Policía y Hospital investigarán para determinar responsabilidades en fallecimiento del detenido

A funcionarios que participaron en su detención y atención del sujeto

Las autoridades de la Policía y del Hospital local, avanzan en una investigación interna en sus respectivas instituciones, con la finalidad de determinar eventuales responsabilidades entre los funcionarios que participaron el pasado viernes 6 de enero, en la detención de Pablo Sequeira, un joven que terminó falleciendo horas después, luego que éste presentara resistencia y se determinara su internación en el ala de psiquiatría, para lo cual se le aplicó un calmante, de acuerdo a lo que pudo establecer EL PUEBLO.

Sequeira comenzó a hacer convulsiones cuando llegó a la sala de internación, ya sedado, y minutos más tarde falleció. Las pericias realizadas por el médico forense del Poder Judicial, habrían determinado que el fallecimiento del detenido fue a causa de la sobre excitación que presentaba esta persona, a raíz del consumo de estupefacientes. Aunque las dudas surgieron, a partir de que la sobre excitación y la consecuente aceleración del ritmo cardíaco habría ocurrido por la detención del mismo en un procedimiento que terminó con violencia.

Hasta el momento no hay nada claro y ahora la Justicia de Feria pretende llevar a cabo una investigación, además de la que internamente opere a nivel policial y del Hospital local.

 7

Couto, Lumillo y Moreira investigan el caso.

LOS HECHOS

La muerte de Pablo Sequeira, un ex recluso de 28 años de edad, ocurrió el viernes 6 de enero por la tarde, una hora y media después aproximadamente de su detención en la esquina de las calles Brasil y Raffo. Allí comenzó la odisea que terminó rato después con un trágico desenlace.

Hacía 20 días que estaba en libertad provisional, luego de tener varios procesamientos anteriores, la mayoría de ellos por hurtos, simples, o agravados y en grado de tentativa. El último había sido por receptación en 2011.

El día de su detención, Sequeira estaba parado en una esquina de la Zona Este cuando fue divisado por un policía que patrullaba el lugar, el mismo le dio la voz de alto y este huyó corriendo.

Rato después, en la esquina de las calles Brasil y Raffo fue detenido inicialmente por dos policías, a los que más tarde se sumaron cinco más para lograr detenerlo. Una vez esto, y en medio de forcejeos, golpes y resistencia para subirse al móvil, el sujeto es reducido y conducido al Hospital local en un convoy de tres móviles.

Al llegar al Hospital, el detenido habría mantenido su conducta de resistencia por lo que fue reducido a viva fuerza por los policías que lo trasladaban, a los que se habrían sumado los funcionarios del Hospital. Para calmarlo, el médico de guardia decidió suministrarle un calmante e internarlo en el ala de psiquiatría, pero el paciente no fue lejos.

Instantes después de haberlo internado, comenzó a tener convulsiones y falleció en el lugar. Allí el operativo de seguridad cambió radicalmente y ahora custodiaban un cadáver que debía llegar a la autopsia en la morgue judicial. 

Al practicarle la autopsia, la médico forense constata rastros de estupefacientes e indica en forma primaria en el dictamen que la aceleración cardíaca producto del consumo de drogas, sumada al comportamiento que tuvo el sujeto a la hora de su detención, habrían dado lugar a un paro cardíaco.

La jueza penal de Feria, Anabel Gatto de Souza, solicitó que se elevaran los antecedentes a su despacho con la finalidad de investigar si caben eventuales responsabilidades a los funcionarios que actuaron en este procedimiento.

INVESTIGAN        

Ocurrido este lamentable episodio, las autoridades de la Policía resolvieron que se comience una investigación administrativa para determinar si los 7 funcionarios policiales que participaron del procedimiento de detención del occiso, mantienen alguna responsabilidad respecto a la muerte de esta persona.

Para esto solicitaron testimonios y tratan de recoger elementos de prueba en los lugares donde estuvo detenido el fallecido, con la finalidad de corroborar el trato que recibió mientras duró su detención.

Por otro lado, fuentes del Hospital local indicaron a EL PUEBLO que las autoridades del principal nosocomio de nuestro medio, comenzarán una investigación administrativa con la finalidad de conocer a cabalidad el procedimiento médico que se llevó a cabo en la sala de emergencias.

Para esto también contarán con los distintos elementos a su alcance como testimonios, filmaciones y parte médico. En los próximos días ambas instituciones decidirán si de las mismas resultan hechos graves, irregulares u omisiones que den mérito a una instrucción sumarial o incluso una posterior denuncia en el juzgado penal.

En tanto, los familiares del detenido fallecido se comunicaron con este diario en reiteradas oportunidades donde aducen que llevarán adelante una denuncia por este caso.