Por ForoRural Sombra y agua: ¿cómo manejarnos frente a una ola de calor?

La situación en la que el animal sale de su rango de confort, debido a la incidencia de factores como la temperatura ambiente, radiación solar (directa o indirecta) y el propio calor corporal del animal como resultado de los procesos de fermentación ruminal, se la denomina estrés calórico.
Estos casos provocan una merma signficativa en la producción y hasta pueden causar muerte de animales en situaciones extremas.
La forma práctica de su observación es a través de la medición del ritmo respiratorio. Un animal en condición de equilibrio térmico respirará a una tasa de 40 jadeos por minuto mientras que animales en condición de estrés calórico duplican y hasta triplican este valor. Es común ver en verano en el campo, animales que en ausencia de sombra y en horas después del mediodía, se ubican en la cercanía de la aguada (bebedero o tajamar) y presentan una respiración agitada. Ello se agudiza si los animales son sometidos a arreo o trabajo en corral, etc.AGRO
Existen varios factores a tener en cuenta a la hora de realizar un manejo adecuado en condiciones extremas y que pueden «comprometer o salvar» gran parte de la producción anual. En la siguiente nota, Bruno Vasquetto nos cuenta qué debemos tener en cuenta en lo que respecta al manejo de los animales y cómo podemos prevenir a futuro mermas en la producción frente a estas adversidades climáticas que cada vez serán más frecuentes.
La sombra y el pastoreo racional en climas templados
En días de calor es importante que los animales sean llevados a las áreas sociales, un lugar dentro del establecimiento el cual deben disponer de sombra y agua fresca, también se les puede ofrecer sales minerales ya que en condiciones de estrés calórico aumenta notablemente la pérdida corporal de determinados minerales.
No importa que durante esas horas en que se encuentran en el área social los animales no coman, de todas formas por el estrés térmico el consumo será muy bajo. Hay que tener en cuenta que los vacunos comen 8 horas por día y no más de eso. Lo que no consumen durante el tiempo que están en el área social, lo consumirán en horas donde esté más fresco, por la mañana, tardecita y noche.
Cuándo hacer el traslado?
El traslado al área social se debe hacer antes que empiece el calor más fuerte, es recomendable trasladarlos desde las 9 o 10 de la mañana hasta las 17 a 18 que es cuando cesa el calor. Nunca hay que esperar a moverlos cuando ya la temperatura es alta.
Estas áreas deben diseñarse sobre montes o cortinas existentes al momento de plantear un proyecto, para tener un lugar a donde ir ante días calurosos. Luego es recomendable también ir forestando gradualmente el campo para poder tener sombra en un mínimo del 30% de las parcelas, con eso será suficiente para poder dar la vuelta sobre parcelas con sombra en épocas de calor.
Si en el campo no existe ningún monte o cortina, lo cual es muy raro, se pueden construir sombras con media sombras del 80%.
Evitar todo tipo de manejo que favorezca al estrés térmico en cualquier especie
Traslados, cargas de hacienda y manejos en corrales son muy perjudiciales ante estos pronósticos. También cualquier manejo o acción que estrese a los animales y los predisponga a sufrir más las altas temperaturas.
Para las ovejas valen las mismas consideraciones que para el ganado vacuno, siendo fundamental no exponerlas a altas temperaturas.
En cuanto a gallinas y pollos además de permitirles el acceso a la sombra, se deberá retirarles el alimento a las 9 de la mañana y volver a suministrarlo a las 17 hs. Ya que al estar «vacíos» se correrá mucho menos riesgos de mortandad. Las gallinas son bastante rusticas al calor, pero los pollos parrilleros especialmente los de más de 45 días de edad son sumamente delicados. Ante situaciones de emergencia también se los puede mojar o poner un regador que haga de lluvia sobre las aves. Pero con el ayuno y la sombra suele ser suficiente.
Aunque haya trabajos o cargas programadas ante pronósticos de temperaturas tan elevadas como las que vivimos estos días, se debe priorizar el bienestar de los animales, siempre se puede reprogramar una tarea para evitar los riesgos que suponen estas tareas en días de alto calor.
Sin dudas estos eventos de temperaturas extremas serán más frecuentes a medida que avance el cambio climático, por lo que ir plantando árboles en los campos será clave en vistas al futuro, no importa que no los vea usted, pero sus hijo, los animales y el ambiente lo disfrutaran.