No se podía jugar

Y las cosas como son, seguramente ahora saldrán algunos a decir…”se podía haber jugado, perdimos plata, después tenemos que jugar con ‘barro’ y no sabemos…” ya lo han dicho, y pese a que en nuestro caso aceptamos todas las opiniones, cuando estas se realizan con el debido respeto, nos parece una tremenda “ridiculez”.
En la época de hoy día, el fútbol es otra cosa, esto es (o se intenta al menos que sea) un espectáculo deportivo… ya no se juega más “en medio del barro”, para de esa forma intentar sacar provecho del error de un defensa, o intentando rematar a distancia para que la pelota le “pique” antes al golero y se convierta en gol…eso ya pasó, hay que intentar la “viveza” bien entendida, y lo mismo, pero en cancha con condiciones normales, el fútbol de hoy día es otra cosa… ¿cuándo lo entenderán?
El tema aquí es uno, porque más allá de que estamos seguros en cada cancha, los equipos iban a jugar “para los dolientes”, queda claro que  el estado en  que quedaron los campos de juego (algunos recorrimos, y fuimos testigos de su estado) luego de la abundante agua caída a nivel de nuestro departamento en la jornada del sábado próximo pasado, era imposible “jugar al fútbol” en un piso donde sería prácticamente imposible mantener la vertical… a esto lo saben los dirigentes, los técnicos, y mucho más los jugadores.
Problemas de lesiones, (existen infinidad de antecedentes) en cuanto a esta situación, cuando se ha jugado con campos en condiciones que no son aptas para el buen desarrollo del juego, y el espectáculo. Después el tema de que si se pierde plata, o no, de que si los clubes (algunos, no todos) ponen el grito del cielo cuando una etapa debe suspenderse,…eso es otro tema.
Nos parece mucho más coherente tener que esperar una semana más (o dos), que lamentar la baja de uno, o  más jugadores por lesión para la competencia futura, pero ojo, esta es nuestra opinión, porque se sabe en esto del fútbol, es absolutamente todo materia opinable. Por eso decimos, y opinamos, a nuestro entender por contar con poca, regular, o mucha, experiencia en esto del fútbol, y del deporte en general, que esta vez estuvo por demás acertada la decisión de la dirigencia de la L.S.F en nombre de su presidente Luis Arreseigor de suspender la etapa. Queda claro que ayer domingo, por todos los motivos ante expuestos… no se podía jugar al fútbol. Las cosas como son.
DANIEL SILVEIRA

Y las cosas como son, seguramente ahora saldrán algunos a decir…”se podía haber jugado, perdimos plata, después tenemos que jugar con ‘barro’ y no sabemos…” ya lo han dicho, y pese a que en nuestro caso aceptamos todas las opiniones, cuando estas se realizan con el debido respeto, nos parece una tremenda “ridiculez”.

En la época de hoy día, el fútbol es otra cosa, esto es (o se intenta al menos que sea) un espectáculo deportivo… ya no se juega más “en medio del barro”, para de esa forma intentar sacar provecho del error de un defensa, o intentando rematar a distancia para que la pelota le “pique” antes al golero y se convierta en gol…eso ya pasó, hay que intentar la “viveza” bien entendida, y lo mismo, pero en cancha con condiciones normales, el fútbol de hoy día es otra cosa… ¿cuándo lo entenderán?

El tema aquí es uno, porque más allá de que estamos seguros en cada cancha, los equipos iban a jugar “para los dolientes”, queda claro que  el estado en  que quedaron los campos de juego (algunos recorrimos, y fuimos testigos de su estado) luego de la abundante agua caída a nivel de nuestro departamento en la jornada del sábado próximo pasado, era imposible “jugar al fútbol” en un piso donde sería prácticamente imposible mantener la vertical… a esto lo saben los dirigentes, los técnicos, y mucho más los jugadores.

Problemas de lesiones, (existen infinidad de antecedentes) en cuanto a esta situación, cuando se ha jugado con campos en condiciones que no son aptas para el buen desarrollo del juego, y el espectáculo. Después el tema de que si se pierde plata, o no, de que si los clubes (algunos, no todos) ponen el grito del cielo cuando una etapa debe suspenderse,…eso es otro tema.

Nos parece mucho más coherente tener que esperar una semana más (o dos), que lamentar la baja de uno, o  más jugadores por lesión para la competencia futura, pero ojo, esta es nuestra opinión, porque se sabe en esto del fútbol, es absolutamente todo materia opinable. Por eso decimos, y opinamos, a nuestro entender por contar con poca, regular, o mucha, experiencia en esto del fútbol, y del deporte en general, que esta vez estuvo por demás acertada la decisión de la dirigencia de la L.S.F en nombre de su presidente Luis Arreseigor de suspender la etapa. Queda claro que ayer domingo, por todos los motivos ante expuestos… no se podía jugar al fútbol. Las cosas como son.

DANIEL SILVEIRA