“Nos pasan la mano y después nos castigan”

Roque Escobar (Salto Uruguay)

La reunión pactada que finalmente quedó sin efecto, entre representantes de la Liga Salteña de Fútbol y quienes tutelan al fútbol femenino en nuestro medio. El jueves de la semana pasada, con ausencias que determinaron la suspensión, porque la hora (18.30′), no habría sido la más apropiada. Lo real es que a la Liga llegó una nota, a la que el delegado de Salto Uruguay, ROQUE ESCOBAR, la catalogó de “ambigua, porque primero nos pasan la mano y después nos castigan”.
El fútbol femenino quiere hacer valer sus derechos y reclamó un espacio en la Liga Salteña de Fútbol. El presidente Walter Martínez replicó que “más buena voluntad que la ofrecida, simplemente no puedo”. Se admitió que hubiese sido más inteligente y válido una comunicación directa, evitando una misiva que por momentos costó interpretar en el Consejo Superior.
Concreto es que se integrará una comisión que analizará primero y diseñará después la estructura organizativa sobre la que se asentará el fútbol femenino, cuya única canalización posible es a través de la Liga Salteña, para que obtenga el reconocimiento de OFI-AUF. Por ahora, Nacional es el único inscripto. A su vez Treinta y Tres deberá fusionarse con otro equipo actuante en la Liga Salteña de Fútbol, desde el momento que por disposición, no es posible nuevos registros.