“No puedo entender cómo es posible que hayan algunos salteños que estén deseando que le vaya mal a Salto”

Álvaro Compá tenía una vida tranquila y organizada, pero decidió trabajar activamente en política para acompañar a su amigo, Germán Coutinho. Sufrió la estrepitosa derrota electoral de 2005 y cinco años después saboreó las mieles de la conquista del gobierno departamental. Lo que comenzó como una aventura lo llevó a que hoy ocupe en forma interina el cargo de intendente de Salto, sabiendo que llegará el momento en que ese cargo deberá ser definitivo cuando su amigo busque la reelección…
- Ya dijo Coutinho que irá por la reelección, eso implica que deba renunciar unos meses antes a su cargo asumiendo usted a fines del 2014 en forma definitiva el cargo de intendente. Estas oportunidades de asumir temporalmente como intendente, ¿lo va tomando como una preparación de lo que viene? ¿Cómo ha sido esta experiencia para usted?
- En la vida todo es experiencia, pero te puedo decir que la primera vez que asumí como intendente fue la más difícil, esta ocasión vendría a ser, creo, la cuarta vez que debo asumir el cargo pero en todas he sentido una sensación especial. Es un honor ser el intendente de Salto, una responsabilidad única. Por suerte tenemos un equipo muy bueno, ya nos conocemos entre todos, pero indudablemente que acá siempre se aprende algo nuevo. Hoy estoy bastante bien y tranquilo, los nervios de la primera vez como intendente ya se han ido pasando.
- Estaba acostumbrado a trabajar en la faz privada y hoy debe encarar un trabajo público de alta exposición y responsabilidad, ¿cómo encaró ese cambio en su vida?
- Es bravo congeniarlo, hasta el día de hoy me cuesta bastante, más que nada por los horarios porque a veces tenemos determinadas reuniones de la intendencia en alguna hora que tenía previsto dedicarlo a mi tarea privada o al revés. Pero con la experiencia que he ido adquiriendo en estas tareas uno se va adaptando a estas situaciones que se me plantean. Sin duda que hoy le estoy dedicando más tiempo a lo público, pero tampoco soy de la idea de abandonar lo privado que es lo que me había proporcionado, a mí y a mi familia, el nivel de vida que ya tenía, ahí no me puedo quejar, siempre trabajé bien desde que comencé con mi empresa. Pero como digo, a veces es medio bravo, más cuando me toca ser intendente, como ahora, porque este trabajo lleva mucho de protocolo y te exige mayor nivel de concentración.
- Cuando ingresó a la actividad política activa lo hizo para acompañar a un amigo, y de pronto termina siendo intendente, ¿cómo tomó esta situación la familia?
- La familia es el sostén de todo ser humano, en mi caso particular es el motor de mi vida. Normalmente todos los éxitos que he conseguido en mi vida privada como en la pública son consecuencia de ella… le había quitado muchas horas a mi familia por mi trabajo privado… (se emociona) y ahora le agrego lo público… soy un agradecido porque solo ellos me aguantan estar tanto tiempo afuera. Somos de esas familias de antes, tradicionales, de las que tratan de estar todos los días intercambiando llamados y saber cómo andan todos, de hecho antes de hacer esta nota estaba hablando con mi padre para ver cómo andaba. Así y con todo, mi señora y mis hijas me tienen prácticamente de pasada, eso tiene un costo que lo tengo asumido porque es parte de esto. Estando en Salto a veces pasa de estar uno o dos días sin vernos porque uno se levanta temprano y sale a trabajar mientras ellas duermen, a veces no voy a comer a mi casa y los veo recién de noche, o llego muy de noche y ya están durmiendo. Es bravo. Pero gracias a Dios y a ellos que vienen amoldándose a mi situación, me aguantan camiones, por lo que soy un agradecido a mi familia.
- Hablando del protocolo que le insume ser intendente, estuvo reunido con el presidente Mujica por primera vez, ¿cómo fue esa experiencia?
- La verdad que sí, el primer mano a mano que tuve con el presidente de todos los uruguayos. Me sorprendió, soy sincero, varias veces lo he hablado con Germán y él me había adelantado que era un señor muy especial que dice las cosas que dice, como aquello que dijo de Germán, que teníamos intendente para rato. Él dice lo que piensa y creo que eso es importante. Lo escuché y tiene unas iniciativas importantes para la región, nos va a potenciar fuertemente. Nosotros estamos apostando mucho a la Región Norte. De todas las regiones la nuestra es una región con muchas facetas que van a ser importantes. Por ejemplo, es la única integrada por los tres partidos políticos, es la única que va a tener el 43% de espacio territorial del país y es la única que tiene el 41% de pobreza.
Tradicionalmente en este país todo está centralizado en el sur, generalmente han

Álvaro Compá tenía una vida tranquila y organizada, pero decidió trabajar activamente en política para acompañar a su amigo, Germán Coutinho. Sufrió la estrepitosa derrota electoral de 2005 y cinco años después saboreó las mieles de la conquista del gobierno departamental. Lo que comenzó como una aventura lo llevó a que hoy ocupe en forma interina el cargo de intendente de Salto, sabiendo que llegará el momento en que ese cargo deberá ser definitivo cuando su amigo busque la reelección…

– Ya dijo Coutinho que irá por la reelección, eso implica que deba renunciar unos meses antes a su cargo asumiendo usted a fines del 2014 en forma definitiva el cargo de intendente. Estas oportunidades de asumir temporalmente como intendente, ¿lo va tomando como una preparación de lo que viene? ¿Cómo ha sido esta experiencia para usted?

