Pretenden alojar reclusas mujeres en la chacra de la cárcel y descomprimir superpoblación en el recinto

Cambiarán las instalaciones eléctricas como mejora edilicia

La situación carcelaria se ha tornado un asunto preocupante en todo el país y Salto no es ajeno a esta problemática, sobre todo luego que el invierno ha recrudecido y se hace más intensa la necesidad de contar con más recursos para atender a la población reclusa y poder brindarle al menos lo necesario, para evitar males mayores.

Es que la cárcel local, construida en 1970 para albergar a unos 80 reclusos, no ha tenido grandes cambios en infraestructura desde ese momento hasta entonces, y actualmente aloja a unos 183 presos, entre los que deben incluirse 17 personas que están recluidos en una chacra lindera al edificio central y la cárcel de Mujeres, que consta de un solo pabellón para alojar a 4 reclusas y hoy concentra a 16. Si bien la situación de alerta ya está planteada entre las autoridades locales, lo que se planean son nuevas estrategias de trabajo en función de la coyuntura con la idea de poder abatir al corto plazo esta situación. Sin embargo, más allá de las redistribuciones que puedan plantearse, los altos mandos policiales sólo esperan tomar medidas si la situación pasa de grave a caótica. Asimismo, fuentes policiales consultadas por EL PUEBLO revelaron que uno de los planteos que han surgido en las últimas horas para ir tendiendo a solucionar el problema de la superpoblación en la cárcel de mujeres de Salto, es descongestionar a la misma creando un ala para reclusas femeninas en el pabellón que está ubicado en la chacra policial, aunque la escasa vigilancia hace dudar que se concrete esta hipótesis.

Además, tras el dramático episodio ocurrido en la cárcel de Rocha tiempo atrás, donde doce reclusos perdieron la vida y varios más resultaron heridos, luego de desatarse un incendio en uno de los pabellones de ese centro penitenciario, el hecho operó como un disparador en las altas esferas del gobierno y derivó en un rápido accionar por parte de las autoridades ministeriales, que en pocos días enviarán técnicos electricistas para renovar las instalaciones de la cárcel local, luego de que estos mismos terminen sus tareas en la trágica cárcel de Rocha.

DUDAS

El pabellón que alberga 17 reclusos que está ubicado en la chacra policial no es para cualquiera. Los internos que son derivados al mismo pasan primero por una Junta de Selección que es encabezada por el Jefe de Policía y es en todos los casos, el que tiene la última palabra.

En ese lugar están alojados los reclusos que no tienen un perfil criminal y que están pagando prisión por delitos culposos, tal es el caso de los que han sido imputados hechos de accidentes de tránsito graves, o reclusos de baja peligrosidad y de alta confianza de las autoridades carcelarias por su buen comportamiento interno y aptitudes para el trabajo, así como también aquellos que no están cumpliendo delitos graves, entre otros.

Pero por el momento, todos los que están alojados en ese lugar son hombres, y la custodia por las noches es de un solo policía. El predio de la chacra es importante y la idea es no mezclar por el momento a las reclusas mujeres con los hombres.

Empero, una de las hipótesis que habían surgido en el seno del Comando de la Jefatura de Policía, era la posibilidad de poder crear un ala dentro del pabellón de la chacra policial, en el que se albergaran a mujeres reclusas y así poder descomprimir la situación de superpoblación carcelaria que se está dando en la Cárcel femenina.

Es que el recinto, fue concebido teniendo en cuenta la baja cantidad de mujeres procesadas con prisión que promediaba cada año en Salto y por este hecho, fue que se reacondicionaron los fondos de la Seccional Cuarta de Policía, donde en un solo pabellón se esperaba alojar como máximo entre 4 y 5 reclusas. Incluso teniendo en cuenta que la ley penitenciaria permite que las internas que tienen hijos menores de 3 años de edad puedan convivir con ellos en reclusión hasta esa edad.

Pero las circunstancias han cambiado y este año hubo un disparador, donde en forma inédita Salto cuenta con 16 mujeres presas, un 10 por ciento del total de la población carcelaria local, las que han sido procesadas en su mayoría, por tráfico de drogas. A esta situación, la Jefatura de Policía, de quien depende la cárcel, deberá brindarle una solución al corto plazo.

TRABAJOS

Desde que ocurrió la tragedia en Rocha, donde 12 reclusos perdieron la vida y al menos otros 19 resultaron heridos, la clase política ha adoptado medidas de mayor interés hacia el sistema carcelario. Una de ellas, ocurrió en el Senado de la República, donde se aprobó la ley de emergencia carcelaria.

El otro supone una serie de medidas para mejorar las condiciones de distintas cárceles de la ciudad. Actualmente y a raíz de lo sucedido en el este del país el Ministerio del Interior envió a un grupo de electricistas a trabajar en las instalaciones del recinto carcelario donde ocurrió la tragedia.  Según informaron a EL PUEBLO fuentes policiales, éstos, una vez que terminen sus trabajos en el lugar, vendrán a reacondicionar en la cárcel de Salto, todas las instalaciones eléctricas, como una señar de ir mejorando paulatinamente la infraestructura del lugar.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...