Otra vez la misma historia

A los 45’ después de que Carlos Vera convirtiera el segundo gol para Ferro, se pudo observar en el estadio que mientras los franjeados festejaban de un lado de la cancha, del otro lado, jugadores y cuerpo técnico de Saladero invadieron la cancha reclamándole al árbitro la mano en el área que no había cobrado. También se pudo a observar a algunos hinchas que ingresaron al campo de juego, saltando el tejido, quienes no solo buscaban a los árbitros sino que también a los jugadores del equipo de Ferro Carril. Por suerte, esto no pasó a mayores y a los hinchas que habían ingresado, algunos de los integrantes del cuerpo técnico los sacaron en un excelente acto de calmar las aguas.