“Posiblemente no lleguemos a los cinco años, pero vamos a recuperar gran parte de la ciudad”

Es conocida la situación de emergencia en la que están las calles de la ciudad, según lo manifestado por los propios jerarcas municipales. Ante esto, recientemente el sindicato de trabajadores municipales presentó al intendente Lima una propuesta para tratar de revertir esta situación, la que fue aceptada por el gobierno. Para conocer detalles de qué trata la propuesta, EL PUEBLO dialogó con el presidente en ejercicio de ADEOMS, Mario Martínez.
- ¿Está de presidente interino del gremio?mario martinez
– Si, por el momento. Estaremos unos días en la presidencia por la ida del compañero Juan Carlos Gómez a Cuba para un curso de capacitación sindical. Así que me tocó asumir el cargo y junto a los compañeros estamos tratando de ir llevándola, no es fácil pero la estamos peleando.
- ¿A qué se debió que el gremio tomara la postura de elaborar un plan de arreglo de calles y presentársela al intendente?
– No es que elaboramos ahora ese proyecto, hace tiempo que se le venía planteando al gobierno departamental que había que encarar el arreglo no solo de las calles sino también el sistema de trabajo en general que se venía haciendo, hacerlo de otra manera. Es por eso que lo primero que le planteamos fue el tema de la organización, que es más que importante. Vimos que la falta de organización en los distintos sectores era importante. Nosotros como sindicato, y no por ser cogobierno, que es algo que queremos que quede bien claro, no queremos tomar el toro por las guampas sino solo poner nuestro granito de arena, aportar con el conocimiento porque somos unos cuantos compañeros que hace tiempo que estamos, lo que nos sirve como base por la experiencia que hemos ido adquiriendo. Esa experiencia nos ha permitido conocer en gran parte el funcionamiento de la intendencia, es por eso que tratamos siempre de aportar. Más en esta situación en la que está la intendencia hoy.
- ¿Ustedes entienden que hay sectores de la intendencia que están desorganizados?
– Claro que sí. Después que ingresa el gobierno del Frente Amplio con una situación en la que unos compañeros quedaron sin trabajo, quedó la intendencia bastante desmantelada, donde también se vieron algunas realidades, como el ingreso de funcionarios en su momento que no fue por necesidad de los servicios sino por amiguismo político. Entonces, eso llevó a que en algunos sectores había muchísima gente y en otros sectores faltaba gente, como hasta el día de hoy que eso sigue vigente. Porque hay gente, por ejemplo, que ingresó como administrativo y no sabe ni agarrar una computadora.
- Por otro lado, han estado los retiros incentivados que se han dado en varios gobiernos, ¿no llevaron a que se fuera gente con experiencia y no quedara gente capacitada para preparar u orientar a los que ingresaban?
– Si, no solo por el tema de los incentivos, también la falta de capacitación, de tener un sistema de poder organizar a aquellos compañeros que tienen alguna experiencia y conocimiento en las tareas diarias e ir preparando a compañeros jóvenes. Por eso estamos planteando constantemente el tema de la capacitación, de los recursos, el respeto a la carrera de los funcionarios.
- Hoy lo más visible y cuestionado tiene que ver con la recolección de la basura, los pozos en las calles y con el alumbrado público…
– Los ómnibus también…
- Bien, y los ómnibus. ¿La gente se enoja y reclama a los trabajadores?
– Nosotros vemos que la gente reclama servicios, es una realidad, yo como contribuyente voy a exigir al gobierno departamental que hoy los servicios que de alguna manera estoy pagando, como la recolección, alumbrado público, los ómnibus, los baches en las calles y demás, y exijo con propiedad. El gran tema acá es cómo, hoy por hoy en la situación en la que está la intendencia, pueda definir esta situación. Nosotros vemos que el trabajador a veces es el primero que se encara con la gente porque a las siete de la mañana uno se levanta y es al trabajador de la intendencia al primero que ve y ya le plantea el estado de las calles. A veces la gente ve a una cuadrilla de 4 o de 5 donde uno trabaja y los otros no, pero la realidad detrás de todo eso no es que los trabajadores que no hacen nada sean unos vagos sino porque solamente hay una máquina o una herramienta para uno solo y los otros no pueden hacer otra cosa que mirar. Esa es la realidad, por eso estamos exigiendo continuamente la inversión real en los distintos sectores en herramientas, maquinaria.
- ¿En qué consiste la propuesta que le hicieron al intendente sobre bacheo de pozos?
– Hace tiempo veníamos tratando que el gobierno departamental entendiera cuál era la visión de los trabajadores en este aspecto, donde veíamos que se venía haciendo un trabajo, el gobierno departamental accionó un mecanismo poniendo en los sectores de trabajo gente capacitada como cargos políticos, técnicos como un ingeniero vial que hoy tenemos en el Gramon, por ejemplo. Hacer un trabajo para salir a dar la cara a una situación que cada vez se agravaba más. El trabajo que se hizo, viendo la situación y quizás medio a las apuradas, sumado a los nervios de los accidentes que se vienen registrando por este motivo, ya que tapar los pozos es sacar el peligro de las calles.

