Policía dispuso intenso operativo en zona céntrica para esta tarde

Policía dispuso intenso operativo en zona céntrica para esta tarde

Importante número de policías habrá hoy en el centro en el caso que el resultado del partido amerite que haya festejos.

Cuando se esté jugando el partido de Uruguay contra Italia, a partir de la una de esta tarde, en un partido que será una final para ambos ya que se juega la permanencia de los mismos en la Copa del Mundo, no volará una mosca en la calle y por esa razón, la Policía tiene previsto desde hace días montar un operativo de vigilancia, el que tenderá primero que nada, a la prevención del delito.

Luego, en el caso de que se registren festejos por una posible victoria de la Celeste, lo que de suceder se estima que sacará miles de personas a la calle, el operativo será aún más riguroso y controlará que las celebraciones no se vayan de las manos, por lo cual la Policía desplegará un importante contingente de funcionarios que se ocuparán de realizar exhaustivos controles.

Según informaron a EL PUEBLO fuentes policiales, se aguarda que al menos unas 10 mil personas salgan a la calle, tal como lo hicieron durante el último festejo que se llevó a cabo luego del partido contra Inglaterra, el pasado jueves 19.

MUCHA POLICÍA

Antes del comienzo del Mundial, los integrantes del Comando de la Policía local mantuvieron una reunión junto a las autoridades del Centro Comercial e Industrial de Salto, donde analizaron las posibles consecuencias de las victorias de la selección uruguaya de fútbol en el Mundial de Brasil.

Los comerciantes temen que pueda haber excesos que terminen en desmanes y que los mismos repercutan sobre los comercios que están instalados en el centro y que todo sea un descontrol, que ocasione pérdidas y daños que resulten onerosos para los comerciantes.

Sin embargo, la Policía comprometió su mayor esfuerzo y para esto, al sistema de cámaras de vigilancia que ya está instalado en el lugar desde hace tiempo para prevenir y en todos los casos ayudar a reprimir los delitos que se perpetran día tras día, le sumó un plan de acciones que toma como iniciativa el despliegue de una serie importante de efectivos, que buscará neutralizar a los inadaptados en caso de que la situación que se genere, pase a mayores.

Aunque por el momento no se han llevado adelante hechos de estas características, los funcionarios policiales de alto mando conocen bien la situación y previendo que este tipo de cosas pueden pasar, prefieren tener entre manos un operativo que llegado el caso dé resultados.

BUEN ANTECEDENTE

El último festejo importante de la selección Uruguaya fue el pasado jueves 19 de junio, cuando la Celeste obtuvo una importante victoria ante Inglaterra de la mano del astro salteño Luis Suárez.

Culminado el partido, la victoria del mismo fue festejada como si se tratara de una final y al menos unas 10 mil personas salieron a la calle con banderas y entonando cánticos, reuniéndose todos en el centro de la ciudad.

Los puntos de mayor aglomeración son las esquinas de Uruguay y Sarandí, y Uruguay y Lavalleja. Si bien allí hay cámaras de vigilancia que monitorean la seguridad del lugar, las autoridades consideran importante el despliegue de efectivos.

La semana pasada de las más de 10 mil personas que la Policía estima que salieron de sus casas para festejar, solamente 4 fueron arrestadas por estar promoviendo desorden en la vía pública, en estado de ebriedad.

Promover desorden implica que en un marco de paz y control, se llegue a alborotar al resto de la multitud que en este caso se congrega con la finalidad de festejar y tender a que los mismos puedan llegar a iniciar una acción vandálica, que produzca un daño para un tercero.

Esas cuatro personas fueron detenidas en la esquina de Uruguay  y José Amorín, y luego de ser trasladadas a la Seccional Primera de policía y de tomarles declaraciones, los mismos fueron dejados en libertad por orden del juez penal de turno.

Esta situación implica “un buen antecedente”, según analizan las autoridades policiales consultadas, ya que los arrestos llegan a ser menor al 0,1 por ciento de la cantidad de personas que ese día salen a celebrar.

“Para nosotros que esos guarismos de detenidos se den siempre que haya un festejo de esta magnitud es algo muy tranquilizador”, dijo una fuente policial consultada por este diario, la que si bien se “lamenta” por el hecho de que hayan “personas detenidas”, reconoce asimismo que “la cantidad de personas que son detenidas en un marco general de miles de personas es un número irrisorio que al final del día te deja contento porque no pasó nada y el operativo en cierta medida cuando eso pasa, se entiende que da resultado”, destacó.

