Parlamento discutirá si avanza hacia la paridad de género en 2015. Hay propuestas para mantener régimen por dos períodos, e incluso establecer que mitad de los candidatos sean mujeres

La ley de cuota establece en uno de sus últimos artículos que la legislatura que asume el próximo 15 de febrero debe analizar la posibilidad de extender el plazo de aplicación, profundizar la medida, o bien dejar por el camino esa herramienta. Todos los partidos políticos tuvieron discrepancias a su interna a la hora de votar la ley de cuota.

Los votos llegaron a regañadientes. En este nuevo período, donde el Frente Amplio tiene asegurada la mayoría en Diputados, y si logra ganar el balotaje también la tendrá en el Senado, parece haber campo fértil para avanzar en la materia.

Entre las propuestas del candidato Tabaré Vázquez aparece la posibilidad de continuar con la cuota de género en las listas al Parlamento. Por otra parte, ya está sobre la mesa la iniciativa de la diputada colorada Martha Montaner.

La legisladora -electa para el Senado- plantea que el mismo sistema quede vigente  tal cual está para los dos períodos electorales siguientes. “Aplicar una reforma electoral en un solo ciclo difícilmente no asegura que se pueda ver el potencial del impacto. Si pensamos en la última reforma electoral constitucional, se votó en 1996 y después en 1999 ¿ya se podía hablar de los efectos? En realidad todavía ahora más o menos el sistema de partidos se acomoda a esos cambios”, dijo en El Observador TV la investigadora y docente del departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de la República, Niki Johnson.

Organizaciones feministas han planteado que se avance hacia un sistema de paridad, es decir, que en vez de un tercio de lugares en las listas para personas de distinto sexo, se reparta en mitades. La ley que se aplicó para la elección de junio y octubre estableció que debía haber personas de ambos sexos en las ternas de candidatos. La idea de la paridad es aún más radical y consiste en intercalar hombres y mujeres.

La paridad es una medida “avalada en la región”, aseguró Johnson. Bolivia, Costa Rica, Nicaragua y Ecuador ya la aplican, y el resto va en ese sentido, agregó.La diputada Daniela Payseé adelantó que la bancada bicameral femenina, que funciona desde hace dos legislaturas, “impulsará que se extienda y se mejore el texto de la ley” de cuota, “para que no haya ese cuello de botellas en la Cámara de Diputados”.

Por su parte, la diputada electa por el Partido Nacional, Gloria Rodríguez, entiende que la herramienta de la cuota es útil y necesaria, pero debe ser transitoria. “No podemos llegar solo por el hecho de ser mujeres, tenemos que ser mujeres militantes y comprometidas con la causa”, dijo.

(EL OBSERVADOR)

a ley de cuota establece en uno de sus últimos artículos que la legislatura que asume el próximo 15 de febrero debe analizar la posibilidad de extender el plazo de aplicación, profundizar la medida, o bien dejar por el camino esa herramienta. Todos los partidos políticos tuvieron discrepancias a su interna a la hora de votar la ley de cuota.
Los votos llegaron a regañadientes. En este nuevo período, donde el Frente Amplio tiene asegurada la mayoría en Diputados, y si logra ganar el balotaje también la tendrá en el Senado, parece haber campo fértil para avanzar en la materia.
Entre las propuestas del candidato Tabaré Vázquez aparece la posibilidad de continuar con la cuota de género en las listas al Parlamento. Por otra parte, ya está sobre la mesa la iniciativa de la diputada colorada Martha Montaner.
La legisladora -electa para el Senado- plantea que el mismo sistema quede vigente  tal cual está para los dos períodos electorales siguientes. “Aplicar una reforma electoral en un solo ciclo difícilmente no asegura que se pueda ver el potencial del impacto. Si pensamos en la última reforma electoral constitucional, se votó en 1996 y después en 1999 ¿ya se podía hablar de los efectos? En realidad todavía ahora más o menos el sistema de partidos se acomoda a esos cambios”, dijo en El Observador TV la investigadora y docente del departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de la República, Niki Johnson.
Organizaciones feministas han planteado que se avance hacia un sistema de paridad, es decir, que en vez de un tercio de lugares en las listas para personas de distinto sexo, se reparta en mitades. La ley que se aplicó para la elección de junio y octubre estableció que debía haber personas de ambos sexos en las ternas de candidatos. La idea de la paridad es aún más radical y consiste en intercalar hombres y mujeres.
La paridad es una medida “avalada en la región”, aseguró Johnson. Bolivia, Costa Rica, Nicaragua y Ecuador ya la aplican, y el resto va en ese sentido, agregó.La diputada Daniela Payseé adelantó que la bancada bicameral femenina, que funciona desde hace dos legislaturas, “impulsará que se extienda y se mejore el texto de la ley” de cuota, “para que no haya ese cuello de botellas en la Cámara de Diputados”.
Por su parte, la diputada electa por el Partido Nacional, Gloria Rodríguez, entiende que la herramienta de la cuota es útil y necesaria, pero debe ser transitoria. “No podemos llegar solo por el hecho de ser mujeres, tenemos que ser mujeres militantes y comprometidas con la causa”, dijo.
(EL OBSERVADOR






El tiempo


  • Otras Noticias...