Otro jerarca policial fue blanco de robo cuando no se encontraba en su casa, le llevaron un arma y joyas

Una mujer estafó a otra en la venta de una computadora

Otro jerarca policial ha sido objeto de robo en las últimas horas. Es que a uno de los principales jerarcas de la Jefatura de Policía de Salto, ya le habían visitado los delincuentes hace pocos días y se hicieron con su arma de reglamento, además de otros efectos electrónicos propiedad del policía, aunque estos individuos fueron posteriormente detenidos.
Pero ahora y para que vean que la cosa va en serio, los delincuentes tuvieron como blanco de robo, a otro jerarca policial que si bien vive en Salto, en este momento cumple servicios en la Jefatura de Policía de Tacua-
rembó.
El funcionario se encontraba trabajando, y por eso dejó en su domicilio a una empleada, la que salió por espacio de algunas horas en el correr de la tarde y al regresar, se encontró con que habían entrado a la casa rompiendo una ventana del frente y se llevaron lo de siempre, un arma y joyas.
YA ES COSTUMBRE
El botín más buscado por los delincuentes pasaron a ser las armas y las joyas. Y para conseguirlas no hacen distinción en si las casas en que pretenden encontrarlas son en el centro o en el extremo de la ciudad. O si las mismas pertenecen a trabajadores, comerciantes o incluso, los mismos jerarcas policiales.
Esta vez, el robo se dio en una vivienda de la calle Agraciada al 1500. La casa estaba sola puesto que el dueño de casa y su familia se encontraban en el departamento de Tacuarembó.
Fue entonces cuando la empleada que estaba a cargo de la casa, salió sobre las tres de la tarde para hacer unos mandados y dejó el pestigo de una de las ventanas que da hacia el frente de la finca, abierto.
Al regresar, ya sobre las siete de la tarde, encontró que una de los vidrios de la ventana estaba roto y por lo tanto, optó por llamar a la Policía. Al llegar los efectivos, con el titular de la Seccional Segunda supervisando el procedimiento en la casa de su colega, pudieron notar que los delincuentes habían dejado solamente los dormitorios en pleno desorden. Y que el resto de la casa se encontraba en estado normal.
Tras comunicarse con el jerarca policial dueño de casa por vía telefónica, este les indicó que revisaran en algunos lugares específicos para saber qué era lo que les faltaba y allí pudo notar que le robaron una pistola calibre 22 y algunas joyas que estaban debidamente guardadas.
La Policía busca ahora a los delincuentes y suma una perla más, en lo que ha sido la vedette de estos días de verano en Salto, el robo de armas y joyas que ya suman un interesante volumen.

CUENTO DE REYES
Una mujer fue objeto de una estafa, cuando otra que se apersonó en su casa, le ofreció venderle dos computadoras. La mujer aceptó y la vendedora le dio fecha de entrega, pero los equipos nunca llegaron, puesto que la venta fue inventada por la estafadora.
La autora de este hecho fue detenida y dijo que lo hizo porque precisaba el dinero para vivir.
Ocurrió el pasado 5 de enero en víspera del Día de los Reyes Magos. Una mujer se apersonó en una vivienda de la calle Rivera al 2700 y le ofreció a la dueña de casa, de 49 años de edad, venderle dos equipos informáticos. Una de ellas marca Toshiba en 250 dólares y la otra en 120 dólares americanos.
La denunciante aceptó y le abonó las sumas para lo cual esta otra le firmó una boleta donde agregó todos sus datos. Se trataba de una mujer de 24 años que efectuó esta venta en forma simulada ya que la misma no contaba con computadora alguna. Aunque le indicó a la damnificada que los equipos llegarían entre el 8 y el 11 de enero a su domicilio.
La mujer esperó y como nada le llegó de ninguna parte, decidió formular la denuncia por estafa contra esta persona. La que luego de haber sido interrogada confesó haber hecho esta venta falsa y argumentó que necesitaba ese dinero para poder pagar las deudas de su casa y poder alimentarse. Y que no encontró otra salida que efectuar esta estafa.
Ahora deberá prestar declaraciones ante la Justicia que ordenó que sea liberada por el momento, pero que además sean elevados todos los antecedentes del caso.