“¿No iban a esperar hasta el viernes para resolver?”

Las líneas de comunicación están planteadas a más de un nivel. Cadenas de vínculos a través de los medios disponibles y al fin de cuentas, situaciones, hechos o circunstancias que terminan por saberse. Directores Técnicos (en los casos en que la amistad o la confianza reina), para ser entre ellos, parte de una misma pregunta: “¿No iban a esperar hasta el viernes para resolver?”.
El hecho es ese. Desde los neutrales de la Liga Salteña de Fútbol, en consonancia con algunos delegados, se había resuelto AGUARDAR HASTA EL VIERNES AL MEDIODÍA O A LA TARDE, para pronunciarse respecto a suspender o no la primera fecha del Campeonato Salteño en la “A”, desde el momento que la “B” tenía definido virtualmente cancelar el arranque. En la sesión del martes, el Dr. Hugo Ariel Guerra había plantado bandera: “Si fuese por mí, suspendía hoy”.

“SE HUBIESE ALERTADO EN TIEMPO Y FORMA”
¿Cuál es el tema en cuestión?: que en función de la espera hasta el viernes, planteles que adiestraron el jueves, aunque no fuese en las mejores condiciones. Casos de quienes incluso, encararon la acción en la zona de Cuatro Bocas o espacios libres cercanos a Salto Grande. O sea, no faltó la práctica, frente a la duda planteada. Esos mismos técnicos igualmente refrendaron un pensamiento común: “si ya suspendían el jueves, parábamos la actividad en la semana. Por lo menos se nos hubiese alertado en tiempo y forma”.
“JUGAR POR JUGAR…NO”
En la columna de la síntesis de página 20 en la edición de la víspera, EL PUEBLO notició respecto a la suspensión, en tanto horas antes el presidente Walter Martínez, refrendaba la decisión de aguardar “hasta el viernes”, subrayando que “no se trata de perjudicar a nadie…y jugar, por jugar…no”. De hecho, la mayoría de los DT por lo menos en el caso de la “A”, decidió bajar la cortina de entrenamientos, si por esta semana se trata, con reinicio el día lunes. De todas maneras a este nivel, dos o tres excepciones puntuales.