Para el diputado Goñi no hubo pacto entre blancos y colorados, “fue un tema de posibilidades, nada más”

Diputado Rodrigo Goñi

5El diputado Rodrigo Goñi (49) habló con EL PUEBLO luego de la tormenta del mes de enero que se ciñó en la interna nacionalista, además hizo referencia a las posibilidades de una futura unión entre los partidos tradicionales, sobre su concepto del gobierno multipartidario y su relacionamiento con el gobierno de Germán Coutinho.

- Hay algún movimiento en Montevideo en los partidos tradicionales para las próximas elecciones departamentales, ¿el futuro pasa por unirse?

– Cuando en noviembre de 2009 estábamos de cara al balotaje, recuerdo haber mencionado que cada vez más se hacía necesario trabajar con grandes coaliciones, el Frente Amplio era buen ejemplo de ello. El FA tiene una estructura multipartidaria fenomenal, partidos antagónicos filosóficamente como pueden ser el Partido Demócrata Cristiano y el Partido Comunista que tienen principios y caracteres absolutamente distintos, sin embargo funcionan bajo un sistema de coalición que les ha permitido ganar ya dos elecciones (nacionales) consecutivas. Si ese es el camino que tiene que llevar la oposición, bueno, el tiempo lo dirá. En su momento cuando hablé de estos temas recuerdo perfecto que el escribano (Eduardo) Malaquina manifestó que él no estaba en absoluto de acuerdo, creo que estas son posiciones que se van a ir decantando con el tiempo, ¿hacia qué lado? No me atrevo a afirmarlo, la verdad que la futurología no es mi fuerte, pero creo que algunos mecanismos de trabajo coordinado tenemos que tener porque si no el peso del gobierno y el peso de una enorme coalición se hace muy difícil equilibrarlo. Veremos.

- El senador Larrañaga presentó su renuncia al Directorio de su partido y a los seis días lanza a través de un matutino capitalino su campaña presidencial. Tres días después aparece en radio Turística el escribano Gustavo Varela diciendo que el 2012 era el año en que el Partido Nacional debía definir sus candidaturas a la intendencia y lo mencionó a usted como uno de los candidatos naturales, ¿largó la campaña electoral en Salto?

– No, no, no, en absoluto. Incluso creo que lo que planteó Varela en ese momento como presidente de la Comisión Departamental (del PN) fue simplemente que un partido político tiene que tener un horizonte de mediano plazo como pueden ser los próximos dos o tres años en donde tiene que tener claro sobre qué bases va a trabajar y de esa manera empezar a organizarse, no fue más que eso. De ahí a que yo personalmente sea un candidato natural no me cabría afirmarlo, será el parecer de Gustavo, de todas maneras no es un tema que lo estemos trabajando desde ya ni mucho menos. Si creo que el partido tiene que tener algunos horizontes de mediano plazo claros y que hoy no lo están.

- Lo expresado en esa entrevista radial llevó a que seis grupos nacionalistas pidiesen la renuncia de Varela a la presidencia de la Comisión Departamental, ¿cómo observa esa interna un tanto complicada de su partido?

– Como dijo Varela en su propia renuncia, para pelear tiene que haber dos partes y nosotros no estamos dispuestos a ser una de ellas. Para hablar pronto y llano, nunca hemos tenido ni vamos a tener trancazos con ningún integrante de nuestro partido, no es algo que nos interese, por el contrario, creo que nos hace daño. Por eso la reacción  ante tal medida fue simplemente decir, “bueno, macanudo, pongan ustedes los nombres y nosotros los acompañamos”.

- ¿Y cómo se resolverá ese conflicto?

– Lo que estamos esperando es que los compañeros propongan los nuevos nombres y será votado sobre tablas. La Comisión Departamental tiene quince miembros, cinco de ellos pertenecen a la lista 92 quienes van a acompañar a los nombres para presidente y secretario que de los otros diez propongan. No vamos a hacer problemas.

- Como consecuencia de esto, Varela presentó además su renuncia al intendente Coutinho, quien no se la aceptó y a partir de ahí la postura de la lista 92 es que Varela sigue en el Ejecutivo departamental a título personal y ya no más representando a su partido.

– Sí, correcto. En su momento el intendente electo concurrió a hablar conmigo para sugerirme la posibilidad de hacer algún tipo de acuerdo, a lo que le manifesté que debía hacer el acuerdo con el PN y que debería dirigirse a la Comisión Departamental, que fue lo que hizo. A raíz de ello, la Comisión Departamental con el voto de todos los sectores y una abstención por no compartir, que fue el compañero de la lista 3, todos los demás grupos estuvieron de acuerdo en integrar el gabinete municipal.

De manera que en la medida que había un nuevo posicionamiento de buena parte de los compañeros que entendían que eso no correspondía, nos pareció que Varela debía avisarle al intendente y decirle que ya no representaba al partido y que en consecuencia tenía el cargo a su disposición. El intendente optó por permanecer con la colaboración del escribano Varela.

No cree que los blancos que votaron al PC hayan dejado de ser blancos

- ¿Cómo es hoy entonces el relacionamiento entre la lista 92 y el Ejecutivo departamental?

– El de siempre, colaborando en todo lo que podemos. Lo único que ha cambiado es que la presidencia y la secretaría de la Comisión Departamental que estaban en manos de la lista 92 ahora está en manos de vicepresidentes que pertenecen a otros grupos y que una nueva votación habrá de redefinir esos dos cargos, pero lo demás sigue todo incambiable.

