Para Salto Nuevo, clave del cercado en la cancha

Cuando a principio de año, el presidente, el director técnico y el delegado de Salto Nuevo, compartieron en EL PUEBLO, casi dos horas de enfoque sobre la realidad albiverde y la proyección en el tiempo, las coincidencias no faltaron. Ir gradualmente saldando deudas deportivas y sociales, que apunten a una superior dimensión de la entidad. Más allá de cuestiones en la cancha y con consecuencia en la tabla, tres aspectos vitales: incrementar la plantilla de socios, regular lo relativo al Gimnasio Bernasconi y cercar la cancha, cuyo nombre rescata a Valentín «Pilo» Pozzi.
Ahora la firma del nuevo comodato para la explotación del Bernasconi, pero también en breve, la Intendencia de Salto, para sumar a ese fin no menor: cercar la cancha.
La ilusión de la Comisión Directiva del presidente Javier Suárez, no era otra que el equipo pudiendo ser local a partir de la segunda rueda (Campeonato Clausura), situación descartada. Sin embargo la buena nueva es que partiendo de la base de la virtual toma de posición del Dr. Andrés Lima, el campo de juego irá descubriendo en breve su nueva característica. No por nada la dirigencia de Salto Nuevo enfatiza en que «necesitamos más que nunca del barrio y que lleguen al club, nuevas voluntades. El mejor desafío, después de todo, es el que está por venir».