- Diario El Pueblo - http://www.diarioelpueblo.com.uy -

Operativo cerrado

Con estrictas medidas de seguridad se cumplió ayer la reconstrucción del hecho del doble homicidio ocurrido el pasado 8 de marzo en la Zona Este de nuestra ciudad. Se trata del crimen de Olga Costa y del policía Fernando Farinha que se concretó a manos de la expareja de la mujer asesinada, cuando el policía fue ultimado mientras hacía la custodia de la misma en la casa de la víctima. El asesino se encuentra condenado con prisión en una cárcel del sur del país y ayer fue trasladado para comparecer en esta instancia.

Se realizó la reconstrucción del homicidio de Olga Costa y del Cabo Fernando Farinha.

Se efectuó bajo un fuerte operativo policial.

En la tarde de ayer, se realizó la reconstrucción del doble homicidio ocurrido en nuestra ciudad el pasado 8 de marzo, en el cual perdieron la vida Olga Costa Izaguirre, de 44 años, y uno de los policías que realizaban su custodia, el cabo Fernando Farinha de 42 años, en barrio Umpierre, a manos de su ex pareja, ex militar, de 60 años.
Hechos
A las 6.30 horas de la mañana del pasado 8 de marzo, un hombre de 60 años ingresó armado por la ventana de un dormitorio con la intención de matar a su expareja y a todo lo que se opusiera a ese objetivo, incluyendo a dos policías que la custodiaban, ya que figuraba una orden judicial de restricción contra ese hombre.
Olga Costa Izaguirre había denunciado a su ex pareja ante la Unidad de Violencia Doméstica el día anterior a los hechos. Por tal motivo, la Justicia determinó que la víctima tuviera doble custodia. El agente Lemos y el cabo Farinha, recién habían tomado el turno cuando fueron sorprendidos por el homicida.
Olga Costa dormía en su dormitorio, mientras que los efectivos policiales hacían guardia.
En determinado momento, ingresó por la parte de atrás de la finca, baleando al cabo Farinha en el pecho, para luego dirigirse al cuarto donde se encontraba la mujer, dándole un tiro en la cabeza.
Inmediatamente, el agente Franco Lemos de 25 años, salió de la finca para constatar de dónde provenían los disparos, encontrándose con el agresor, a quien intentó reducir, efectuándose un intercambio de disparos, del cual ambos hombres resultaron heridos.
Uno de los hijos de Costa, quien se encontraba en el lugar de los hechos, salió en procura de ayuda, encontrando a un móvil policial que realizaba una recorrida, logrando detener al homicida momentos después.