Para eso están los dirigentes: elemental

Porque es elemental. Los dirigentes en los clubes…¡están para dirigir! Frente a las suspensiones o la determinación que sea, SUSTENTAN ESA RESPONSABILIDAD.
En el error o en el acierto. Penoso sería que no asumieran posturas o evitaran el desarrollo de un análisis, para concluir en una resolución.
Y básico tenerlo en cuenta, aunque también suponga una obviedad: el dirigente es quien DEBE VELAR POR TODO LO QUE IMPLICA LA INSTITUCIÓN.
Por eso, cuando se plantean circunstancias como estas (dejar sin efecto una fecha con antelación de 48 ó 72 horas), habría que entender que el dirigente PRETENDE LO MEJOR PARA EL TODO.
No han faltado algunas broncas o decepciones.
Por ejemplo, “que el 3 de abril debió jugarse con guardia privada”. Los Directores Técnicos admitirán que “se entrena para jugar y esto nos mata”. El periodismo podrá enarbolar convicciones, certezas o especulaciones. El hincha, otro tanto.
Pero todo se convertirá en parte del folclore o la polémica por la polémica misma. O el cuestionamiento por el cuestionamiento.
El que da las cartas frente a casos como estos, es el dirigente.
Entre otras misiones, la contemplación del presupuesto. ¿Restaurar un par de zapatos o adquirir uno a nuevo, de qué valor estamos hablando? El hecho es que no pocos clubes, transitan por realidades complejas o asfixiantes en algún caso también.
Por lo tanto, cuando una medida tiende a evitar la profundización de algunos males, no hay nada que discutir. Y si alguna discusión floreciese, ¿a razón de qué y por qué?
Una manera de gastar “pólvora en chimango”. Ni más ni menos.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-