¡Para ser campeón, hay que ser salteño!

Medina, Suárez, Cavani y ahora Mazzarino

-A principio de este año, ALEXANDER MEDINA (salteño, él), llegó a la Dirección Técnica del plantel superior de Nacional de Montevideo: fue Campeón del Apertura.
**********
Jugando en el Barcelona de España, como ícono del gol también, LUIS SUÁREZ (salteño, él) fue Campeón de Liga y Campeón de la Copa del Rey.
**********
A la cuenta del Paris Saint Germain, EDINSON CAVANI (salteño, él), fue goleador de su equipo y Campeón de Liga y Campeón de la Copa de Francia.
*********
El pasado martes a la noche, el turno de NICOLÁS MAZZARINO (salteño, él), para consagrarse con Malvin, Campeón de la Liga Uruguaya, abrazando la distinción de su portentosa vigencia.
*********
Desde EL PUEBLO, la sola mención de la estadística, potencia fenomenalmente a estos cuatro salteños, embajadores del fútbol y el básquetbol en este tiempo que fluye.
Los cuatro en dimensión exultante. Lo del «Cacique» en Nacional, para que la historia puntualice y rescate: la primera vez de un DT «naranjero» en uno de los grandes del fútbol uruguayo y alcanzando la condición de Campeón.
LA TIERRA PROMETIDA
De lo que no hay dudas: el nombre de Salto fue trascendiendo de años a esta parte. Relación potencial con el binomio de Suárez-Cavani.
Dos de los más aptos delanteros del mundo, nacidos en este solar «naranjero». No es fácil el análisis de este generoso milagro o parte misma de la naturaleza humana, capaz de producir estos impactos, sintetizados en la clase y en el gol.
Pero lo cierto es que Salto viene de tiempo. De antes, a la hora misma de fomentar paradigmas del deporte.
Desde aquel 1924, 1928 y 1930, con un campeonazo de ley como Leandro Andrade y más aquí en el tiempo, el histórico Pedro Virgilio Rocha, con sus cuatro Campeonatos Mundiales a cuesta. El «Daro» a secas.
DE ÚLTIMA…ESE «NICO»
Al fin de cuentas, viene siendo para los nuestros, un año de bizarrías, talentos, corajes, aptitudes, con la sagrada recompensa de campeones. De última, lo de Nicolás Mazzarino en Malvín, para que la admiración golpease la puerta, por esos 42 años cargados de nobleza deportiva: no se cansa de ser crack. Lo es desde la actitud.
Un predilecto del «Chumbo» Omar Miguel Arrestia, abrocha sin pretenderlo, este ejemplo de poder y de ser, a despecho del calendario.
Uno más en definitiva, para que Salto no deje de ser mencionado y valorado, como cuna de auténticas luminarias. Un bien entendido orgullo se labra por estas tierras.
Da para inflar el pecho y gritar a los cuatro vientos nomás: porque aquí, definitivamente estamos. De pie. Y con los nuestros. Raza de campeones. Raza vital. Raza de la buena.
-ELEAZAR JOSÉ SILVA-







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...