Permitió detener en tres días a 24 presuntos delincuentes

En las zonas 1 y 2 bajaron las rapiñas, mientras que en la 3 y 4 subieron. En estos primeros cuatro días del nuevo plan de patrullajes policiales se produjo un corrimiento de las rapiñas desde las zonas costeras y céntricas hacia los barrios periféricos de la ciudad, en los que sucedieron más robos y rapiñas a transeúntes, informaron a El Observador fuentes del Ministerio del Interior.
Solo Radio Patrulla detuvo en tres días a 24 personas que estaban cometiendo delitos in fraganti, lo que da un promedio de ocho por día, mientras que antes de la entrada en vigencia de la Unidad de Respuesta Policial de Montevideo (URPM), Radiopatrulla detenía a dos delincuentes por día.
Las fuentes dijeron que si bien la mayoría fueron detenidos en situaciones muy claras para la Policía, su procesamiento dependerá de una decisión judicial.
Las fuentes ministeriales informaron que en la Zona 1 (seccionales 1 a 7 de Ciudad Vieja al Prado) y la Zona 2 (de la 9 a la 15, desde Pocitos a Carrasco) descendieron las rapiñas (aunque aún no tienen las cifras precisas). Sin embargo, en las zonas 3 y 4, que realizan la cobertura policial de la periferia montevideana, aumentaron las rapiñas en estos últimos cuatro días.
El nuevo plan
Este lunes, cerca de 500 policías se sumaron a patrullar las calles de Montevideo. Con este aumento, el Ministerio del Interior triplicó la cantidad de agentes destinados al patrullaje en las calles capitalinas. Hasta el fin de semana pasado había entre 50 y 80 policías por turno en las calles montevideanas. Desde este lunes, hay 220 destinados a patrullar por turno; 30 de ellos son oficiales. Cada comisaría trabaja en tres turnos de ocho horas.
Según dijeron a El Observador varios comisarios, con la entrada en vigencia de la nueva operativa, desde el lunes cada seccional destinó a las calles entre cinco y 10 policías más por turno que antes se ocupaban de realizar tareas administrativas.
La cantidad de agentes que se sumó al patrullaje depende de la capacidad de cada seccional. Por ejemplo, una comisaría de la Zona 3, que cubre la cuenca de Casavalle, pudo sumar solo un policía al patrullaje, mientras que otras de la misma zona lograron destinar a las calles hasta 16 agentes más.
Si se calcula que las 25 comisarías disponen desde el lunes de un promedio de 20 policías más en las calles, se puede concluir que son unos 500 uniformados en total los que fueron destinados a realizar tareas preventivas y de represión.
Además de las 25 comisarías, Radio Patrulla y el Grupo Especial de Patrullaje Preventivo (GEPP) también se adhirieron al nuevo plan. El GEPP aportó una decena de agentes a cada zona. La Jefatura de Policía de Montevideo está dividida en cuatro zonas. Por su parte, Radio Patrulla aportó entre 35 y 40 agentes en total.
De acuerdo con el nuevo plan, los oficiales se encargarán del patrullaje en las calles principales de la ciudad, mientras que los agentes de segunda tendrán a su cargo la vigilancia en las calles aledañas o menos transitadas.