Se estaba trabajando con un material que se llama limo, que es el polvo que todos vieron que voló por todos lados con altas temperaturas y el polvo era constante. Eso, de alguna manera, salvaguardaba una cosa pero también te llenaba la casa de polvo, pero además, venía luego cualquier lluvia y lo arrastraba todo, y lo que se avanzaba en tres o cuatro meses, se retrocedía todo. Nosotros como trabajadores no queríamos seguir haciendo eso porque la gente reclamaba porque la lluvia sacaba todo.
Entonces, lo que estamos pidiendo, es hacer un trabajo real del bacheo como siempre hicimos pero además, exigiendo condiciones, como herramientas, maquinaria. Hoy, por ejemplo, tenemos unas cuantas retroexcavadoras para salir con las cuadrillas para trabajar en el bacheo, pero además, tenemos que contar con materiales verdaderos, como el balastro de cantera, que en el Barrio Artigas hay una cantera con un balastro fino y grueso donde hacés un trabajo de afirmado del bache, y eso lleva un proceso. Se le da ese afirmado y en menos de 72 horas hay que ir a cubrirlo porque si no, es lo mismo que la nada. Pero haciendo ese trabajo, para nosotros es una garantía. Después venir con un material asfáltico real, no como con el que se está trabajando. Ahora empezaron a trabajar con un material que nosotros planteamos. Pasa que se estaba trabajando con un material caliente, el RC2, que es un material que de alguna manera es de desperdicio que utiliza ANCAP para dar a toda aquella empresa que trabaja con asfalto. Pasa que acá lo trabajaban porque tenemos dos camiones de temperatura que trabaja con ese material caliente, pero pasa que nosotros no tenemos la infraestructura para poder trabajar con ese material.
- ¿Por qué?
– Porque ese material requiere un secado, como cuando trabajás con piedra triturada como se viene haciendo. Pero somos conscientes que eso no da un buen resultado porque no perdura en el tiempo. Arreglás el tema por unos días y después a los días volvés a tener el pozo. Lo que hoy estamos pidiendo, y que se está ejecutando ahora, es trabajar con un material que nos permita utilizar materiales húmedos, como el bitafal, que para nosotros es un material que nos dio buen resultado en momentos de lluvia, donde se puede trabajar con un poco de humedad y le da un resultado distinto.
- ¿Y por qué la intendencia no estaba haciendo esto que ahora ustedes plantearon y que ya se había hecho en gobiernos anteriores?
– Primero que nada por la situación financiera de la intendencia. Somos conscientes que un buen material real asfáltico sale bastante plata. Se venían tapando los pozos con limo porque la intendencia tiene una cantera de limo, que es propia. Pasa que el resultado que se esperaba no se dio. El resultado que nosotros queríamos como trabajadores era empezar a trabajar en un proceso capaz más lento. Somos conscientes que esta situación no la vamos a poder solucionar totalmente en los 5 años de este período, pero gran parte sí.
Donde más se necesita es donde se ve las calles donde hay más tránsito, donde vemos también que es importante por donde pasa la línea de ómnibus, porque hoy tenemos una flota de ómnibus que se está destruyendo constantemente por la situación de las calles y lo que implica el gasto continuo en el arreglo de los mismos.
- ¿Qué opina de la privatización que viene realizando la intendencia en este tema del bacheo de las calles?
– Estamos en contra de la tercerización porque somos conscientes que tenemos compañeros capacitados, que tienen la experiencia y podemos hacer varios trabajos. El tema es que hoy en algunas cosas no podemos salir a dar la discusión como queremos porque hay muchas otras cosas que no tenemos. Tenemos personal pero no tenemos maquinaria para tapar todos los frentes. Somos conscientes que algunos trabajos, por esta situación en la que está la intendencia, tienen que salir a trabajar las empresas privadas por esa realidad, por eso nosotros constantemente exigimos inversión en tiempo y forma para luego nosotros mismos como municipales poder hacer el trabajo.
- De comenzar a aplicarse el plan planteado por ADEOMS, ¿puede ser que me haya dicho que ni en cinco años se arregla el problema de los pozos?
– Ya empezó el trabajo, pero nosotros ya veníamos conversando con el jefe comunal y su equipo de gobierno sobre este sistema que queríamos, con compañeros que se les diera el respaldo por la experiencia y conocimiento que no estaban siendo tomados en cuenta, por ejemplo, el “Gaucho Sagardía”, que hace un montón de años que está ahí y todos nosotros aprendimos con él. Él ahora es el jefe de la parte de bacheo del Gramon. Sagardía venía planteando el sistema del que hablamos porque como bien sabemos, en esto no hay mucho invento para hacer. Hubo otros tiempos dentro de gobiernos departamentales anteriores que el bacheo se hacía y no teníamos estas situaciones. El tema pasa también por el mantenimiento, porque se pueden regularizar todas las calles de Salto, las dejamos impecables, pero si no se las mantiene, es imposible, y eso fue lo que pasó, no se mantuvo y entonces llevó a esta situación, que hoy es dificilísimo poder hacer lo que no se hizo en cinco o en cuatro años, hacerlo hoy de un día para el otro. Va a llevar un tiempo, pienso que trabajando con este sistema, posiblemente no lleguemos a los cinco años, pero vamos a recuperar gran parte de la ciudad.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...