“Nuestra educación le está dando una importancia exagerada a cosas que no van a tener uso”

John Miles es un docente de alta dedicación en la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Católica, quien vino este viernes a nuestra ciudad para brindar una conferencia que tuvo por título, “El futuro ya es pasado”, donde incursionó en los avances de la tecnología. Minutos antes, dialogó con EL PUEBLO, en una charla que podemos calificar de sumamente interesante pues nos ubicó en los tiempos que estamos viviendo y que si toma al lector desprevenido, puede llegar a pensar que se trata de una charla sobre ciencia ficción. Nada más lejos, ni más cerca de ello.
- Vino a Salto a dar una charla con el sugerente título “El futuro ya es pasado”, ¿cuál es su enfoque?
– Mi enfoque es desde la ciencia. Los cambios que se vienen dando, sobre todo a partir de la informatización, la 20160520_172128genética, la generalización de la gente a internet, no son como los cambios que conocemos normalmente que son más o menos lineales, sino que son exponenciales, que van a una velocidad que nuestro cerebro no puede captar. Por ejemplo, si uno dice que va a salir de caminata, cada uno de mis pasos es un metro. Si camino 10 pasos llego a 10 metros, y si camino otros 10 llegaré a 20 metros y si le agrego otros 10 llego a 30 metros. Eso es a lo que estamos acostumbrados. En dos mil años la vida media de las personas aumentó tres veces, pasó de 30 a 35 años de vida media, a 80. Un auto, desde que se inventa el Ford T de ir a 75 kilómetros por hora hoy un Ford 2016 podrá ir a 200 kilómetros por hora. Es decir que la velocidad aumentó dos o tres veces en 100 años. Eso son los cambios lineales, a los que estamos acostumbrados.
Ahora, ¿qué es un cambio exponencial? Si volvemos al ejemplo de la caminata, si en lugar que cada vez que dé un paso duplico la cantidad que caminé la vez anterior. Por ejemplo, un primer paso es un metro, pero al segundo, avanzo 2 metros, al tercer paso duplico y avanzo 4 metros, al cuarto paso duplico y avanzo 8 metros y así sucesivamente. Entonces me pregunto, en 15 pasos, ¿cuánto avancé? Avancé 30 kilómetros. Y si en 15 pasos avanzo 30 kilómetros, ¿cuánto avanzo si doy 30? Avanzo un millón de kilómetros, doy 27 veces la vuelta al mundo. O sea, son dimensiones que cuando uno va multiplicando, son tan inmensas que nuestra mente ni siquiera lo capta.
- ¿Estos cambios exponenciales los ha traído la tecnología?
– Esto es lo que se ve justamente en la tecnología, que está impulsada sobre todo por la electrónica. La electrónica está avanzando a esa velocidad, uno se da cuenta porque un celular al mismo precio cada dos años duplica su capacidad. Una máquina de fotos cada dos años es el doble de mega pixeles, o lo que sea. Esto es lo que se llama la Ley de Moore.
- ¿Qué motiva estos avances? ¿El consumismo, la oferta y la demanda?
– No, ni siquiera el consumismo, es simplemente el desarrollo tecnológico. Cada 18 meses se duplica la velocidad de las computadoras. Todo lo que se puede transformar en digital empieza a comportarse como eso. En consecuencia, por ejemplo, cosas como las relaciones humanas, si las digitalizo y las transformo en información, que es lo que hizo Facebook, de repente se potencia, explota. Yo antes para contactar a un amigo que estaba en Francia era imposible, ahora lo tengo todos los días, en todo momento en mi celular. O sea, todo lo que transformo en información queda abierto al mundo y el mundo la puede ver. Los mapas los transformo en información y tengo el GPS. Así que todo lo que puedo transformar entra en esta dinámica de comportamiento tan veloz.
También podemos hablar de la biotecnología, que avanza a velocidades muchísimo más rápidas. Se trata de cómo codificar o programar los genes humanos. Hoy en día uno puede detectar enfermedades…
- Cuando se descubrió el mapa del genoma humano, se empezó a especular que podría llegar a cambiarse la conducta de las personas o tener un hijo a gusto del consumidor.
– Claro, eso fue en el 2001, cuando esa investigación salió 3 mil millones de dólares. Desde entonces a esta fecha esto se ha precipitado de tal forma que con tan solo 100 dólares puedo pensar en que codifiquen mi propio genoma. Pero además, estas cosas están pasando en algo tan loco como en las impresoras 3D. Cuando puedo transformar una pieza de metal en información, y enviar esa información, la imprimo como si fuera una impresora común de esas de chorro de tinta pero en vez de tirar tinta tiro metal. Pero no solo eso, también puedo imprimir carne, órganos humanos. El otro día se hizo el primer trasplante de un órgano humano impreso por una impresora 3D. Se imprimió un órgano humano y se trasplantó a una persona. Claro, esa persona al final murió, pero también se murió al primero que se le hizo un trasplante al corazón hace unos años.
Entonces, con este tipo de tecnología, pensar, por ejemplo, lo que puede pasar a todo la economía de Uruguay con lo que está ocurriendo con el inicio de la impresión de carne. O sea, con las impresoras 3D, en vez de imprimir una pieza, imprimen un pedazo de carne, se trata de una bioimpresión. Se pueden imprimir órganos humanos, se pueden imprimir huesos, metales. Claro, todavía todo esto es incipiente, pero si lo medimos como decíamos recién, de manera exponencial, dentro de poco eso irá mejorando a pasos agigantados.
