Pablo Sánchez junto a Kalkañal incursionando en nuevos universos actorales

Pablo Sánchez es un artista polifacético que continúa incursionando en nuevas aristas del arte plástico y actoral. “Con kalkañal abordamos el teatro desde lo experimental, transitar por lugares no explorados por los integrantes del grupo. Trabajamos desde la dramaturgia del actor. Que el actor tenga la libertad de construir su accionar. La propuesta en la que estamos sumergidos tiene como elemento fundamental el trabajo corporal del actor”.
¿Qué estrategias se utilizan para lograr esta nueva performance?
-“El cuerpo en acción como protagonista; el cuerpo como materia en construccion. Arrancamos los primeros días de febrero con un entrenamiento físico intenso junto a Daniel Paveleski. Es un entrenamiento marcial entorno al jiu jitsu. Donde el trabajo corporal transcurre fundamentalmente en el espacio suelo donde se potencia la horizontalidad del cuerpo. El entrenador es Gastón Rodríguez un muchacho que se adapto muy bien entendiendo el destino de lo realizado.
Nuestro cuestionamiento arrancó por el lado de la verticalidad del cuerpo, como poner el cuerpo en situación de conflicto dramático y llevarlo a un accionar horizontal familiarizado con el lenguaje corporal animal.
Luego continuamos con otras inquietudes como la fragmentación del cuerpo. Partir de un supuesto orden que entra en un caos – desorden y vuelve a comenzar; a ordenarse, Fue así que nos detenemos en el concepto de ritual como búsqueda de un orden, ordenar la materia. ¿Qué pasaría si las partes con sus correspondientes funciones y utilidades se usaran de otra manera?
Así seguimos, fuimos construyendo la estructura dramatúrgica de acciones con Alberto Nego Chiriff, además de Paveleski y yo”.
Al equipo se suman y son parte del equipo creativo Charles Prates y Lorenzo Benítez con el aporte de la dramaturgia sonora, lo sonoro como personaje generador de climas. Esto lo carga de un carácter peformático a la propuesta.
Ellos no ejecutan sonidos para la propuesta sino que son parte de ella, en acción corporal también, son personajes en escena. Néstor Chiriff está en la dirección e Ileana Mayer en el vestuario.
Así se continúa… con las materias se construyen figuras que accionan, generan situaciones de conflicto, generan esperanzas de poder llegar a algo, a la verticalidad anhelada pero no es suficiente. Permanece la defensa y cuidado del espacio – hábitab pero las interrogantes, las dudas siguen… todo en proceso de construcción, cambio constante, lo humano, la vida…