“No soy de los que dicen que la política está podrida, creo que hay gente que la pudre pero que también hay gente que le hace bien”

Entrevista a Facundo Marziotte

En este permanente recorrido por diversas radios, en 2004 conocí al joven de 16 años Facundo Marziotte como el relator deportivo de Mundo FM. Ya entonces lo vimos como una persona con convicciones firmes en su trabajo y en su forma de encarar la vida. Seguimos a la distancia su evolución profesional y cómo fue naciendo en él su vocación de servicio a la comunidad desde la política partidaria.

Perfil de Facundo Marziotte: Casado. Es del signo de Cáncer. De chiquito quería ser relator de fútbol. Es hincha de Peñarol. ¿Una asignatura pendiente? He tenido suerte, cuando quise algo en la vida me lo puse como objetivo y lo fui a buscar. ¿Una comida? Muchas, pero si tengo que elegir, asado o milanesa napolitana con fritas. ¿Una película? En busca de la felicidad. ¿Un libro? «Se llamaba Wilson» de Diego Achard. ¿Un hobby? Escuchar música. ¿Qué música le gusta escuchar? De todo. Me gusta mucho la música uruguaya. ¿Qué le gusta de la gente? Que sea genuina. ¿Qué no le gusta de la gente? Que no sea sincera con lo que realmente es.

Perfil de Facundo Marziotte:
Casado. Es del signo de Cáncer. De chiquito quería ser relator de fútbol. Es hincha de Peñarol.
¿Una asignatura pendiente? He tenido suerte, cuando quise algo en la vida me lo puse como objetivo y lo fui a buscar. ¿Una comida? Muchas, pero si tengo que elegir, asado o milanesa napolitana con fritas. ¿Una película? En busca de la felicidad. ¿Un libro? «Se llamaba Wilson» de Diego Achard. ¿Un hobby? Escuchar música. ¿Qué música le gusta escuchar? De todo. Me gusta mucho la música uruguaya. ¿Qué le gusta de la gente? Que sea genuina. ¿Qué no le gusta de la gente? Que no sea sincera con lo que realmente es.

- Comenzaste muy joven en la radio, ¿de dónde venía tu vocación por la comunicación?
– Ya de niño agarraba el futbolito de botones y jugaba con uno de mis hermanos y con mis primos en el living de casa, pero no jugaba, relataba el partido, normalmente imitando a algún relator como Marcelo Araujo de TyC Sports. No sé por qué lo hacía, me gustaba, no era que ya pensaba que iba a terminar haciendo radio. Jodí tanto con eso que aparte mi madre me echaba del living porque gritaba relatando, que empecé a pedirle a mis padres para empezar en algún medio y fue Pablo Teixeira que por primera vez me llevó a TV Mundo y empecé dando las amarillas del fútbol. En aquel entonces ellos hacían fútbol en vivo. Me acuerdo que mi primer partido fue en cancha de Nacional en el Cerro, lloviendo, debajo de una especie de encerado muy incómodo, pero yo igual estaba feliz, tendría 14 o 15 años. Ese día fue espantoso, con miedo, pero arranqué.

- Te conocí en Mundo FM cuando tenías 16 años.
– Pero antes hice Baby Fútbol con Marcelo Galarza en la televisión, el «Gato» relataba y yo comentaba, todavía no me animaba a relatar, más allá que sabía que era eso lo que me gustaba. Después se dio lo de la radio, no recuerdo exactamente cómo, creo que fue Carlos Hermann que me conoció en el canal y me invitó un día para ser canchero en Mundo FM. Era el equipo de Daniel Caiazzo, luego fue el equipo deportivo de Pope Nalbarte y la dirección en la radio de Paulino Delsa.

