Policía preocupada por robos reforzó patrullaje en el centro

Molestas y preocupadas por lo que está pasando, así están las autoridades policiales de nuestro departamento, las que vienen trabajando intensamente en procura de la aclaración de los distintos casos de robos a mano armada, que han sido denunciados en las últimas horas, en distintos puntos de la ciudad.
Los hechos generaron impaciencia en los efectivos policiales, que no han podido identificar hasta el momento a los sujetos que desde hace varios días, andan con un arma de fuego realizando distintos asaltos o intentos de este tipo de delitos, y que por las características de los casos que fueron denunciados, la Policía piensa que se trata de los mismos individuos.
En ese sentido, en las últimas horas las autoridades policiales incrementaron la vigilancia en el centro de la ciudad, con la finalidad de resguardar el movimiento céntrico que se viene dando en las últimas horas, donde si bien no existe el mismo nivel de tensión que se vive en la vecina orilla, por los saqueos que han dañado la imagen de la población de ese lugar, la Policía salteña reforzó los niveles de patrullaje en las zonas comerciales y anunció que habrá “cero tolerancia con el delito” en esos lugares.
Según comentó a EL PUEBLO el jefe de Policía de Salto, el inspector general retirado, Carlos Ayuto, en el marco de las celebraciones por el Día de la Policía, en el caso de “que haya un intento de movimiento delictivo en nuestro medio, lo cual descartamos en principio que ocurra, no habrá tolerancia alguna con el delito, vamos a actuar como corresponde”, dijo, advirtiendo que la Policía vigilará que el movimiento en las zonas comerciales de la ciudad, “se cumpla sin problemas” para la gente.
VARIOS
En las últimas horas, un hecho de rapiña con ribetes de copamiento, fue denunciado por una mujer de 61 años de edad, por dos hombres armados que ingresaron en forma violenta a una casa donde se encontraba trabajando como cuidadora, donde le robaron hasta la plata del aguinaldo.
El hecho causó mucha preocupación en la Policía, que ese mismo día, se preparaba para el acto formal de celebración en la Plaza de Armas de la Jefatura, y que debía atender con mucha atención este caso.
El asunto ocurrió sobre las dos y media de la tarde, cuando en una casa de la calle Bilbao entre Brasil y 19 de Abril, dos sujetos que andaban en una moto, la que la Policía presume que puede ser robada y que es la misma que se ha utilizado en los últimos días para los distintos hechos delictivos de similares características que se han registrado, se apersonaron en la finca que eligieron como blanco de sus fechorías.
Estando en la puerta, los dos individuos golpearon para que los atendieran y cuando la mujer de 61 años, cuidadora de la dueña de casa, de 91 años de edad y que se encontraba acostada en uno de los dormitorios de la vivienda, fue a atenderlos, los malvivientes ingresaron a la fuerza y uno de ellos apuntó con un arma de fuego a la mujer, exigiéndole la entrega del dinero.
Según pudo saber EL PUEBLO por fuentes de la investigación, fue así que ésta persona, inmovilizada por la amenaza contra su integridad física, les entregó los 3 mil pesos uruguayos que tenía consigo, producto de haber cobrado su medio aguinaldo, y mientras uno de los individuos la apuntaba con su revolver, el otro sujeto recorría las habitaciones y de uno de los tres dormitorios de la finca, robó otros 200 pesos que pertenecían a la mujer de 91 años de edad que se encontraba acostada.
Tras esto, los individuos se llevaron algunos objetos más de la casa, los que fueron denunciados oportunamente ante la Policía por la mujer empleada de la finca y se dieron a la fuga, rápidamente. La denunciante, dijo que uno de los malhechores no dejó de apuntarla con el arma de fuego en ningún momento.
Ayer la Policía, seguía tendiendo redes con la finalidad de lograr aclarar este asunto. Con varios hechos de estas características en su haber en el correr de las últimas horas, la policía está convencida de que se trata de los mismos sujetos que están delinquiendo con un arma de fuego presuntamente robada o comprada a un reducidor (sujeto que vende cosas robadas) y en ese aspecto se encuentran reforzando la seguridad en distintas zonas de la ciudad.
Hace pocos días se había denunciado un caso similar en la calle Yatay, cuando dos individuos con las mismas características que estos delincuentes y también empleando un arma de fuego, le robaron a una mujer de 80 años de edad que estaba en silla de ruedas. Los delincuentes aprovechan la vulnerabilidad de sus víctimas para hacerse de un botín.
LA MOVIDA NAVIDEÑA
Una de las primeras medidas que adoptaron ayer las autoridades, según informaron a EL PUEBLO fuentes de la Policía, fue reforzar la vigilancia en la zona céntrica, debido a que consideran que el grueso de la población se volcará a las calles comerciales, tanto de esta zona como de otros puntos importantes de la ciudad, como el caso de la Zona Este y especialmente el Shopping Center.
Varios de los nuevos agentes que ingresaron en las últimas horas, así como personal de Radio Patrulla y agentes encubiertos, se encuentran trabajando en las zonas mencionadas, para dar con los delincuentes, para evitar así algunos hechos adversos, durante el intenso movimiento que se prevé que se produzca en las próximas horas.
En ese marco, la policía además instó a adoptar medidas de seguridad por parte de la población y de los comerciantes para evitar que se generen inconvenientes.
POCO VISTA
Luego de conocer este tipo de casos y resolver que varios efectivos de distintas dependencias se aboquen a aclarar estos hechos, durante el acto de celebración por el Día de la Policía, el jefe de Policía de Salto, Carlos Ayuto, señaló que es importante “ver el sacrificio que hacen los policías todos los días, con aciertos y errores, pero exponiendo su propia vida y sacrificando mucho más tiempo que el reglamentario para poder ayudar a aclarar casos y combatir el delito”.