Papa denuncia interés económico y corrupción que amenazan la Amazonía

Cristina Cabrejas. Puerto Maldonado (Perú), 19 ene (EFE).- El papa Francisco se hizo portavoz hoy de «la opresión» que viven los indígenas de la Amazonía por los intereses económicos y la corrupción que están destrozando su territorio durante el encuentro con los pueblos originarios en Puerto Maldonado, en el primer acto de su visita a Perú.

Visita del papa Francisco a Perú.Juan Carlos Guzmán. PUERTO MALDONADO (PERÚ), 19/01/2018.- Fotografía cedida por la Agencia Andina muestra al papa Francisco mientras participa en un encuentro con los pueblos de la Amazonía hoy, viernes 19 de enero de 2018, en el Coliseo Regional Madre de Dios de Puerto Maldonado (Perú). El papa Francisco partió hoy en un avión con su comitiva oficial hacia la ciudad selvática de Puerto Maldonado, al sureste de Perú, donde se reunirá con las comunidades nativas amazónicas. EFE/Juan Carlos Guzmán/AGENCIA ANDINA/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

Visita del papa Francisco a Perú.Juan Carlos Guzmán. PUERTO MALDONADO (PERÚ), 19/01/2018.- Fotografía cedida por la Agencia Andina muestra al papa Francisco mientras participa en un encuentro con los pueblos de la Amazonía hoy, viernes 19 de enero de 2018, en el Coliseo Regional Madre de Dios de Puerto Maldonado (Perú). El papa Francisco partió hoy en un avión con su comitiva oficial hacia la ciudad selvática de Puerto Maldonado, al sureste de Perú, donde se reunirá con las comunidades nativas amazónicas. EFE/Juan Carlos Guzmán/AGENCIA ANDINA/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

«Nunca han estado tan amenazados como ahora», dijo Francisco, que desveló que por ello ha querido encontrar a los indígenas como su primera cita en Perú.
En el acto central de este viaje en el Coliseo Madre de Dios, donde unos 4.000 representantes de los indígenas mostraron orgullosamente sus cantos, bailes y tradiciones, Francisco recordó uno a uno los nombres de los diferentes pueblos originarios de la Amazonía desencadenando los aplausos de los presentes.
El discurso en el corazón de la selva amazónica fue una alabanza a los indígenas que representan «un rostro plural, de una variedad infinita y de una enorme riqueza biológica, cultural, espiritual».
Pero también la alocución del pontífice argentino fue un duro alegato contra la situación en la que se encuentran y aseguró que «probablemente los pueblos originarios amazónicos nunca hayan estado tan amenazados en sus territorios como lo están ahora».
Citó una a una todas las amenazas que están aniquilando el Amazonas y a los indígenas.
Comenzó con la fuerte presión de los intereses económicos «que dirigen su avidez sobre petróleo, gas, madera, oro, monocultivos agroindustriales».
Y por otra parte, «la perversión de ciertas políticas que promueven la conservación de la naturaleza sin tener en cuenta al ser humano y, en concreto, a ustedes hermanos amazónicos que habitan en ellas».
Y citó entonces que «los falsos dioses, los ídolos de la avaricia, del dinero, del poder lo corrompen todo. Corrompen la persona y las instituciones, también destruyen el bosque».
También, el pontífice argentino cargó contra «algunos movimientos» que «acaparan grandes extensiones de bosques y negocian con ellas generando situaciones de opresión a los pueblos originarios».
«Hemos de romper con el paradigma histórico que considera la Amazonía como una despensa inagotable de los Estados sin tener en cuenta a sus habitantes», argumentó.
Además de la explotación del suelo, el pontífice habló del sufrimiento que padecen los pueblos originarios «por los derrames de hidrocarburos que amenazan seriamente la vida de sus familias y contaminan su medio natural» y «de la contaminación ambiental propiciada por la minería ilegal».
Clamó Francisco contra otro de los dramas que vive la Amazonía: «la trata de personas: la mano de obra esclava o el abuso sexual».
«La violencia contra las adolescentes y contra las mujeres es un clamor que llega al cielo», exclamó.
El papa también denunció la esterilización de las mujeres en algunas comunidades como prevención.
Los indígenas también relataron ante el papa las «injusticias» que están sufriendo en su territorio sin que nadie les consulte y pidieron a Francisco que les defendiera.
Nuestros hermanos indígenas de varias regiones de la Amazonía sufren por las explotaciones de nuestros recursos naturales. En la actualidad muchos foráneos invaden nuestros territorios: los cortadores de árboles, los buscadores de oro, las compañías petroleras…», comentó Jessia Patiachi, una de las indígenas que habló ante el papa.
Entre los sonidos del cuerno, instrumento típico de los indígenas, entregaron al papa Francisco su encíclica «Laudato si», sobre la defensa de la Creación, traducida a siete lenguas indígenas.
El papa también quiso compartir unos momentos con los habitantes de puerto Maldonado y denunciar «la esclavitud sexual de mujeres y niñas», que es una lacra en esta zona.
Posteriormente se trasladó al Hogar «El Principito», que acoge a niños huérfanos y víctimas de la violencia y a los jóvenes que han salido adelante les instó a defender sus orígenes indígenas.

EFE







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...