Veamos, hoy tener ganado y sacarle carne es lo más ineficiente que hay económicamente hablando, porque por cada kilo de carne se consume una cantidad de energía inmensa. Segundo, el ganado es uno de los que tiene mayor impacto en el medio ambiente expulsando gas metano. Tercero, la producción de ganado es bastante sanguinaria, o sea, criar una vaca, hacerla crecer, matarla, descuartizarla en pedacitos para después tomar la carne. Entonces, uno dice, esa es una industria, pero ¿qué va a pasar con el 3D en 5, 6 ó 12 años cuando se imprima la carne? ¿Qué pasará con toda esa industria? No sé qué va a pasar, pero por lo menos formulemos la pregunta.
- Usted habla de las cosas buenas que trae la tecnología, pero también hay cosas malas, donde la gente llega a utilizar, por ejemplo y ya que las mencionó, a las redes sociales también para cometer delitos, ¿cuáles son los límites?
– La única forma de controlarlo es a través de una educación en valores. A ver, la tecnología se viene…
- Ya está entre nosotros…
– Sí, pero se viene más rápido. Hoy en día se está hablando, hay unos locos que dicen que el hombre que va a vivir mil años, ya nació. Uno dice, ¿pero cómo que el hombre que va a vivir mil años ya nació? Y sí, porque con los avances estos de la tecnología uno ve hoy a una persona de 40 años y sabe que tiene una expectativa de vida de 80 años. Con los avances que está teniendo la biotecnología, la robótica, de pronto dentro de 20 años esa persona va a tener 60 y la expectativa de vida ya se habrá aumentado 30 ó 40 años más. Quiere decir que va a tener 60 y la expectativa de vida va a ser de 120 años. Y después va a tener 80, y la expectativa de vida va a ser como de 250 años…
- ¿Estamos preparados para afrontar este futuro?
– Creo que hay que prepararse. Tal vez la educación nuestra le está dando una importancia exagerada a cosas que no van a tener uso. O sea, todo lo que tiene que ver con el cálculo y la programación, cosas que tienen que hacer las máquinas, los hombres no tienen por qué hacerlas. Pero hay una cosa que las máquinas, la robótica, la inteligencia artificial no van a poder hacer, que es tomar decisiones, juzgar qué es bueno o qué es malo, el buen uso de la tecnología. Para eso tenemos que entrenar a las nuevas generaciones.
- ¿Se da cuenta que si esta charla la hubiésemos tenido 30 ó 20 años atrás deberíamos catalogarla como de ciencia ficción?
– Pero ya si le contaba hace 10 años que íbamos a poder imprimir un riñón, ¿cómo imprimir un riñón? Sí, sí, con su propia genética imprimir un riñón y además, se lo voy a poner adentro. Eso todavía suena raro, y quizás no sea tan así como le estoy diciendo, quizás que todavía suene increíble, pero pronto pueda llegar a ser una realidad. También se habla mucho que vamos a tener problemas con la energía, pero eso se viene por tierra, porque el planeta está siendo bombardeado por un sol que recibe más energía en un día de lo que puede usar en un año toda la Tierra. Así que no es un problema que falte la energía, porque además, cada día el costo de poder captar energía fotovoltaica está disminuyendo, cayendo en picada. Hoy es casi gratis captar energía solar.
- ¿El tema es el almacenamiento?
– Bueno, respecto a eso, Tesla ya desarrolló las baterías para las casas. Ya se están vendiendo baterías para la casa que hoy en día sale 3.500 dólares pero que dentro de poco saldrá mucho menos, y con esa batería capta la luz de mañana y de noche tiene toda la energía que necesite para una casa como las que hay en Estados Unidos, con aire acondicionado y todo esos chiches. Ya está, se resolvió el tema del almacenamiento de energía, así que no habrá problemas de energía.
Ahora que tenemos resuelto ese tema se empezó a hablar de lo que llaman “la guerra del agua”. Pero uno dice, pará, ¿cómo las próximas guerras van a venir por el tema del agua? La mal llamada Tierra, nuestro planeta tiene apenas el 27% de tierra y el resto es agua. Así que no hay un problema de agua, el problema pasa por otro lado, de cómo purifico el agua. Y eso ya estaría también resuelto con la tecnología.
- ¿Y el clima que viene cambiando?
– Con el clima si tenemos un problema. Por ejemplo, mucho de los problemas generados por el clima es por el CO2 que están mandando las emisiones del transporte. Pero si uno comienza a pasarse a energía que no quema, como la solar y la de viento, energías renovables, estoy bajando con estas cosas que provocan el efecto invernadero. Si eso se hace por un tiempo razonable, vamos a evitar esos cambios, pero si nos demoramos mucho, el clima se va a romper.
Es decir, hay alternativas como para decir, si seguimos haciendo las cosas que estamos haciendo ahora, sin duda que vamos a tener un problema inmenso, porque el efecto invernadero va a seguir, acumulando CO2 en la atmósfera. Ahora, si cambiamos y hay tecnologías para hacerlo, tal vez se pueda evitar la contaminación.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...