- A mediados de octubre del año pasado el semanario digital La Democracia publicó una entrevista suya donde dijo que se debía una charla con el intendente Coutinho y que seguramente se daría en los primeros días de noviembre donde le pediría un poco más de presencia y de poder de decisión de los blancos que integran el gobierno, ¿se reunió con el intendente para hablar de ese tema?

– Si, y de hecho lo vamos a volver a hacer ahora ni bien retornara de las vacaciones. Aprovecho a decir que cuando uno habla de un mayor poder de decisión, hay algunos que solo creen en cargos y que salen enseguida a decir que estábamos reclamando más cargos. Nosotros lo que estábamos diciendo es que nos parecía que un  gobierno que como al intendente le gusta decir multipartidario, debía tener un mayor poder decisorio, un mayor nivel de consultas y que cuando se actúe en temas trascendentes como puede ser el de la patente única, debiera haber por lo menos una coordinación para saber qué estamos pensando cada uno de los partidos que allí estamos.

Fíjese que en un tema tan trascendente como el de la patente única el PN en la Junta Departamental votó en contra, con lo cual se da cuenta que tiene que haber un mínimo de coordinación, que quizás no hubiera salvado esto pero por lo menos no nos hubiéramos enterado unos y otros en cuanto a nuestra posición a través de la prensa. A eso me refiero, y el intendente compartió que era necesario una mayor coordinación, lo que pasa que a veces la vorágine del trabajo lleva a que las decisiones sean inmediatas y no se pueda intercambiar ideas, pero es una cuestión que debe hablarse.

- Acaba de decir “un  gobierno que como al intendente le gusta decir multipartidario”, ¿cómo define usted a este gobierno departamental?

– Pienso que este gobierno departamental es un gobierno del Partido Colorado que ha incorporado en algunos sectores gente de otros partidos, algunos compañeros del PN en un acuerdo que en un momento fue programático con el partido pero que hoy ya no lo es, algunos integrantes del FA, del Partido Independiente, bueno, si eso es un gobierno multipartidario, yo diría que no, y la raíz de ello está en que el parlamento local no es multipartidario en el sentido que no representa a una coalición de gobierno, un poco porque el intendente tiene mayoría propia de su partido y otro poco porque tengo la sensación que el espíritu que de repente embarga al intendente no es el mismo que embarga a todos los integrantes de su colectividad. Es notorio que en la Junta Departamental no hay un multipartidarismo gobernando, notoriamente, y sobre todo no la hay por parte de quienes dirigen al Partido Colorado en la Junta Departamental. De manera que no le llamaría un gobierno multipartidario pero si claramente un gobierno abierto a trabajar con otros partidos como una experiencia que no se había visto en Salto.

- Ante la situación en la que se encuentra hoy el PN, luego de una derrota histórica en 2010, con los problemas internos que tiene, ¿piensa que se puede disputar de esa manera el gobierno en 2015?

– Creo que todo es revertible, pregúntele al PC que fue tercero en las elecciones de octubre de 2004, en mayo de 2005 y en octubre de 2009. No hay que olvidar que en octubre del 2009 antes de las últimas elecciones municipales el PC saca veinte mil votos y el PN veintitrés mil votos. Yo no creo que ese montón de blancos que votó al PC en las municipales haya dejado de ser blanco, de ninguna manera. Creo que estaba convencido que era necesario desplazar al FA del gobierno, y en la medida que no vio en todo el PN real chance, lo cual fue notorio, costó tener las candidaturas, costó hacer las proclamaciones. El PC tuvo desde el propio mes de noviembre para trabajar por las municipales mientras nosotros trabajábamos para el balotaje. El PN logró proclamar a sus candidatos recién en el mes de febrero, dimos tres meses de chance, además algunas candidaturas del PN fue notorio que tuvieron dificultades económicas en su campaña, todo lo cual llevó a que muchos blancos dijeran “hoy con los blancos no tenemos chance de manera que vamos a acompañar a los colorados”, pero eso no los hace colorados de ninguna manera.

- De todas formas hay quien dice que existió un pacto entre blancos y colorados para ganarle al FA, ¿hubo algún candidato a intendente de su partido que jugó a menos?

– Le reitero, creo que las dificultades que tuvieron algunos compañeros en la campaña hacia mayo no fue una dificultad de que no quisieran trabajar o de que estuvieron echados a la retranca o hubiera un pacto con el PC, de ninguna manera. Hubo si enormes dificultades económicas que no le permitieron hacer una campaña intensa, eso es distinto, hay que ver lo que cuestan las campañas, realmente son cifras siderales que muchas veces se puede tener todas las ganas pero no los medios. Creo además que acá por la prueba del nueve, si fuera por el esfuerzo uno diría, bueno, Leglise y Coronel, que fueron los otros dos candidatos, serían lo que hubieran pactado con Coutinho, sin embargo el que se supone que no pactó porque el que más se esforzó fui yo, soy el que hoy termina trabajando con Coutinho y ellos dos notoriamente han dicho que no están de acuerdo. O sea, no creo que haya habido pacto, creo que fue un tema de posibilidades, nada más.

Entrevista de Leonardo Silva

PERFIL DE RODRIGO GOÑI

Casado con Alejandra, tiene tres hijos. Es del signo de Leo. De chiquito quería ser “tropero”. Hincha de Paso del Bote, Salto Uruguay y de Nacional.

¿Asignatura pendiente? Hacer algo y que se diga, esto quedó y fue positivo para Salto. ¿Una comida? Tallarines con estofado. ¿Un hobby? Leer. ¿Un libro? Cualquiera de Isabel Allende. ¿Una película? Cualquiera de acción que me distraiga. ¿Un color? Blanco. ¿Qué le gusta de la gente? La sinceridad y frontalidad.