Paraguay declara patrimonio a sitio donde murieron 3.000 niños en Guerra Grande

Asunción, 10 mar (EFE).- Los campos de batalla de Acosta Ñu, donde perecieron más de 3.000 niños durante la Guerra Grande, que enfrentó a Paraguay contra Argentina, Brasil y Uruguay (1864-1870), fueron declarados hoy patrimonio natural, cultural y arqueológico, informó la Secretaría Nacional de Cultura de Paraguay (SNC).
A través de la declaración de patrimonio, realizada por el titular de la SNC, Fernando Griffith, el Estado pretende «preservar un rico patrimonio histórico» y rendir homenaje a los niños fallecidos en esta batalla, según el comunicado.
La declaración se da tras las informaciones sobre la existencia de piezas, objetos y un gran patrimonio histórico en ese lugar, ubicado en el departamento de Cordillera (centro), donde miles de niños y adolescentes integraban las tropas paraguayas frente al ataque del ejército brasileño durante la también denominada Guerra de la Triple Alianza.
La batalla de Acosta Ñu tuvo lugar el 16 de agosto de 1869, un año antes del final de esa guerra, y la fecha sirvió para establecer la conmemoración del Día del Niño en Paraguay.
El escenario de la batalla de Acosta Ñu se suma a otros lugares emblemáticos de la Guerra de la Triple Alianza, como la fortaleza defensiva de Humaitá (sur) o el enclave montañoso de Cerro Corá (norte), que la SNC considera importante restaurar y conservar para mantener la memoria de la contienda.
Según los cálculos más aceptados, Paraguay, el país derrotado en la Guerra de la Triple Alianza, sufrió en la contienda la pérdida de cerca de la mitad de la población, quedando una relación de cuatro mujeres por cada hombre.
La guerra es conocida además por ser la primera que recibió una cobertura fotográfica en Suramérica.
Tanto las imágenes como la cartografía y la iconografía de Uruguay y Brasil sobre este conflicto integran desde 2016 el programa Memoria del Mundo de la Unesco.