“Para evitar no hay que dejar de estar”

Walter Martínez, el presidente

Cuando el fútbol se juegue en miércoles a los efectos de complementar la fecha, se abre la herida de la decepción, porque normalmente en cada escenario, la pérdida se convierte en realidad. El presupuesto no se contempla, sobre todo a partir de la erogación que supone el encendido de la red lumínica. Pero de lo que se trata, es ir alejando los brotes de violencia en el inicio de temporada.
“No puede ser que haya quienes tengan temores de ir a la cancha, o que se vaya creando un clima adverso. Nosotros como dirigentes, tenemos que darle seguridad a quien concurran. Y por eso decimos que para evitar no hay que dejar de estar. Ver lo que pasa y en qué se puede contribuir”.
El presidente de la Liga Salteña de Fútbol, WALTER MARTÍNEZ es de los que va y viene los domingos, de cancha en cancha. Pero además, observador directo en las zonas de acceso a los escenarios. No es un presidente pasivo. A las pruebas hay que remitirse. “A algunas situaciones no las acomodamos de un día para el otro, pero no hay que dejar de insistir. Sin servicio de guardia policial, nos cabe una responsabilidad. Pero la responsabilidad tiene que ser colectiva, de todos los que vamos a la cancha”.