Un día faltó el relator, que era Pablo Campiglia y yo dije que me animaba, me miraron con cara de a qué se anima, tenía 16 o 17 años. Así que llevé una grabación de un partido de la selección de Salto con no sé quién, que relaté de un video que me prestó Jorge Jacques, y ese domingo comencé a relatar. Después la radio cambió de firma, nosotros nos fuimos, tuvimos un pasaje por Bemba con el mismo equipo. Luego nos fuimos a radio Tabaré con el Pope, donde hicimos fútbol. Fui luego empleado de la radio con un programa en la tarde con Rosario Núñez, que era de Constitución. Hicimos una especie de Magazine, con música y hasta recetas pasábamos, una cosa bien distendida.

En esa situación pasé poco más de un año, y un día me llama Marcelo Di Giácomo, que con Víctor Couto y Enrique (Di Giácomo) conversamos y se dio el cambio, porque además yo andaba con ganas de hacer cosas nuevas. Así que empecé en la producción del informativo de Libertadores haciendo notas y cubriendo las conferencias.

- ¿Cómo fue el momento que te propusieron hacerte cargo del informativo de la noche en la radio?
– Fue un desafío tremendo, que me costó, no porque no me animara, pero era hacerme cargo de un informativo, que por más que no fuera el de la mañana, que era y sigue siendo el central en la radio salteña, era todo un desafío. Al principio lo hice muy mal…

- Pero te fuiste afianzando rápidamente, porque al tiempo la radio te ofrece hacerte cargo de un programa periodístico semanal los sábados…
– Es cierto, primero fue el informativo de la noche, luego Víctor Couto se va de la radio, dejando un espacio tremendo porque él era el informativo. Así que entonces llegué a hacer por un buen tiempo también el informativo de la mañana porque no había otra opción. Fue una muy linda experiencia aunque difícil. Y fuimos hablando mucho con Marcelo y con Enrique, con quienes tengo una excelente relación hasta el día de hoy, casi de amistad, y un día se dio que charlando con ellos, estaba la posibilidad de este programa y arrancamos los días sábados, tratando de analizar la actualidad con muchas entrevistas y notas. Nunca me consideré un periodista de opinión, siempre cuidé mucho eso, capaz que era por lo que me corría por la sangre.

- A la par de este crecimiento profesional, se notó que fue creciendo en ti un interés por la política partidaria, ¿de dónde surge esa nueva vocación?
– Mi familia es nacionalista de siempre, y en algún momento estando en Tabaré, tuve la intención de militar en política, pero en aquel entonces como que a la juventud no se le daba mucha importancia, hasta que en la radio conozco a Carlos Albisu. En aquel momento era la 50, el inicio del grupo junto a Carlitos Silva y toda esa barra. Y me gustó mucho la visión que ellos tenían de la política, de cómo estaban trabajando con los jóvenes. Me sentí representado y a gusto, así que hablé un día con Carlitos, le dije que quería empezar a militar, y así arrancamos con un grupo de jóvenes.

- ¿Qué buscabas en la política?
– Tratar de hacer algo por las cosas que me parecían que estaban mal. Soy muy crítico con el sistema político, incluso con mi partido, y pensaba que si quería cambiar esas cosas que veía que estaban mal, tenía que hacerlo desde adentro, porque si no sería uno más de los que tira piedras desde afuera sin meterse. Yo estaba convencido y lo sigo estando, que hay que cambiar algunas cosas, sobre todo algunas de las que está muy arraigada en nuestra sociedad.

- Y tomaste la decisión de dedicarte de lleno a la política y dejar a un costado tu vocación por los medios de comunicación, ¿por qué?
– Esa decisión fue muy pensada y charlada. En el periodismo, me fuera más o menos bien o mal iba a seguir, yo estaba bien en Libertadores, era mi casa, hasta el día de hoy sigo yendo. Primero sentí la necesidad, me empecé a sentir incómodo en hacer algunas notas, no te digo que me pelee con algún entrevistado pero sentí que estaba mezclando las cosas, sentí de parte de algún político ese «yo ya sé dónde estás», y no me estaba sintiendo cómodo. Lo hablé mucho con quien hoy es mi señora que en aquel momento era mi novia, lo hablé con mis viejos, y pese a que no estaban de acuerdo, muchos amigos y compañeros del partido no estuvieron de acuerdo, incluso hasta Luis Bértiz me lo decía en la casa del partido.

