Pantalla Uruguay culminó ayer con colocación total y muy buenos precios

Carlos Martín Correa

Culminó en la pasada jornada el remate de Pantalla Uruguay que insumió dos jornada.a Al finalizar el mismo establecimos el diálogo con Carlos Martín Correa, integrante de la firma “Correa y San Román”.

Se mostró muy conforme con el remate de ayer, señaló, se vendió prácticamente el 100% del ofertado, con valores excepcionales en lo que es la liquidación y algún otro ganado que nos han consignado gente que nos acompaña.

LOS LANARES

En cuanto a los valores comenzamos la jornada con los lanares, con relevantes operaciones. Se vendieron  en 2,52 las corderas y 2,60 los corderos machos. Son precios que no se veían en estas categorías de lanares.

En cuanto a las ovejas hicieron 112 dólares para la liquidación con un promedio de 96 dólares para todo lo que eran borregas y ovejas. Las ovejas hicieron 105 y las borregas 96 dólares por animal.

Sin dudas – prosiguió Correa – esto marca a las claras que había mucha avidez y se notó una gran agilidad en la venta de los lanares, colocándose totalmente los animales que procedían de la liquidación y todos los lanares que había en el consorcio.

LOS VACUNOS

En cuanto a los vacunos; las terneras hicieron 2,.04 y se vendieron muy ágilmente. Los terneros y terneras 2,.22; las vaquillonas sin servicio 1,87,  2,.28 los vientres preñados precios excepcionales en la liquidación también vimos precios relevantes.

Los ganados preñados que teníamos, casos de Puesto Blanco, también muy bien vendidos.

Y los vientres entorados también con mucha receptividad se vendieron en 642 dólares de promedio.

En momentos de la consulta aún no se conocían los promedios de las piezas de cría. De todas formas se estimaba que el promedio para la liquidación de 535-540 dólares, en general. Para todo lo demás la estimación era que se acercaba a los 500 dólares la pieza de cría.

Son precios que nunca hemos visto, así que estamos muy conformes, señaló Carlos Martin Correa, cuando se procedía ya a  la venta de los últimos lotes de piezas de cría, a lo que seguiría la liquidación de los toros para lograr el 100% de ventas.