– En la vida todo es experiencia, pero te puedo decir que la primera vez que asumí como intendente26 7 12 011 fue la más difícil, esta ocasión vendría a ser, creo, la cuarta vez que debo asumir el cargo pero en todas he sentido una sensación especial. Es un honor ser el intendente de Salto, una responsabilidad única. Por suerte tenemos un equipo muy bueno, ya nos conocemos entre todos, pero indudablemente que acá siempre se aprende algo nuevo. Hoy estoy bastante bien y tranquilo, los nervios de la primera vez como intendente ya se han ido pasando.

– Estaba acostumbrado a trabajar en la faz privada y hoy debe encarar un trabajo público de alta exposición y responsabilidad, ¿cómo encaró ese cambio en su vida?

– Es bravo congeniarlo, hasta el día de hoy me cuesta bastante, más que nada por los horarios porque a veces tenemos determinadas reuniones de la intendencia en alguna hora que tenía previsto dedicarlo a mi tarea privada o al revés. Pero con la experiencia que he ido adquiriendo en estas tareas uno se va adaptando a estas situaciones que se me plantean. Sin duda que hoy le estoy dedicando más tiempo a lo público, pero tampoco soy de la idea de abandonar lo privado que es lo que me había proporcionado, a mí y a mi familia, el nivel de vida que ya tenía, ahí no me puedo quejar, siempre trabajé bien desde que comencé con mi empresa. Pero como digo, a veces es medio bravo, más cuando me toca ser intendente, como ahora, porque este trabajo lleva mucho de protocolo y te exige mayor nivel de concentración.

– Cuando ingresó a la actividad política activa lo hizo para acompañar a un amigo, y de pronto termina siendo intendente, ¿cómo tomó esta situación la familia?

– La familia es el sostén de todo ser humano, en mi caso particular es el motor de mi vida. Normalmente todos los éxitos que he conseguido en mi vida privada como en la pública son consecuencia de ella… le había quitado muchas horas a mi familia por mi trabajo privado… (se emociona) y ahora le agrego lo público… soy un agradecido porque solo ellos me aguantan estar tanto tiempo afuera. Somos de esas familias de antes, tradicionales, de las que tratan de estar todos los días intercambiando llamados y saber cómo andan todos, de hecho antes de hacer esta nota estaba hablando con mi padre para ver cómo andaba. Así y con todo, mi señora y mis hijas me tienen prácticamente de pasada, eso tiene un costo que lo tengo asumido porque es parte de esto. Estando en Salto a veces pasa de estar uno o dos días sin vernos porque uno se levanta temprano y sale a trabajar mientras ellas duermen, a veces no voy a comer a mi casa y los veo recién de noche, o llego muy de noche y ya están durmiendo. Es bravo. Pero gracias a Dios y a ellos que vienen amoldándose a mi situación, me aguantan camiones, por lo que soy un agradecido a mi familia.

– Hablando del protocolo que le insume ser intendente, estuvo reunido con el presidente Mujica por primera vez, ¿cómo fue esa experiencia?

– La verdad que sí, el primer mano a mano que tuve con el presidente de todos los uruguayos. Me sorprendió, soy sincero, varias veces lo he hablado con Germán y él me había adelantado que era un señor muy especial que dice las cosas que dice, como aquello que dijo de Germán, que teníamos intendente para rato. Él dice lo que piensa y creo que eso es importante. Lo escuché y tiene unas iniciativas importantes para la región, nos va a potenciar fuertemente. Nosotros estamos apostando mucho a la Región Norte. De todas las regiones la nuestra es una región con muchas facetas que van a ser importantes. Por ejemplo, es la única integrada por los tres partidos políticos, es la única que va a tener el 43% de espacio territorial del país y es la única que tiene el 41% de pobreza.

Tradicionalmente en este país todo está centralizado en el sur, generalmente han favorecido a los más cercanos a la capital. Entonces, esta región es la que está más alejada, así que es la que puede ganar más en proyectos y en apoyo, esa es una buena forma de potenciarnos, porque no es lo mismo que el Departamento de Salto vaya a hablar con algún organismo en Montevideo que ir como Región Norte, compuesta por seis departamentos, la región más grande del país, entonces creo que vamos a ganar muchas cosas que si fuéramos en forma individual.