Pero bueno, tomé la decisión, y si me preguntás si estuve bien o mal, no lo sé, pero estoy convencido de lo que hice. Sentí que la radio no merecía que yo esté en esa encrucijada permanente de no saber si defendía a mi partido o defendía ese respeto que tenía por el oyente y el entrevistado que siempre intenté tener. Entonces me dije que ni la radio se merecía esto, ni yo tampoco me estaba sintiendo cómodo, me la tenía que jugar y bueno, me la jugué.

- Hoy estás de lleno trabajando en el Partido Nacional, pero aún así te sigue tirando la radio y empezaste hace poco un programa semanal…
– Claro, pasa que después que me fui, siempre sentí la ganas de volver. La radio para mí es un montón de cosas. Hice algo de fútbol en algún momento, pero bueno, el fútbol salteño como que no tiene hoy mucha chance, hay un montón de colegas que están trabajando y no está el lugar. Entonces generé un espacio con Valentín Fletcher y con mi hermano. Un día nos sentamos y dijimos de hacer algo, y generamos un programa que no tiene nada que ver con lo que hacía, pero es más por un gusto de hacer radio, llegar los sábados y estar frente a un micrófono de doce a tres de la tarde y charlar de algunas cosas por Siglo XXI FM.

- Hablemos de política. Las encuestas dicen que si hoy hubiese elecciones, el presidente electo sería Luis Lacalle Pou, ¿cómo vivís este momento?
– Primero que nada, aprendiendo mucho, todos los días, chocando y cayendo a veces con algunas cosas. El ámbito político me encanta, no soy de los que dicen que la política está podrida, creo que hay gente que la pudre pero que Facundo Marziottetambién hay gente que le hace bien a la política. Y estoy viviendo este momento con una alegría mesurada porque creo que vamos bien, que estamos trabajando bien, creo que Carlos Albisu sigue siendo a quien yo vi en aquel momento y eso es clave. Carlitos siempre nos ha llevado por un camino por el que nos sentimos muy cómodos, muy libres y muy tranquilos en el trabajo. Y con Luis Lacalle y todo el equipo de «Aire Fresco» a nivel nacional también trabajamos de esa manera, muy cómodos. Las encuestas –y es una frase hecha- son fotos del momento, y hay que verlas como eso. Falta mucho tiempo, hay muchas cosas que van a pasar…

- En términos futboleros, los goles no se merecen, se hacen, y no importa que juegues lindo, el tema es ganar el partido. ¿Pensás que esta vez van a hacer los goles que se necesitan para ganar este partido?
– Creo que sí, es el momento…

- ¿Eso porque el Frente Amplio está mal o porque el Partido Nacional está bien?
– Por las dos cosas. Porque el Partido Nacional construyó una unidad que venía compleja. Luis (Lacalle) y Jorge Larrañaga han limado un montón de cosas, más allá de algún chisporroteo del camino, pero se tiene claro que el partido tiene que estar unido. Lo mismo pasa en Salto, y no porque sea mi líder y con quien trabajo, pero Carlos Albisu fue fundamental en esa construcción de unidad. La Casa del partido que Carlos Albisu propuso y logró que hasta el día de hoy funcione, es uno de los estandartes principales del movimiento del partido. Todas las listas que quieran tienen lugar ahí, se reúnen, se juntan, y están. Eso no es menor.

Que el Frente Amplio esté bien o mal, bueno, es un problema del Frente Amplio. Se los comió el poder, el gobierno se terminó saliendo de lo que debe ser su foco principal, además de la arrogancia y el miedo a tener que asumir el error, los ha matado y pienso que van a seguir por ese camino. Pero bueno, ese es otro tema. El Partido Nacional está firme, capacitado para recibir a gente que quizás no sea del partido desde su raíz, y eso es importante porque el país está dividido en porciones. La gente se siente muy cansada y está viendo hoy al Partido Nacional como una opción de cambio para un país que va por algunos caminos que preocupan. En Salto la batalla es otra, es diferente, pero creo que también estamos bien, trabajando firme.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...