Precipitaciones registradas en los últimos dos meses no han alcanzado promedios históricos, pero revirtieron el déficit de lluvias

Bimensualmente el Instituto Plan Agropecuario elabora un informe sobre la situación agropecuaria nacional. En lo que refiere a la regional litoral norte (Artigas, Salto y Paysandú), el informe correspondiente al período comprendido entre el 15 de abril y el 15 de junio indica que las precipitaciones registradas en los últimos dos meses si bien no han alcanzado los promedios históricos, fueron suficientes para revertir el déficit de lluvias de marzo y principios de abril. La situación al final del bimestre en cuestión fue algo diferente en el departamento de Paysandú, ya que no se han registrado lluvias, existiendo actualmente una creciente preocupación por parte de productores agrícolas y de aquellos que han instalado pasturas y verdeos de invierno.
AGUADAS
Existen pocas situaciones aún complicadas, pero en general las lluvias ocurridas durante el mes de mayo han normalizado la situación tanto de aguadas naturales como de tajamares. En Paysandú hay algunas zonas donde las aguadas artificiales y naturales de menor cauce, aún no se repusieron de forma satisfactoria, presentando una menor capacidad de aporte.
PASTURAS NATURALES
En el mes de marzo, el crecimiento para el Basalto fue un 15% menor al promedio, acentuándose este descenso en abril (28% inferior) y manteniendo la misma tendencia en mayo (22 %). En el departamento de Artigas ésta disminución no fue tan marcada como en el departamento de Paysandú.
A nivel de campo, se observa una gran diversidad de situaciones prediales en cuanto a la disponibilidad de forraje en los mismos.
En términos generales, la oferta de forraje es aceptable para la época, la misma está determinada por la acumulación importante registrada en el verano anterior.
En cuanto a la calidad del forraje, en concordancia con lo anterior, se puede calificar como de media a baja. Cabe señalar, no obstante, que hasta mediados del mes de junio, no se registraron en la región episodios de heladas agrometeorológicas importantes.
PASTURAS MEJORADAS
El comportamiento de las pasturas en general, ha sido reflejo de las precipitaciones registradas en el período.
Luego de las lluvias de mediados de abril, se observó un excelente rebrote de praderas y mejoramientos, que fueron utilizados en los predios. Sin embargo, en Paysandú, se observa que el rebrote está siendo muy lento debido al déficit hídrico registrado, lo que provocó el consecuente retraso en el retorno al pastoreo.
PASTURAS ARTIFICIALES (PRADERAS)
Las praderas permanentes han tenido un rebrote otoñal tardío por la falta de lluvias tempranas. Las praderas sembradas este año se sembraron más tarde con implantaciones buenas en general y recién en estos días se puede evaluar su implantación. Los mejoramientos extensivos y praderas de más de un año han sido difíciles de limpiar luego de una gran acumulación de pasto debido al buen clima durante primavera y verano pasados.
VERDEOS
En algunos casos donde se logró implantar los verdeos temprano en el otoño (principio de marzo), se está finalizando el primer pastoreo. Dichos verdeos tuvieron buen aporte de materia seca. Los verdeos que se sembraron tardíamente, en general están logrando buenas implantaciones.
VACUNOS DE CRÍA
Los resultados de los diagnósticos de preñez han sido variados de acuerdo a los manejos realizados. Los pesos de los terneros son algo superiores a lo normal gracias a la buena primavera y verano, además los destetes se han retrasado en general, lo que repercutió negativamente en el estado corporal del rodeo de cría.
Las vacas destetadas están pasando el invierno de buena manera debido a que en general existe disponibilidad de pasto en los campos.
También se debe destacar, que existen situaciones prediales donde se observa animales con menor condición corporal.
En Paysandú, según veterinarios del departamento, el porcentaje de preñez sobre una muestra de aproximadamente 21.500 vacas, fue de 79%. Este valor es un 5% superior al promedio nacional.
RECRÍAS
Se ven tanto situaciones de potreros con poca disponibilidad como de potreros con pasturas viejas, lo que justifica la suplementación estratégica de estas categorías con el objetivo de obtener ganancias moderadas durante el invierno.
Los productores están realizando suplementaciones con afrechillos, núcleos y sales proteicas en esta categoría. Se están registrando en algunas zonas del departamento de Artigas graves problemas de garrapata debido a la resistencia adquirida por parte del parásito a por lo menos 5 principios activos. Se están teniendo pérdidas muy importantes en algunos predios de dicho departamento.
OVINOS
Los ovinos en general presentan una buena situación productiva. El estatus sanitario es bueno, con una marcada disminución de problemas de parasitosis interna.
El mayor desafío consiste en lograr mantener esta situación, en función del avance de la gestación de los vientres.
Se espera a partir de la primeras semanas de julio, el comienzo de la esquila preparto. Cabe recordar que la misma deberá hacerse al menos 30 días de la fecha prevista de parición, con peine R13 (1 cm de lana) y tener un potrero con buena disponibilidad de pasto.
En cuanto al engorde de corderos, reflejando la situación descripta anteriormente de las pasturas, se ha retrasado.
AGRICULTURA
En el caso de Trigo, se verifica en el departamento de Paysandú una muy significativa caída en el área sembrada del cultivo.
Respecto a la Cebada, se estima que el área de siembra es muy similar a la del año anterior.
En relación al estado actual de los cultivos de Trigo y Cebada, se observa que en aquellos casos de siembras realizadas a mediados de mayo, están significativamente mejor que las concretadas en junio.
A estas últimas, las está afectando la falta de lluvias de los últimos 20 días, ya que se encuentran en las etapas de desarrollo iniciales, siendo por tanto más sensible a este fenómeno.
LECHERÍA
En la región, al igual que en el resto del país, los tambos continúan atravesando una coyuntura muy complicada desde el punto de vista productivo y económico-financiero.
No obstante ello, los niveles de remisión a Planta son similares a los del año anterior.
Las dificultades están asociadas al mayor costo de producción (uso de reservas y concentrados), ajustes a la baja en el precio del producto y aumento en los costos en los insumos (los dolarizados).
Además, el aporte de verdeos y pasturas sembradas, está siendo afectado por la falta de lluvias de las últimas semanas.
MERCADOS
El precio de los cereales y oleaginosos registró una disminución importante, situación que está llevando a que productores y tenedores de tierra se encuentren renegociando los contratos de renta buscando un nuevo equilibrio. Esto tiene repercusión en el precio de las rentas ganaderas.
Los valores de las haciendas en general tuvieron una leve tonificación con respecto a los meses anteriores.