Pensiones Graciables en el Uruguay, mucho más que una moneda

La naturaleza jurídica de una pensión graciable es la de la benevolencia que pueda llegar a tener el cuerpo legislativo, del cual emane una ley que contemple estas situaciones. Un estudio de la Economista, Anna Caristo y Licenciada en Trabajo Social, Inés Núñez sostiene que la pensión graciable es un beneficio que se establece en la Constitución de la República y la otorga el Poder Legislativo a ciudadanos destacados y a sus familiares directos que carezcan de

Hugo Lemos

Hugo Lemos

recursos suficientes.
En la actual Constitución de 1967 (con enmiendas aprobadas por los Plebiscitos del 26/11/89, 27/11/94 y 08/12/96), en la Sección V “Del Poder Legislativo”, Capítulo I, artículo 85, numeral 13, se establece la misma redacción dada en la constitución de 1830.
Por otra parte, en la Sección VI referida a “De las Sesiones de la Asamblea General, Disposiciones Comunes a ambas cámaras. De la Comisión Permanente”, en el Capítulo II, artículo 111 se establece: “Las pensiones graciables serán resueltas mediante el voto secreto y requerirán la conformidad de la mayoría absoluta del total de componentes de la Cámara. Los reglamentos de cada Cámara podrán establecer el voto secreto para los casos de venias y designaciones”.
Como bien señalan las autoras de la investigación: la intención al conceder una pensión graciable es realizar un reconocimiento a uruguayos destacados a través de una recompensa monetaria vitalicia o a sus familiares directos en situación de carencia de recursos.
Para recibir este tipo de pensiones, las personas deben haber prestado “grandes servicios a la República”, o haberse destacado en el arte, la cultura, los deportes o las actividades científicas, o ser familiares directos de éstos y encontrarse en situación de “notoria necesidad económica”.
Hay varios casos que son ejemplo de esto, uno de ellos es el del capitán de la selección uruguaya de fútbol de 1950 que conquistó la copa del Mundo con el mítico Maracanazo, Obdulio Varela, quien al pasar sus últimos años en la indigencia, se le concedió una pensión graciable para que pudiera vivir sus últimos años con mayor dignidad. Las pensiones graciables a diferencia de las que deben servirse por razón de pasividad o por ser un deber inherente a la Patria Potestad, se otorgan por la benevolencia del Estado hacia la condición de una persona que habiendo tenido un destaque en su vida por su vida, arte o profesión, se les concede a modo de reconocimiento.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...