Operativo en Gladiador: la policía “uno por uno”

Que el servicio policial se alteró sustancialmente con respecto a otros años, es cuestión marcada desde el inicio de la temporada, tanto en la “A” como en la “B”. Cuando asumió el nuevo Jefe de Policía de Salto, el encuentro se produjo con neutrales de la Liga Salteña de Fútbol, a los efectos de ajustar mecanismos de futuro, pero sobre todo, coincidir en algunas pautas centrales. De lo que no hay dudas: la comprobada presencia policial en los escenarios donde se juega fútbol. Tanto fuera como dentro. El pasado domingo en cancha de Gladiador, el operativo no fue menos que riguroso. Cuando ingresó el grueso de ambas parcialidades, el cacheo sin más trámite. Ritualmente: uno por uno. Por sobre todo, se evitó el ingreso de bebidas alcohólicas. Tanto en uno como otro caso, no faltó cooperación de dirigentes de Gladiador y de Ceibal. A esta altura de los hechos, sería inviable que las adeptos a los clubes compartieran una misma tribuna. La separación, como medida ineludible. Claramente, el paso del tiempo fue transformando las conductas.