sola vez al gol como local, quiere decir que algún mal andaba en la vuelta. Lo bueno fue haber corregido».
«NO DEJO DE CREER»
Ayer viernes, cuando la selección Sub 18 bajó la cortina semanal. Artigas se va metiendo debajo de la piel de cada «naranjero». Es el rival que viene. Hoy sábado para concentrar. Mañana domingo, sobre las 15.30′, con proa a la frontera. El Salto Sub 18, activa la convicción, porque la ilusión es cuestión implícita.
Con EL PUEBLO para escuchar, el estratega va salpicando el enfoque. Después de todo, las cuestiones humanas también revisten la secuencia, aunque en la cancha, la que manda es la propuesta. El mismo Jorge sabe también que se trata de un camino empinado.
«Porque a veces también es cierto que nos hemos complicado por razones propias. Desde lo defensivo y por le medio, hubo en general respuesta. De eso no me quejo. Las dificultades han sido ofensivas y por eso recurrimos a Roberto Mezza, que de esto entiende. Uno puede andar bien con la pelota, pero es clave tener eficacia. Como notable goleador que fue, Roberto no deja de dar esa mano que valoramos».
«NO MARCA NINGÚN FINAL»
-Los lesionados que serán aguardados hasta último momento (Miranda y Bocariov), pero más allá de quienes jueguen, la idea es la que trasciende.
«De eso ni hablar. No dejo de creer que esta selección es posible y que pasar esta ronda está al alance de la posibilidad. El haber ganado en Payandú nos replanteó la confianza, porque después de todo le ganamos a un rival directo. Pero esa victoria no marca ningún final».
-Cabe preguntarse si es el principio de una consolidación.
«Eso es lo que pretende. No solo jugarnos en Artigas por el mejor resultado posible, sino sostener el nivel y aumentarlo desde lo individual a lo colectivo. Ese es el fin».
**********
La Sub 18 en manos de Jorge Ariel Noboa. El 2 a 1 en Paysandú. Sin pretensiones de aventura en la tierra sanducera. Fue a lo seguro. Pisó y decidió. Fue ocultando vacilaciones. No lo pensó dos veces. Y allá fue. Los tres puntos en el bolsillo. Amplió el horizonte. Obliga a creer. Una creencia bien entendida y mejor aplicada. Lo es.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-

Sucedió frente a Paysandú el pasado fin de semana, cuando Salto debía recomponer la imagen en la tierra sanducera. Por eso, de arranque nomás, el peso de una actitud frontal. De entrega. Fusionando temperamento y variable de estrategia. Lo bueno es que el equipo en manos de JORGE ARIEL NOBOA no se repitió. Fue exponiendo razones. No solo la verdad del refrescante 2 a 1 ganador, sino la aptitud a partir del contenido. Salto expulsó el quiste de no jugar. Y jugó.

**********

«Hubo que hablarlo mucho. La reacción no llegó por llegar. Incluso en la semana anterior, frente al plantel, dijimos lo que teníamos que decir. La categoría Sub 18 es una categoría especial. Es una edad especial. Y entonces, fue clave el no repetir distracciones y quizás lo más importante: ser eficaces. No solo para ser mejores en el trámite, sino para resolver en el gol».

-De arranque, la actitud fue otra.

«Claro, porque al equipo no le faltó presión y por eso Paysandú se vio sorprendido. El gol prematuro, nos dio serenidad. Es la serenidad que buscamos».

-¿Apostabas a los tres puntos?

«No pasaba por apostar o no. Había que tener más equilibrio, más orden, y sobre todo definir mejor. Era necesario ganar, por una cuestión de confianza. Si habíamos jugado dos partidos de local y no habíamos podido ganar y además no llegamos una sola vez al gol como local, quiere decir que algún mal andaba en la vuelta. Lo bueno fue haber corregido».

«NO DEJO DE CREER»

Ayer viernes, cuando la selección Sub 18 bajó la cortina semanal. Artigas se va metiendo debajo de la piel de cada «naranjero». Es el rival que viene. Hoy sábado para concentrar. Mañana domingo, sobre las 15.30′, con proa a la frontera. El Salto Sub 18, activa la convicción, porque la ilusión es cuestión implícita.

Con EL PUEBLO para escuchar, el estratega va salpicando el enfoque. Después de todo, las cuestiones humanas también revisten la secuencia, aunque en la cancha, la que manda es la propuesta. El mismo Jorge sabe también que se trata de un camino empinado.

«Porque a veces también es cierto que nos hemos complicado por razones propias. Desde lo defensivo y por le medio, hubo en general respuesta. De eso no me quejo. Las dificultades han sido ofensivas y por eso recurrimos a Roberto Mezza, que de esto entiende. Uno puede andar bien con la pelota, pero es clave tener eficacia. Como notable goleador que fue, Roberto no deja de dar esa mano que valoramos».

«NO MARCA NINGÚN FINAL»

-Los lesionados que serán aguardados hasta último momento (Miranda y Bocariov), pero más allá de quienes jueguen, la idea es la que trasciende.

«De eso ni hablar. No dejo de creer que esta selección es posible y que pasar esta ronda está al alance de la posibilidad. El haber ganado en Payandú nos replanteó la confianza, porque después de todo le ganamos a un rival directo. Pero esa victoria no marca ningún final».

-Cabe preguntarse si es el principio de una consolidación.

«Eso es lo que pretende. No solo jugarnos en Artigas por el mejor resultado posible, sino sostener el nivel y aumentarlo desde lo individual a lo colectivo. Ese es el fin».

**********

La Sub 18 en manos de Jorge Ariel Noboa. El 2 a 1 en Paysandú. Sin pretensiones de aventura en la tierra sanducera. Fue a lo seguro. Pisó y decidió. Fue ocultando vacilaciones. No lo pensó dos veces. Y allá fue. Los tres puntos en el bolsillo. Amplió el horizonte. Obliga a creer. Una creencia bien entendida y mejor aplicada. Lo es.

-ELEAZAR JOSÉ SILVA-







Recepción de Avisos Clasificados