Padre e hijo salteños detenidos por promover consignas nazis

Padre e hijo salteños detenidos por promover consignas nazis

Un hombre y su hijo fueron detenidos en Salto por escribir consignas nazis en las redes sociales e incitar a la violencia.

Tras el aberrante asesinato de un comerciante en Paysandú presuntamente por su origen judío, por parte de un sujeto que declaró haberse convertido al Islam y generar en su visión del mundo, un desmedido odio antisemita, ahora nuestro medio se ve conmocionado por otra situación que terminó en los principales portales de noticias, sumado al crimen sanducero.
Se trata de un joven de 20 años y su padre que terminaron siendo detenidos por personal de Inteligencia del Ministerio del Interior, acusados de incitar al odio y a la violencia a través de las redes sociales.
Se trata de un hombre y su hijo de 20 años de edad, de nuestra ciudad, quienes colgaban en las redes sociales mensajes declarando el odio y el combate hacia “judíos, negros y homosexuales”, declarando que había alrededor de 500 personas “preparadas para dar la batalla”.
PROCEDIMIENTO
Según informó a EL PUEBLO el Jefe de Policía de Salto, Inspector General retirado, Heriberto Fagúndez, el allanamiento se realizó en las primeras horas de la tarde de ayer, en un barrio de nuestra ciudad, donde fueron detenidos un hombre y su hijo de 20 años de edad, a quienes acusaron de diseminar mensajes racistas en las redes sociales, fue una operación llevada a cabo por la Dirección Nacional de Investigaciones, la que solicitó a la Jefatura de Salto el apoyo logístico para llevar adelante el operativo.
Según lo manifestado a este diario por los jerarcas policiales, el caso se trataría de un “accionar antisemita, homofóbico y racial”, el que específicamente habría dispersado el joven detenido, por medio de la red social Facebook, lo que llevó a que la cuenta fuese cerrada y el caso incluso alertó a las autoridades que comenzaron a desarrollar una investigación al respecto.
Hacia las 18:45 horas de la pasada jornada, ambos detenidos se encontraban ante la Justicia Penal de Turno, de la calle Artigas 1080, prestando declaraciones.
En el domicilio allanado, fueron encontrados diversos materiales perteneciente a la ideología Nazi, lo que sumado a los mensajes escritos por el joven, conformarían elementos suficientes para estar ante una situación preocupante, consignó el jefe de la Policía.
Se averigua también, si el hecho ocurrido en el pasado mes de enero en la capital del País, donde fue allanado un local donde se promocionaban libros, imágenes y objetos del Partido Nazi, tiene algún tipo de conexión con la investigación realizada sobre los salteños.
FUGADO
Por otra parte, el Jefe de Policía de Salto, fue consultado por EL PUEBLO sobre la fuga de uno de los reclusos que tuvo lugar en la Cárcel Departamental, acotándose a responder que el recluso habría aparentemente aprovechado la ocasión de fugarse, mientras “se jugaba un partido de fútbol en el que participaba”.
El hombre se encontraba cumpliendo una condena bastante elevada a raíz de poseer antecedentes por homicidio y otros delitos más vinculados a la rapiña y al tráfico de estupefacientes, por lo que pende sobre él la requisitoria correspondiente.
Hasta el momento no se tendrían más datos que los recabados tras la investigación que se viene desarrollando para dar con el paradero del prófugo, no descartándose la posibilidad de que el mismo ya no se encuentre en territorio nacional.
Para las autoridades policiales, el sujeto fugado es peligroso, ya que cuenta con diversos antecedentes. Es un hombre del barrio La Tablada, que cometió un homicidio en un pasillo interno de la cárcel hace algunos años. En esa oportunidad cumplió parte de su condena en una cárcel del sur del país, ya que era considerado un preso de alta peligrosidad.
Se trata de Silva Barrios, quien en su momento fue juzgado por el copamiento de un domicilio en la avenida Batlle Berres y estando preso por ese delito, fue que cometió un homicidio.
Para los investigadores, el sujeto podría encontrarse ya en el sur de Brasil, según los sondeos que hace la Policía por el tiempo que hace que se escapó. El individuo había solicitado autorización para ir a jugar un partido de fútbol y el director del establecimiento se lo concedió, pero el delincuente una vez que terminó el partido, se fugó.
La autorización para poder salir a jugar a la pelota se la dio el director del Centro de Rehabilitación, pero el beneficio no le habría sido comunicado al juez penal que lleva la causa.
El preso fugado tenía una condena por la sumatoria de casos que pesan en su contra, que lo dejaría libre recién en el año 2040; las autoridades del centro carcelario local no comunicaron a la prensa este hecho pese a que puede generar riesgos a la sociedad.