Paró a saludar «amigos de la infancia», le agredieron, apuñalaron y robaron

Salteño que reside en Argentina aclara reciente hecho

5Sergio Pablo Panizza D’ Ángelo, es salteño pero vive en Colón, Entre Ríos, República Argentina desde hace algunos años, aunque viaja periódicamente a Salto para visitar a sus familiares. En su última estadía – que aún prosigue por motivos involuntarios – se vio involucrado en una dolorosa situación que ameritó la intervención policial y que es de su interés aclarar sus pormenores, porque trascendió como una confusa situación.

PARO A SALUDAR AMIGOS DE LA INFANCIA.

Llegó el viernes 25 de marzo último a pasar el fin de semana largo a nuestra cuidad, en la casa de su padre, relató en visita a EL PUEBLO..

El sábado 26 se fue a las termas del Daymán y al regresar – según relató a EL PUEBLO – fue a saludar a su madre que vive cerca del barrio Dos Naciones, cuando se iba pasó por Apolón y Grito de Asencio dobló a la derecha y al llegar a Osimani encontró a un compañero de la infancia (omitimos nombre) lo saludó, y éste le dijo «vení que está otro compañero (omitimos nombre), a mitad de cuadra, está la moto afuera, vení a saludarlo…».

Llegó a saludarlo, pero -prosigue el visitante – . «a los pocos minutos, vi que estaban alcoholizados me piden plata para el vino, la mala costumbre saco la plata que tenía en el bolsillo derecho, y le doy veinte pesos argentinos. Al ver que tenía más plata (que en sí tenía 1220 pesos argentinos), empezaron a ponerse «pesados» que querían más plata que eso no les alcanzaba, siendo así, yo me «encoscoro», diciéndoles es eso que te di y nada más, yo paré a saludar…».

AGREDIDO POR SUS «EX AMIGOS»

Fue en ese momento que cerraron la puerta y el primero de los «compañeros» cuando vio que no le iba a dar más plata le dio un empujón y le dio una puñalada en la cabeza, según cuenta Panizza.

«Ahí se desató una batalla campal porque yo me trencé con él, y el otro me dio un botellazo en la cabeza. Había una tercera persona en la casa – que no está detenido todavía- y la señora del segundo compañero, que empezó a los gritos, lo cual un poco me salvó de la situación….

Me atacaron los tres con botellas y arma blanca y me dejaron tendido en el piso, me sacaron la plata, la que nunca más apareció.

Así fue como fui atacado por mis amigos de la infancia, quienes yo creía que seguían siendo mis amigos y cuando llegó la policía de la 5ª que logró abrir la puerta, ya que los vecinos habían llamado.

Salí desesperado a mi camioneta, me subí y como pude llegué manejando al hospital con 12 puñaladas en la cabeza, muchos hematomas en el cuerpo, y ahora estoy tratado por médicos por la vista (nos muestra el ojo izquierdo enrojecido) que tengo derrames y me mareo mucho producto de los golpes.

 

LAS VERSIONES QUE TRASCENDIERON

Y eso fue lo que ocurrió, me sorprendió que dijeran que tenía una deuda con ellos que nunca existió, como se manejó por parte de algún medio (que no fue EL PUEBLO).

Fíjese que a uno de ellos lo había llevado a mi casa en Entre Ríos, en la infancia íbamos a pescar juntos a jugar fútbol, en un momento lo ayudé a comprarse ropa.

Nunca tuve problemas con ellos y paré a saludarlos, cosa que obviamente no hago nunca más..

Hoy dos de los involucrados, que fueron detenidos en el lugar del hecho están en la cárcel, pero hay un tercero que fugó por los fondos (aporta su filiación), que todavía no fue capturado, como tampoco apareció la plata…

Hace 8 años que me fui para la Argentina. Actualmente vivo en Colón, estoy en pareja con una médica que tiene algunos Aparthaid Hotel, en Colón y yo estoy a cargo de los mismos, agregó Panizza, quien destacó que la atención médica recibida en el hospital local fue muy buena en todo momento, añadió..