Y bueno, tuvimos un mano a mano de casi dos horas con el presidente, intercambiamos muchas opiniones, fue muy receptivo con nosotros. Dicho sea de paso, me preguntó por Germán, se ve que la ausencia del intendente de Salto no pasa desapercibida para el presidente.

– Leí en Búsqueda declaraciones del intendente colorado de Rivera, Marne Osorio, denunciando al gobierno nacional que no le enviaba los recursos necesarios para obras de infraestructura. ¿Cómo está Salto en ese tema?

– Es bastante difícil que nosotros seamos de un partido político y que el gobierno nacional sea de otro partido, justo lo hablé en este encuentro de la Región Norte con Marne, nosotros estamos bastante igual. Por ejemplo, UTE nos cobró de más en el mes de enero en forma equivocada unos 17 millones de pesos que cuando fuimos a reclamar lo asumieron como error pero aún no nos han devuelto ese dinero. El miércoles que se firmó el acuerdo con UTE fue uno de los temas que volvimos a plantear en el Congreso de Intendentes donde hicimos saber nuestra queja, así que parece que ahora entre hoy o mañana estarían viendo cómo solucionan ese tema.

– ¿Tuvieron también un problema con OSE?

– Sí, con OSE, con AFE, pero acá creo que lo tuvo con todo el país, digo, son temitas chiquitos, pero molestan a nuestro buen funcionamiento como intendencia. Distinta es la historia a nivel de los Ministerios, ahí no nos podemos quejar, pero con los Entes no sé si se trata de un tema puntual con Salto pero la verdad es que tenemos problemas.

– ¿Y respecto a la queja de Rivera sobre las partidas que no llegan?

– Pasa que las partidas siempre demoran en llegar, vos contás con una plata en tal fecha y te demoran en llegar y te desarticulan el funcionamiento de una intendencia como la de Salto que maneja muchos millones de pesos con un funcionamiento muy costoso porque se está trabajando y haciendo mucha obra en los barrios y en campaña, entonces te rompe lo que tenías previsto. A veces es bravo cuando contás con una plata y no te la entregan en la fecha prevista. De todas formas, gracias a las previsiones del contador (Rodolfo Martínez), venimos bien, venimos cumpliendo. El año pasado en la rendición de cuentas que hicimos gastamos 85 millones de pesos más de lo previsto en obras, pero esto la gente lo está viendo y está contenta.

– En una de las primeras conferencias de prensa que hizo Coutinho luego de asumir, relató la mala situación en la que estaba el departamento según un informe de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto. De ahí la importancia del Departamento de Desarrollo que usted dirige, ¿hay razones para ser optimista en el futuro?

– Es cierto, la verdad que cuando asumimos estábamos en la no muy feliz posición de ser el segundo departamento en desocupación del país. Estoy convencido que tenemos el mejor departamento del país, tan es así que estoy trabajando junto a todo el equipo liderado por Germán en pos de posicionarlo de vuelta y de recuperar el prestigio que supo tener.

En cuanto al tema de Desarrollo, estamos muy esperanzados, creo que este y el año que viene son años bisagra porque, por ejemplo, este año si Dios quiere se va a cerrar una de las premisas que dijimos en la campaña electoral sobre que íbamos a abrir el parque agroindustrial, donde ya están las dos primeras empresas formalmente interesadas, están haciendo todos los trámites para instalarse en el parque. Estamos haciendo todo el relevamiento necesario para que cuando se instalen el parque esté funcionando. Creemos que este parque agroindustrial es fundamental para crear puestos de trabajo, es la forma de levantar estos guarismos de desempleo que teníamos.

Luego, tenemos totalmente confirmado un hotel cinco estrellas en termas del Daymán, lo que es muy importante porque le va a dar más categoría a la zona. Lo del Hotel Salto ya es una realidad que la ciudad necesitaba. En la Oficina de Desarrollo también estamos con un proyecto en el sector hortifrutícola que para nosotros es muy importante porque produce muchas fuentes de trabajo y necesita de un respaldo y de un proyecto acorde a lo que produce para todo el país. También estamos apoyando muy fuertemente a la inversión privada en vivienda, creemos que es la forma de que muchos salteños accedan a su vivienda propia, ya están confirmadas en ese sentido dos empresas argentinas que van a venir a instalarse al departamento, una de ellas en el predio que compraron en Apolón y Viera donde van a hacer 250 viviendas. Luego tenemos unos cuantos proyectos más que están encaminados, como por ejemplo uno en la costanera y otro en la esquina de 18 de Julio y Artigas, por todo eso somos optimistas de que vamos bien y que vamos a lograr revertir ese diagnóstico negativo que había de Salto cuando llegamos al gobierno.

– ¿Qué destacaría de lo que ha vivido en estos dos años de gobierno?

– Mirá, la verdad que aún no puedo entender cómo es posible que haya algunos salteños que estén deseando que le vaya mal al gobierno, eso es desear que le vaya mal a Salto y a todos quienes vivimos aquí. Yo sé que es un grupo chico, pero no deja de preocuparme.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...