Aunque no supo expresar la cantidad de funcionarios que trabajarán en las próximas horas, al menos esperan un importante contingente que estará dispuesto a dar el grito de euforia una vez terminado el encuentro, lo que tendrá a la Policía pronta para actuar y evitar que se generen situaciones desagradables y sin sentido.

uando se esté jugando el partido de Uruguay contra Italia, a partir de la una de esta tarde, en un partido que será una final para ambos ya que se juega la permanencia de los mismos en la Copa del Mundo, no volará una mosca en la calle y por esa razón, la Policía tiene previsto desde hace días montar un operativo de vigilancia, el que tenderá primero que nada, a la prevención del delito.
Luego, en el caso de que se registren festejos por una posible victoria de la Celeste, lo que de suceder se estima que sacará miles de personas a la calle, el operativo será aún más riguroso y controlará que las celebraciones no se vayan de las manos, por lo cual la Policía desplegará un importante contingente de funcionarios que se ocuparán de realizar exhaustivos controles.
Según informaron a EL PUEBLO fuentes policiales, se aguarda que al menos unas 10 mil personas salgan a la calle, tal como lo hicieron durante el último festejo que se llevó a cabo luego del partido contra Inglaterra, el pasado jueves 19.
MUCHA POLICÍA
Antes del comienzo del Mundial, los integrantes del Comando de la Policía local mantuvieron una reunión junto a las autoridades del Centro Comercial e Industrial de Salto, donde analizaron las posibles consecuencias de las victorias de la selección uruguaya de fútbol en el Mundial de Brasil.
Los comerciantes temen que pueda haber excesos que terminen en desmanes y que los mismos repercutan sobre los comercios que están instalados en el centro y que todo sea un descontrol, que ocasione pérdidas y daños que resulten onerosos para los comerciantes.
Sin embargo, la Policía comprometió su mayor esfuerzo y para esto, al sistema de cámaras de vigilancia que ya está instalado en el lugar desde hace tiempo para prevenir y en todos los casos ayudar a reprimir los delitos que se perpetran día tras día, le sumó un plan de acciones que toma como iniciativa el despliegue de una serie importante de efectivos, que buscará neutralizar a los inadaptados en caso de que la situación que se genere, pase a mayores.
Aunque por el momento no se han llevado adelante hechos de estas características, los funcionarios policiales de alto mando conocen bien la situación y previendo que este tipo de cosas pueden pasar, prefieren tener entre manos un operativo que llegado el caso dé resultados.
BUEN ANTECEDENTE
El último festejo importante de la selección Uruguaya fue el pasado jueves 19 de junio, cuando la Celeste obtuvo una importante victoria ante Inglaterra de la mano del astro salteño Luis Suárez.
Culminado el partido, la victoria del mismo fue festejada como si se tratara de una final y al menos unas 10 mil personas salieron a la calle con banderas y entonando cánticos, reuniéndose todos en el centro de la ciudad.
Los puntos de mayor aglomeración son las esquinas de Uruguay y Sarandí, y Uruguay y Lavalleja. Si bien allí hay cámaras de vigilancia que monitorean la seguridad del lugar, las autoridades consideran importante el despliegue de efectivos.
La semana pasada de las más de 10 mil personas que la Policía estima que salieron de sus casas para festejar, solamente 4 fueron arrestadas por estar promoviendo desorden en la vía pública, en estado de ebriedad.
Promover desorden implica que en un marco de paz y control, se llegue a alborotar al resto de la multitud que en este caso se congrega con la finalidad de festejar y tender a que los mismos puedan llegar a iniciar una acción vandálica, que produzca un daño para un tercero.
Esas cuatro personas fueron detenidas en la esquina de Uruguay  y José Amorín, y luego de ser trasladadas a la Seccional Primera de policía y de tomarles declaraciones, los mismos fueron dejados en libertad por orden del juez penal de turno.
Esta situación implica “un buen antecedente”, según analizan las autoridades policiales consultadas, ya que los arrestos llegan a ser menor al 0,1 por ciento de la cantidad de personas que ese día salen a celebrar.
“Para nosotros que esos guarismos de detenidos se den siempre que haya un festejo de esta magnitud es algo muy tranquilizador”, dijo una fuente policial consultada por este diario, la que si bien se “lamenta” por el hecho de que hayan “personas detenidas”, reconoce asimismo que “la cantidad de personas que son detenidas en un marco general de miles de personas es un número irrisorio que al final del día te deja contento porque no pasó nada y el operativo en cierta medida cuando eso pasa, se entiende que da resultado”, destacó.
Aunque no supo expresar la cantidad de funcionarios que trabajarán en las próximas horas, al menos esperan un importante contingente que estará dispuesto a dar el grito de euforia una vez terminado el encuentro, lo que tendrá a la Policía pronta para actuar y evitar que se generen situaciones desagradables y sin sentido.