“No tenemos el juego que me gusta a mi”

Enrique “Quique” Bruno. Chaná. La derrota. Las ausencias.
El sostenido fin de ascender. Y las broncas también.

“Teníamos que haber empatado o ganado ese partido. Ese era el partido. ¡Era el partido justo para ganarlo! O no…pero bueno. Peor es que no encontremos respuesta en el que nos queda. Es la chance, ¿no?… pero no hay que repetir lo que no hicimos bien. Lo que hicimos, lo hicimos mal”.
**********
De Enrique Bruno, nunca habría que aguardar un apunte reflexivo más o menos elaborado. El “Quique” es un torrente que habla, juzga, cuestiona. brunouno
A veces avala, pero le cuesta recostarse en el conformismo.
Siempre tendrá un argumento a mano, capaz de derrotar a la colección de frases hechas que a veces suelen guardar relación con el fútbol.
La derrota frente a Tigre. La noche amarga del 0-1.
Las expulsiones de Oscar González, el golero. De Juan Andrés “Cabeza” de los Santos, uno de los dos centrales. Y para colmo de males, la amarilla que acumuló Hugo Castagnet, por lo que será la tercera ausencia en el bloque defensivo.
Jorge de los Santos al arco, Batista por De los Santos y Belmonte en la marca del lateral izquierdo. Una manera de recomponer la trinchera defensiva.
**********
“Perdimos porque nos tiramos atrás, porque tampoco tuvimos mucha contención en el medio. A partir del exceso de repliegue, nos quedamos sin mayor chance de ataque. Tuvimos poca llegada, lo reconozco. Solo de vez en cuando creamos algo, aunque todo fue anunciado. En determinados momentos jugamos como siempre. No tenemos en Chaná, el juego que me gusta a mi. Ojo, que esto se lo digo a los jugadores. Ellos lo saben y no se los mando a decir. Porque en esto tiene que ver la franqueza. Nos dominó la ansiedad. Nos fuimos atando nosotros mismos”.
CON EL RETORNO
DE DIEGO MEDINA
Mañana es el día. Sábado de decisión. Es Chaná o es Tigre. Es la final de la liguilla de la “B”. Uno de los dos para sumarse a Santa Rosa. El plantel en manos del “Quique” Bruno concluyendo la semana. Variantes inevitables. Cuatro en total. Diego Medina por Octavio Landoni. El DT sabe de sus propios convencimientos, “porque sé que Chaná es capaz de levantar, de ser otro en relación al que fuimos, tener otra actitud y equivocarnos menos. Porque también en el fútbol gana quien se equivoca menos, ¿o no? Sí, claro que Medina es importante. Te mete unas gambetas en velocidad y se va. No los alcanzás”.
“¡QUE LA DEN
LOS JUGADORES!”
Chaná y el horizonte inmediato. El que está pendiente, después de admitir “que perdimos el partido justo”. El “Quique” Bruno. Y cuando el tiempo es hoy.
“Hablamos de lo que pasó, por supuesto que hablamos. Que fallamos a más de un nivel, fallamos… bueno, ahora no hay que fallar. Y no hay que reclamarle nada a los jueces. Si nosotros metemos cinco goles, no existe nadie que nos perjudique. ¿Está claro, no? Los jueces de lado, después de todo tienen las mismas limitaciones como la mayoría de los que se suman al fútbol salteño. A veces hablamos y hablamos y el hincha se la cree. Gané un montón de campeonatos y nunca di una vuelta olímpica. ¡Qué la den los jugadores! Yo no entro a la cancha a jugar, no atajo ni goleo. Pero eso sí, que me escuchen… que me escuchen”.
**********
El “Quique” Bruno.
Chaná. El que perdió.
El que no se resigna. Ahí está.
Para desatar nudos. Y volver a ser.

La pérdida del invicto

La derrota reportada el viernes de la semana pasada, no fue una más en el plano de la estadística. Fue la primera pérdida de Chaná, desde que Enrique Bruno asumió la Dirección Técnica, tras suplir a Rony Costa. Los rojioros fueron segundos en la suma de los tablas, razón por lo cual adquirieron el derecho a un partido adicional, teniendo en cuenta que Tigre fue primero en la liguilla. En el 2015, Chaná descendió a la “B”. Desde entonces, en el primer círculo de ascenso.