Piden colaboración para obtener información de médica desaparecida

Las autoridades de la Jefatura de Policía de Montevideo se reunieron hoy con el esposo y el hermano de Milvana Salomone, la médica desaparecida, y sus abogados, Jorge Barrera y Leonardo Costa. Luego de una hora y media de reunión, Costa explicó a los medios que la familia había decidido no realizar declaraciones a la prensa, aunque aclaró que Barrera si lo haría.
Según Jorge Barrera, en la reunión, que calificó como “muy productiva”, se realizó una puesta a punto del el caso, aunque no declaró si existían nuevas pistas o elementos que contribuyeran a resolver el mismo. También explicó que desde la familia se le trasmitió al director nacional de policía, Julio Guarteche, y al jefe de policía de Montevideo, Mario Layera, la propuesta de entregar a los medios una serie de fotos de Salomone y de la camioneta que conducía la última vez que fue vista. “El Ministerio recibió de buena manera la propuesta y habilitó tres líneas para recibir información sobre el caso: el 0800 2121, 0800 5000 y si hubiera información de urgencia, el 911”, explicó Barrera. Las fotos fueron entregadas por el abogado a los medios al finalizar sus declaraciones.
Por último Barrera se refirió a “el compromiso de mantener la confidencialidad en cuanto a los temas tratados y la información que se tiene, no solamente para no perturbar una investigación, sino también para salvaguardar la situación de Milvana”.
No es la primera vez que le familia traslada esas solicitudes a la Policía. En contactos previos, los familiares habían propuesto ofrecer una recompensa a cambio de información que lleve a dar con la desaparecida, pero la Policía desalentó ese recurso debido a que puede sentar antecedentes negativos para casos futuros.
Milvana Salomone trabaja en varios seguros médicos en Montevideo. El lunes 18 regresaba a la capital desde el departamento de Florida, donde también ejerce como ginecóloga y a donde había viajado para visitar a su madre que vive en esa ciudad. Según declararon sus familiares a la Policía, la doctora tenía pensado a su regreso a Montevideo atender a una paciente en el Hospital Británico y luego volver a su casa cerca de allí, en Parque Batlle.